El Tribunal Supremo plantea criterios feministas para la creación del tejido universitario

24 de octubre de 2019.

Por Redacción AmecoPress

Madrid | Estado Español | Política y género | Empleo | Empleo y género | Educación | Legislación | Legislación y género | Comunicados | Políticas de Igualdad | Brecha salarial





Madrid, 24 oct. 2019. AmecoPress.- El Tribunal Supremo considera “objetivo y razonable” que la Universidad Autónoma de Madrid introdujera una variable de género para elegir los departamentos universitarios donde se crearían las nuevas plazas de cátedra. Un gesto en pro de la igualdad en la estructura universitaria.

La intención de la UAM no era discriminatoria y la Sala de lo Contencioso-administrativo del TS no cree que ese nuevo criterio suponga infracción o lesión de derechos fundamentales como la igualdad, el mérito y la capacidad. Es una cuestión que atañe al derecho fundamental a la autonomía universitaria.

Seleccionar departamentos o áreas de conocimiento donde crear 22 nuevas cátedras por promoción interna, dependería, según la UAM, de cuatro criterios. La experiencia investigadora, la docente, y la antigüedad en la acreditación ya existían. El nuevo criterio feminista determinó una asignación de puntos en función de la infrarrepresentación o no de las catedráticas.

En la segunda fase, se aprobaría la convocatoria del concurso para cubrir cada una de las concretas plazas creadas. La única ventaja que trae esta decisión, remarca el TS, es que “donde no haya ninguna catedrática, o tenga un número reducido de éstas, hay más posibilidades de que se cree allí una cátedra, a la que posteriormente concurrirán en igualdad de condiciones los profesores y las profesoras”. El proceso de selección para la plaza se desarrollará “con estricta observancia de la igualdad, el mérito y la capacidad”.

El órgano judicial insiste: no es tanto discriminación positiva porque “no se confiere preferencia a la mujer, como colectivo tradicionalmente preterido. Ni tampoco se trata de atribuir puntos, insistimos, a la candidata del sexo infrarrepresentado, frente a un competidor del sexo opuesto”.

Pilar Teso ha sido la magistrada que transmitía la sentencia: se intenta “evitar el crecimiento de la “brecha de género en la universidad española”. Datos del del Ministerio de Educación y Ciencia indice que, durante el periodo 2014-2015, de un total de 10.234 profesores catedráticos integrados en el personal docente e investigador de la universidad española sólo el 20.8% son mujeres”.

Estado Español - Comunicados - Legislación - Legislación y Género - Política y género - Políticas de Igualdad - Empleo - Empleo y género. 24 oct. 2019.