Entrevista reportajeada a cuatro ilustradoras españolas

Sexo sincero, humor social, "glitter metafísico" y cero tapujos

10 de octubre de 2019.

Por Adriana Rocha Pastor

Cultura | Madrid | Situación social de las mujeres | Cultura y arte | Cultura y arte | Feminismo | Sexualidades | Mujeres creadoras





Madrid, 10 oct. 2019. AmecoPress.- Todas miran el mundo con ojos propios y luego lo dibujan. Tocan temas de barra de bar, el palo que haga falta. Sueltan una pieza en Instagram y boom. Poca gente consume arte todos los días: no es tan fácil acudir a un museo como bucear un rato por Instagram. Pero las RRSS funcionan distinto: gratis, inmediato, sin moverte del sitio. Quien coge el relevo piensa con ellas, se ríe, da like, lo comparte, comenta. Todas son ilustradoras contemporáneas, pero cada una tiene su estilo, sus maneras, sus ideas.

Flavita Banana es la jefa del pensamiento social en blanco y negro, Lyona Ivanova igual da vida al bonito monstruo de cada infancia que al último satisfyer del mercado, Isa Muguruza hace de la Venus griega una nueva diosa galáctica y Pezones Como Mortadelas intenta huir del género en sus dibujos. Cada una con sus cadaunidades. Colarse en sus cabezas cuando aparece el pensamiento divergente apetece, pero no es posible. El proceso creativo es un camino que recorren ellas solas. Sin hacer mucho ruido, AmecoPress se acerca a ellas para reflexionar sobre política, su arte, sociedad y cuestiones feministas.

Isa Muguruza


Isabel Muguruza tiene 23 años y vive en Madrid. Su estilo es “surrealista, femenino y trippy”. Es colores a veces pastel, a veces flúor, con fondos psicodélicos y juegos conceptuales. Aunque @isamuguruza no siempre esconde un mensaje: “A veces me pongo intensa, otras veces soy más banal”.

A una isla se llevaría rosa, lila y verde agua. El glitter viene después. Sus pendientes de metacrilato irisado, Eros 2.0, se acabaron a las horas de su lanzamiento y van por la segunda y última remesa. “Me encanta jugar a ser diferentes cosas”, y seguirá con más formatos.

Isa cree que importa más la obra que el autor porque “es con quien estableces un vínculo o conexión”. Y que el equilibrio entre forma y contenido. “Un libro sí que puede juzgar por la portada. Sin una estética atractiva y armoniosa de nada serviría tener un mensaje que dar, ya que este pasaría desapercibido. Vivimos en una contaminación visual constante, y si el mensaje no se muestra de manera atractiva no va a llegar”, explica Isa.

En sus ilustraciones, a veces hay intención, a veces no, a veces lo descubre meses después… Su mensaje global es “soy mujer y esto es lo que siento”. Explica que muchas veces sus ilustraciones se contradicen, “pero es que es parte de lo que soy. Soy una persona que va cambiando la forma de pensar”, algo que se ve reflejado en su trabajo.

¿Algún referente y recomendaciones?
Ilustradoras americanas: Yoko Honda, Exotic Cáncer, Eromática, Laura Callaghan…
Arte: Dan Las, Signe Piere, Lucy Sparrow…
Libro: Pocket RuPaul Wisdom
Peli: Eduardo Manostijeras

Pezones Como Mortadelas


Sara Ros (Murcia, 1998) es @pezonescomomortadelas, una estudiante de Bellas Artes que vive en Cuenca. Tres adjetivos: “acuario ascendente aries” y tres colores: el rosa, el rojo y el negro del eyeliner, los que se llevaría a una isla desierta.

Pezones Como Mortadelas mezcla elementos cotidianos con sensaciones complejas, es transgresora y no tiene ningún tapujo. Prefiere separar la obra del artista e intenta evitar representar solo a un género en concreto. Cree que la naturalización del cuerpo “es un movimiento que se mueve mucho por redes sociales pero que no se lleva a la práctica, se queda en algo superficial”. Sus followers piensan parecido a ella, pero cree que si saliera de su círculo a la gente le costaría más aceptarlo “aunque follen, caguen, se masturben y, seguramente, se droguen”.

Sara también defiende el contenido frente a la forma: “lo que más me importa es que las ideas de mierda que se me ocurren se conviertan en ilustración y que la gente las entienda”. Aunque reconoce que, “aunque no lo parezca” intenta cuidar las formas. Desde luego, su estilo es muy personal.

No se libra de los límites. “Lo de la censura y las amenazas de eliminar la cuenta es algo demasiado común si creas contenido para Instagram, por desgracia”. Le parece horrible, pero también el único medio que tienen para llegar al público que quieren. “Que un algoritmo te censure es una putada, pero bueno…”

¿Algún referente y recomendaciones?
Moda y feminismo: Las culpaSS
Autoedición: Marcablanca
Cómic: Megg Mogg y Búho y Cowboy Henk

Lyona Ivanova


Marta Puig (1979, Esparraguera), es @lyonaivanova, toda una experta en comentarios inter-coitos. Cree que su estilo es “directo, sencillo y honesto”, ella no se autocensura. Además de ilustradora, hace menudos videoclips: solo un ejemplo es el disco de 1999 de Love of Lesbian. Escaparse sola le parece una sensación liberadora. Si ahora mismo cogiera la mochila se iría a Japón: “Mi mente necesita un shock cultural”.

En Sex¡Oh!, su último libro, reflexiona sobre el sexo y el placer femenino. Cree que todavía lo rodean muchos tabúes, miedos y vergüenzas. “Cuesta mucho hablarlo en la familia, la educación sexual en las escuelas es mínima o nula, se habla de sexo de una manera muy superficial”.

¿Por qué todavía hay mujeres que se sienten mal por usar juguetes sexuales teniendo pareja? “Porque desde Adán y Eva y el pecado original, la mujer ha sido tachada de pecaminosa”. Explica que en Occidente se nos ha reprimido de nuestro placer, las mujeres estábamos para la reproducción social y complacer al marido. Un peso que todavía recae sobre nuestras espaldas y, según Lyona, “nos hace sentir culpables si experimentamos, si exploramos, si gozamos de nuestro sexo”.

El porno feminista le parece muy positivo, necesario para visibilizar otros modelos de relación sexual no falocéntricos. “Tanto para la mujer, que por fin pasa a ser un sujeto y no un objeto, y puede empatizar y disfrutar con lo que está viendo en pantalla, como para el hombre, que puede aprender como satisfacer a la mujer y evolucionar en su enfoque de la sexualidad”.

¿Algún referente y recomendaciones?
Ilustración: sus compis (más abajo), Marta Altés, Isabelle Arsenault o Cecile Dormeau
Cine: Greta Gerwig, Phoebe Waller-Bridge, Lena Dunham, Andrea Arnold y Miranda July
Libro: Te elige, de Miranda July y Ladybird, de Greta Gerwig

Flavita Banana

Flavia Álvarez-Pedrosa (Oviedo, 1987) es @flavitabanana, una artista visual aries que vive en Barcelona. Sus personajes suelen ser mujeres que piensan algo y lo dicen. ¿Hay política por todas partes o sus piezas llevan mucha carga ideológica? “Ambas son correctas”. No todo es política, sólo lo percibimos así. Toca asuntos controvertidos afianzada, “conmigo misma y con lxs lectorxs, y he visto que a través del humor podía tocarlos mejor (los temas, no los lectores)”.

Flavita se ríe de un chiste machista si es bueno, y aclara: “no comulgaré con el mensaje que transmite, pero puedo separar lenguaje y mensaje”. El humor es “una forma de ver lo que ya ocurre o una manera distinta de ordenar ingredientes que ya existen”. Puede que alguien se ofenda, pero la culpa es de la realidad que se retrata, no del propio humor.

Con El busto de las curiosidades quiso “desmitificar a los influencers”. Esa vida no es la real: “solo hace daño, no inspira un carajo”. Ella está en contra del pavoneo “frente a miles de personas (en su gran mayoría con recursos limitados) y además ganar dinero por ello”. Cree que las cosas podrían cambiar si se mostrara una normalidad mundana, donde lo importante fuera el talento, no esa “suerte”. La conciencia de clase asoma por muchas de sus obras.

Para Flavita Banana “el dibujo sólo es la albóndiga donde has enterrado la pastillita para que el perro se la coma”. El contenido va antes que la forma: “Podría escribir solo tuits y me sentiría genial”, salvo excepciones en las que hasta ella misma se ríe de algún personaje por cómo lo ha dibujado.

A veces se autocensura, depende. “Se me ocurre un buen chiste pero de un tema peliagudo, me imagino todas las distintas reacciones que puede haber y trato de empatizar con ellas. Si la balanza se desequilibra mucho hacia el dramita, pues no lo hago”. Explica que a veces recicla el chiste, pero tocando otro tema más banal. “Una pena”.

Ilustra la hemeroteca española en diferentes medios, algo que le dio vértigo al principio. Tras hacerse a la idea, pensó en ser como “los señores que llevan años en la profesión, pero esa forma vertical de ver las cosas sólo frustra”. Ahora solo se compara con su yo del pasado. Si se agobia y deja el móvil, Flavia nos confirma que la Tierra sigue girando.

¿Algún referente y recomendaciones?
Viñeta de periódicos: Bosc y Chaval y Sempé y Quino
Libro: Sapiens, de Yuval Noah Harari y Mujeres y Poder, de Mary Beard
Peli: Coherence, Down by Law, Moon, Le prénom y Carnage

Qué piensan ellas

Nada nuevo en visibilidad: ellos siguen más presentes, Clásicas y Modernas lo constata. Pero puede que el contexto influya y se cambien las tornas. La invasión feminista de las RRSS está equilibrando la balanza. Si te gusta la rama, puedes conocer tanto a Aitor Saraiba, Ricardo Cavolo, Alfonso Casas o Albert Soloviev como a Sara Herranz, Paula Bonet, Moderna de Pueblo, Feminista Ilustrada, Lola Vendetta, Lula Gómez, Gairah Praskovia… Y la lista sigue. El tiempo dirá si la brecha de género se diluye poco a poco.

Su mundo es atravesado por cuestiones socio-políticas continuamente. Tienen que estar al día de lo que opina un colectivo, o incluso un subcolectivo, de lo que se lee en la prensa, lo que ocurre en las redes. Conocerlas como artistas es apasionante, pero ¿qué sujeto político se ha ido creando en sus personas?

AmecoPress les pregunta sobre las diferencias entre su audiencia: ¿hombres y mujeres reflexionan por igual? El porcentaje no es equilibrado: las seguidoras ganan en número. Y otra pregunta más, entre mujeres, ¿la cosa cambia? La sororidad es uno de los ejercicios más difíciles del feminismo activo, pero tejer redes entre unas y otras multiplica las posibilidades, las ventanas, quizá los sueños. ¿Las ilustradoras que vemos en Instagram se llevan bien entre ellas? ¿Hay envidias o son amigas?

¿Tu arte lo entienden hombres y mujeres por igual?

ISA MUGURUZA
- No. Aunque por supuesto hay muchos hombres que valoran mi obra, la gran mayoría son mujeres. Supongo que una mujer es más sensible a entenderme porque muchas veces hablo sobre la propia condición de ser mujer.

PEZONES COMO MORTADELAS
- Si, creo que he conseguido que tanto mujeres como hombres disfruten de mi contenido por igual, si que es verdad que en cuanto a estadísticas lo consumen más mujeres que hombres, pero vivirlo creo que lo viven por igual.

LYONA IVANOVA
- No, por desgracia, el tanto por ciento de mujeres que siguen mis viñetas es mucho más elevado que el de hombres, pero si que es verdad que muchos de ellos me escriben diciendo que les ha cambiado la manera de ver la sexualidad femenina.

FLAVITA BANANA
- No creo que entendamos las cosas de forma distinta. La mayoría de viñetas son sobre lavida y la muerte, sobre política, sociedad, nuevas tecnologías, la estupidez. Ninguna de esas cosas es exclusiva del mundo femenino. Tampoco creo que exista un mundo femenino. Me siguen pocos hombres (14% del total) pero creo que es porque dibujo mujeres. Muchos hombres deben creer que no va con ellos.

Las ilustradoras arrasan en Instagram… ¿La sororidad existe en las redes? ¿Alguna amiga en tu mismo campo?

ISA MUGURUZA
- ¡Muchísimas! La verdad es que todas nos conocemos más o menos. Como amigas íntimas puedo destacar a Ana (Soy Cardo) y a Raquel (Moderna de Pueblo). Pero todas son muy chachis. María Hesse, Lyona, Rebeca Khamlichi, Naranjalidad, La Prados, Petit Pato… No sé todas son súper majis. Da gusto cuando coincidimos en expos.

PEZONES COMO MORTADELAS
- Entiendo el concepto de sororidad como algo muy de mujer a mujer y personalmente tanto hombres como mujeres me han apoyado en redes sociales y he aprendido mucho de ambos, tanto de ilustradores, tatuadores o diseñadores gráficos. Me llevo bastantes
amistades de Instagram el conocer gente con las mismas inquietudes que tú es genial.

LYONA IVANOVA
- Totalmente, de hecho fue este apoyo de varias ilustradoras lo que me animó a hacer este libro. Puedo hablar de Maria Hesse, que ha publicado recientemente “El Placer” y con la que tuve el lujo de presentar el libro en Madrid, donde se generó un diálogo emocionante con el público. O de Lula Gómez (Eres una caca) que desde que empecé a publicar las viñetas me animó a escribir un libro. Y añadiría a Paula Bonet, Flavita Banana o Moderna de Pueblo, que siempre están allí apoyando en cada viñeta que cuelgo.

FLAVITA BANANA
- Bueno, en mi caso tiendo a llevarme siempre bien con las mujeres, tienen que ser bien asquerosas para que no quiera saber nada. Así que cuando te encuentras con algunas que tienen un estilo de vida similar al tuyo (el tipo de dibujo da igual), con sus horarios locos y su odio a los encargos ruines, pues más amistad aún. Es una sororidad real, no de redes sociales. En redes sociales no apoyo a cualquier mujer por el mero hecho de serlo. Eso sería reducirlas a su género y ya estamos algo cansadas de eso.

Fotos: Archivo AmecoPress, cedidas por Flavita Banana, Pezones como Mortadelas, Lyona Ivanova e Isa Muguruza.
— -
Cultura - Cultura y arte - Mujeres creadoras - Feminismo - Situación social de las mujeres - Sexualidades. 10 oct. 2019. AmecoPress.