Presentación del Proyecto NEO

La carga psicológica de los cuidados sigue siendo responsabilidad de las mujeres

24 de octubre de 2019.

Por Carolina Domínguez González-Besada

Economía | Madrid | Conciliación | Feminismo | Encuentros y Jornadas



Para los hombres cuidar no tiene coste en sus carreras profesionales. Las mujeres que cuidan si pagan un peaje: menos promoción laboral y menos formación. Esta es una de las conclusiones del estudio realizado por la Fundación Cepaim


Madrid, 24 oct. 19. AmecoPress.- «La carga psicológica de los cuidados, de organizar el trabajo en casa, sigue siendo de las mujeres. Ese es el cambio de mentalidad real que aún nos queda por lograr. Es el gran salto que quedaría por hacer». Esta es la conclusión más importante que Bakea Alonso, coordinadora Área de Igualdad y no discriminación, y todo el equipo de la Fundación Cepaim extraen del Proyecto NEO, al cual llevan entregados los dos últimos años y que van a presentar mañana, 25 de octubre, en el Espacio de Igualdad Elena Arnedo de Madrid.

«Realmente el rol de proveedor y de hombre que trabaja fuera de casa está cambiando, aunque menos de lo que nos gustaría. Pero a la hora de organizar o pensar en todo lo que hay que hacer en el día a día de la familia, esta función siempre es responsabilidad de ellas y el agotamiento psicológico que eso acarrea sigue sin ser compartido los hombres». Esto es lo que Bakea Alonso destaca como lo más importante que han aprendido las feministas de esta organización tras realizar la investigación: «Masculinidad, cuidados, empleo y corresponsabilidad», que estuvo coordinada por el antropólogo y experto en masculinidades y paternidades positivas, Ritxar Bacete.

«La brecha de participación en los cuidados entre hombres y mujeres es del 25%»

«Para los hombres cuidar no tiene coste en sus carreras profesionales. Las mujeres que cuidan si pagan un peaje: menos promoción laboral y menos formación». «Los hombres que cuidan recurren con mayor frecuencia que las mujeres a servicios y recursos externos». «La brecha de participación en los cuidados entre hombres y mujeres es, todavía, del 25%». Estos son algunos de los resultados extraídos de la investigación con la que querían averiguar lo realmente implicado que está el género masculino en la conciliación familiar.

Desde Cepaim son conscientes de que para que el feminismo avance en la dirección adecuada y consiga realmente que la sociedad en la que vivimos vaya hacia un cambio duradero, este reto no puede estar solo en las manos de las mujeres. «Un día fuimos conscientes de que no es suficiente trabajar solo con mujeres como lo estábamos haciendo hasta el momento, sino que también hay que implicar a los hombres», afirma Bakea. El proyecto NEO amplia la visión de lo que se ha entendido hasta la fecha por la aplicación de la perspectiva de género, dando una mirada que implica también a los hombres y la construcción de las masculinidades.

«A los hombres casi que les da vergüenza decir que van a coger el permiso de paternidad»

Junto con esta investigación, también se van a presentar dos guías de gran importancia para la implicación de los hombres en el trabajo por la igualdad. «Los hombres en las políticas de igualdad en las empresas: presencia y ausencia», elaborada por Ana Fernández-Salguero Mejías, es una de ellas. Lo que Cepaim quiere conseguir es que las empresas los incluyan a ellos en las medidas que puedan llevar a cabo para lograr una igualdad real entre sus paredes, presentar experiencias de empresas que están estableciendo medidas dirigidas a los hombres y, al tiempo, orientar a otras que se encuentren en el camino. «A los hombres casi que les da vergüenza decir que van a coger el permiso de paternidad. Y sí, están muy bien las políticas de conciliación, pero no es lo único que las empresas pueden hacer por la igualdad. Estas políticas no están considerando que los hombres tengan que hacer algo», afirma Bakea convencida de que ellos tienen que ser parte del cambio para conseguir una sociedad feminista.

La otra guía que se presentará mañana tiene como nombre «Vístete despacio, ¡qué tenemos prisa!: Claves para el trabajo con hombres y masculinidades como estrategia para el logro de la igualdad», elaborada por Bakea Alonso Fernández de Avilés y Ángela López Ramos. Con ella han querido elaborar un texto al cual las empresas puedan acudir a la hora de tratar conceptos tan nuevos como las nuevas masculinidades. «Hay que ir con calma porque se puede meter la pata a la hora de tratar conceptos nuevos y desconocidos para muchas personas. Ahora mismo hay pocos recursos económicos dedicados a estos temas y queremos que los inviertan bien», destaca Alonso. Esta guía puede servir de ayuda a aquellas empresas que puedan estar un poco perdidas.

Una jornada enfocada también a lo práctico

Tras estas dos presentaciones las personas asistentes tendrán la oportunidad de participar en varios talleres prácticos. «Queríamos enfocar la jornada a lo práctico, porque lo teórico consideramos que ya está más que aprendido». La coordinadora del Área de Igualdad tiene claro que la práctica cala más que escuchar charlas sin descanso, por eso todas aquellas que quieran podrán ser parte de talleres como: “-(DES) Aprendiendo a ser (B)Hestia: Hombres que cuidan (Acción teatral)”; El príncipe destronado: poder y privilegios: Hombres que renuncian (Taller reflexión-acción); No es papel mojado: propuestas y reflexiones de futuro para cuidar, renunciar y practicar la igualdad. (Visual thinking) o, por último, MR Proper y la prueba del algodón : Hombres que practican (Creación audiovisual).

Una jornada que seguro será una experiencia de aprendizaje para todos y todas aquellas que quieran asistir.

Foto: Archivo AmecoPress.

Economía – Encuentros y jornadas – Conciliación – Feminismo. 24 oct. 19. AmecoPress.