Relatos contra la violencia de género

19 de marzo de 2020.

Por Gloria López

Cultura | Madrid | Violencia de género | Libros



La Fundación Luz Casanova publica on line el libro que recoge las mejores narraciones del IV Concurso de Relatos Cortos contra la Violencia de Género. Hablamos con Lula Gómez, responsable de comunicación de la Fundación


Madrid, 19 mar. 2020. AmecoPress.- ‘Vudú’ es el primer “cuento” de este libro que la Fundación Luz Casanova y la editorial Libros.com publican un ebook, en abierto y totalmente gratis, con 20 relatos contra la violencia de género. ‘Vudú’ son apenas unos párrafos y dos imágenes que se entrecruzan: la de una niña poniendo tiritas a una muñeca y arrancando la cabeza de un muñeco, la de una mujer que grita entre golpes. Cuando los dos hilos se anudan, tu garganta tiembla, inevitablemente. Pero sigues, uno a uno, leyendo los relatos cuyas protagonistas “somos todas”, como bien explica Lula Gómez (@lulagomez), responsable de comunicación de la Fundación, porque, “es una responsabilidad colectiva que la realidad silenciada no pase a ser un minuto de silencio”, leíste antes, en el prólogo del libro, escrito por la delegada del Gobierno contra la violencia de género, Victoria Rosell. La publicación puede descargarse en www.libros.com/iv-concurso-de-relatos-cortos/

Este libro un intento de contar de otra forma, también de publicar de otro modo. “Una más”, advierte Lula, valorando la calidad que la participación de la Escuela de escritores ha aportado en esta ocasión a un concurso que se viene celebrando desde hace cuatro años. Junto a los textos, las ilustraciones cedidas por Alianza por la Solidaridad y 1.325 Mujeres tejiendo la paz. Y la inestimable ayuda de la editorial libros.com (que por cierto, en estos días, ha abierto la descarga gratuita de muchas publicaciones, entre otras el muy recomendable libro de Lula Gómez,‘Mujeres al frente’) permitiendo que su distribución sea fácil y gratuita.

A la convocatoria de este año se presentaron casi 150 relatos de España y países de la Unión Europea y América Latina, la mayoría, firmados por mujeres. “Es una forma de tratar de producir esa conexión y también de llegar a toda la gente, porque muchas veces hablamos de violencia de género quienes ya estamos concienciadas y absolutamente convencidas y tenemos que llegar al cien por cien de la sociedad. Tenemos que desaprender tanto y darnos cuenta que las violencias están en el lenguaje, están en la economía, están en los cuidados… Entonces, sí, tenemos que seguir contando la violencia de género desde todas las facetas y el arte es una”, argumenta la comunicadora.

“Toda la sociedad es protagonista de la violencia machista, que es la forma más extrema de discriminación contra las mujeres”, señala en prólogo la Delegada de Gobierno. Por eso, este libro es “una forma de decir que esto nos sucede a ti y a todas a mujeres, de todas las clases, de todas las edades, de todos los países y que no podemos normalizar esas violencias”, insiste la periodista, indignada con la situación que vivió ayer una reportera que, cuando informaba sobre el coronavirus en la calle, es decir, cuando hacía su trabajo, fue abordada por un hombre que la invadió y le dio un beso.

“Ahora que ya estoy muerta, puedo hablar”, nos dice una de las protagonistas de este libro. Otra se felicita de haber sobrevivido a la violencia. En “La mesa”, escrito por un fiscal, una caja de pañuelos de papel nos interpela. El padre de un adolescente que violó a una chica se atreve a ver lo oculto. Muchas perspectivas que nos arañan por dentro y nos recuerdan, de nuevo, que “la violencia de género está aquí todos los días y nos afecta todas, a cada una de nosotras”, como insiste Lula.

Cuando el libro salió a la luz, en torno al 8 de marzo, Día internacional de las Mujeres, el equipo de la Fundación Luz Casanova divagaba con encontrar un patrocinador que les permitiera imprimirlo y repartirlo por los hoteles, trenes, aviones y aeropuertos. “Ahora, con el coronavirus las prioridades han cambiado”.

La Fundación Luz Casanova

Fundación Luz Casanova es una entidad sin ánimo de lucro creada en 1924. Cuenta con dos líneas de trabajo. Una es la igualdad, desde donde lucha contra la violencia de género con dos grupos: adolescentes y mujeres mayores. Con las chicas de 23 o 14 años (una edad que “cada vez baja más”) se trabaja en la prevención y en la salida, y “también con sus familias porque muchas veces no saben cómo atenderlas”. Y con mujeres mayores “fuimos de las primeras instituciones que empezamos a mirarlas, porque ellas para empezar muchas veces no se reconocen víctimas de la violencia de género, cargan con el peso de la sociedad, de la culpa, de la religión, y piensan que es normal lo que han venido viviendo y a veces no se atreven a expresar lo que sienten”. Debido a la situación que atravesamos por el coronavirus, se atiende a las jóvenes y a las mayores por teléfono y por Internet.

La Fundación también cuenta con una línea que tiene que ver con la inclusión, donde se trabaja con la gente sin hogar principalmente. En estos días de crisis ha reducido la actividad a servicios mínimos. En el Centro de Día las clases de español, formación al empleo, talleres de informática, etc., se han tenido que suspender y se está dando asistencia básica (comidas, desayunos, duchas).

Foto: archivo AmecoPress y redes sociales


Cultura - Libros - Violencia de género;19 de mar 2020. AmecoPress.