5 de octubre

‘Es hora de que me creas’

19 de septiembre de 2019.

Por Gloria López

Madrid | Estado Español | Violencia sexual | Feminismo | Encuentros y Jornadas



Amnistía Internacional organiza una Jornada sobre la violencia sexual en España


Madrid, 19 sep. 2019. AmecoPress.- “La violencia sexual se trata igual que si te hubieran robado un móvil. A veces la condena no es tan importante como el trato que han sufrido las mujeres durante el proceso judicial. El cien por cien de las mujeres no volvería a denunciar…” Es el testimonio de una abogada penalista experta en violencia sexual que Amnistía Internacional recoge en su Informe “Ya es hora de que me creas. Un sistema que cuestiona y desprotege a las víctimas”, publicado en noviembre de 2018. El próximo 5 de octubre, en colaboración con distintas organizaciones feministas, Amnistía Internacional celebrará una jornada en la que, además de dar a conocer la desprotección social e institucional generalizada y mostrar diferentes contextos de violencia sexual a los que se enfrentan las mujeres, se compartirán experiencias y alternativas para cambiar la situación. La jornada, abierta al público, es en Madrid, en el auditorio de Media Lab Prado (calle de la Alameda, 15, Madrid), de 10 a 17,30 horas.

Las mujeres violadas no son creídas. Lo demuestran varios estudios, como el mencionado de Amnistía Internacional. También ha inspirado libros y hasta series, como ‘Creedme’, un valioso relato que desmonta las inercias que prevalecen cuando se denuncia un caso de violación.

Pero es necesario mapear y profundizar en las variables jurídicas, policiales, sociales y culturales que propician que la mayor parte de las mujeres víctimas de violencia sexual encuentren muchos obstáculos para ser creídas. Entre otras cosas, por el peso de los estereotipos.

No todas las víctimas de violación reaccionan igual y en consecuencia su comportamiento no puede utilizarse para desmontar su testimonio. Pero se hace. Existe una concepción de víctima ideal que lleva a suponer que tiene que ser una mujer absolutamente hundida, que no para de llorar, que se mantiene encerrada y que no puede rehacer su vida. Eso es partir de una visión del mundo en la que lo peor que te puede pasar en la vida es que te violen. Sin embargo, una violación no es un hecho tan excepcional, si tenemos en cuenta que en Europa se estima que una de cada cinco mujeres va a sufrir una violación a lo largo de su vida. Por tanto, la violencia sexual está en nuestro entorno y absolutamente naturalizada. Además, hay mecanismos psicológicos que están diseñados para sobreponernos, por lo que es habitual que una mujer que ha sufrido violencia sexual pueda tener una actitud de fortaleza y búsqueda de justicia y eso no significa que está mintiendo.

Con la campaña #NoConsiento Amnistía Internacional denuncia el camino lleno de piedras al que se enfrentan las mujeres que sufren una agresión sexual y reclama a las administraciones públicas que resuelvan los fallos detectados en el tratamiento a las víctimas durante todo el proceso, policial, sanitario, judicial, así como la falta de reparación.

Los delitos de violación cuentan con un alto porcentaje de impunidad. Al contrario de lo que dictan los estereotipos, en este caso los asociados a los violadores, la mayor parte de ellos son del entorno cercano, es decir, no responden a la imagen de violador en serie, que espera a sus víctimas con una navaja en el portal. Los violadores no responden al cliché. Lo que hay detrás de un violador es una construcción cultual y social que entiende que las mujeres están a su servicio, no solo para extraerles placer, sino para quebrarlas, es una relación de poder.

Un camino de piedras

Sin duda, es posible arropar a la víctima y a la vez respetar la presunción de inocencia del acusado. Lo que resulta llamativo es que todavía las instituciones públicas no sepan y no implementen metodologías, basadas en aportes de expertas, que permiten que esto sea garantizado con precisión. Los testimonios de las víctimas se pueden verificar, con tiempo. Está demostrado que si se trata con cuidado a las víctimas, tenemos muchas más posibilidades de encontrar a los verdugos con menos margen de error. Sin embargo, seguimos encontrándonos con que las mujeres aseguran que es peor el proceso de denuncia que el hecho en sí. “Sufrir una violación es algo que ninguna mujer debería vivir. Pero el trauma no acaba aquí. Continúa cuando los prejuicios, los estereotipos y la violencia institucional se ceba con ellas. Un camino lleno de piedras en el que al final, muchas víctimas son tratadas como culpables”, denuncian desde Amnistía Internacional.

Sobre todos estos temas dialogarán el próximo 5 de octubre distintas organizaciones feministas: Asamblea Feminista, Generando Red contra las violencias machistas, Plataforma Estambul Sombra, AIETI, Red de Mujeres Latinoamericanas y Caribe. La jornada, abierta al público, es en Madrid, en el auditorio de Media Lab Prado, Calle de la Alameda, 15, 28014 Madrid, en horario de 10 a 17,30 horas.

Programa

10:00 – Registro de asistentes

10:30 – Apertura y presentación de la Jornada

10:40 - Panel 1: Identificamos el problema.

• Presentación del Informe “Ya es hora de que me creas” Un sistema que cuestiona y desprotege a las víctimas. Virginia Álvarez – Investigadora del Informe.

• Conclusiones del Informe Estambul Sombra a Grevio sobre violencia sexual. Virginia Gil - Plataforma Estambul Sombra.

Coloquio: 45 minutos.

12:00 - Pausa

12:15 - Panel 2: La violencia sexual en diferentes contextos.

Enfoque interseccional y contextualizado. Se presentan tres ejemplos:
• Mujeres migrantes trabajadoras domésticas. Son cuidadoras y al mismo tiempo dependientes, subordinadas al empleador como mujeres, como migrantes, como trabajadoras “intercambiables”. La violencia sexual encapsulada en el espacio privado. Ángela Botero Pulgarín - Red de Mujeres Latinoamericanas y del Caribe en España.

• Mujeres con discapacidad intelectual. Este grupo comparte con el ejemplo anterior la subordinación, en este caso al poder del cuidador, y la invisibilidad del abuso en el espacio privado. Cristina Paredero Morato – Plena Inclusión.

• Mujeres jóvenes y redes sociales. La violencia sexual penetra en un contexto nuevo. Frente a los anteriores ejemplos, aparece en un espacio público “transparente” en el que se anula la privacidad. Rebeca Álvarez López - Fundación Luz Casanova.
Coloquio 45 minutos

13:45. Fin de la sesión matinal.

15:15 - Actuaciones integradas/buenas prácticas

A partir de las barreras sociales e institucionales constatadas, debatiremos sobre las posibles soluciones y ejemplos de buenas prácticas:

• Marco de intervención integral. Un ejemplo de buena práctica. Nerea García Llorente - Generando Red contra las violencias machistas y Asamblea Feminista de Madrid.

• Coordinación sectorial e institucional. Debate sobre los ámbitos institucionales implicados:
Marta Fernandez Ulloa – Policía
Juan Carlos Diezma – Sanidad
Ruth García Martín – Valoración Forense
Carla Vall i Duran – Justicia
Presenta y dirige el debate Amaya Larrañeta – Periodista.
Coloquio 45 minutos.

17:15 - Cierre de la Jornada

Foto: AmecoPress y cedidas por AI

Estado español – Encuentros y jornadas – Feminismo – Violencia sexual. 19 septiembre. 19. AmecoPress