A las olvidadas recogerá libros hasta el 25 de septiembre

Literatura o rescate: sexta convocatoria de libros dedicados para las mujeres reclusas

12 de septiembre de 2019.

Por Adriana Rocha Pastor

Cultura | Situación social de las mujeres | Libros | Mujeres reclusas





Madrid, 11 sept. 19. AmecoPress.- Poco se piensa en el universo penitenciario. Menos aún en las mujeres reclusas. A las olvidadas es un proyecto cultural, solidario y feminista dedicado a este colectivo que hace recapacitar a la sociedad. Hasta el 25 de septiembre, quien quiera puede mandar un libro dedicado a las mujeres presas en el Módulo de Mujeres del Centro Penitenciario de Córdoba.

¿Qué libro le regalarías a una mujer que está en la cárcel?
Algo debe tener la literatura que consigue impactar en las personas. “¿Por qué los libros? Porque son morfina para el alma”, explica el proyecto. Qué obra elegir depende de cada cual. La única condición es que sea un libro dedicado. No importa si es novela o teatro, poesía o ensayo, biografía o cómic. Tampoco que sea en castellano: “Hay mujeres de muchas nacionalidades en las prisiones”. De hecho, se necesitan libros en otras lenguas.

La iniciativa brotó en la mente de la publicista María Rufilancha, que lanzó una buena pregunta a la Red. Cuatro semanas después se tradujo en 680 libros que había enviado la gente. Casi cuatro mil libros y cinco cárceles después, el proyecto sigue creciendo. Ahora le toca el turno a la cárcel cordobesa. Comparan la idea a Lorca y La Barraca, llevando teatro a los pueblos, pero con libros a las cárceles y módulos de mujeres. Una idea solidaria que abre su sexta convocatoria de libros dedicados al rescate de las reclusas.

Las cárceles están diseñadas por y para hombres, señala teta & teta, la marca social que ha arrancado el proyecto. En España, solo hay 3 cárceles para mujeres y 39 módulos en cárceles para hombres. Están “aisladas”, denuncia la organización sin ánimo de lucro. Tampoco tienen tantos trabajos remunerados dentro de los centros penitenciarios ni están separadas según su situación como ellos. Además, señalan que el 85% de las mujeres reclusas ha sufrido violencia de género y que, en la mayoría de los casos, el delito está relacionado al hombre.

Evadirse de la realidad estando en prisión puede ser más llevadero con un libro entre manos. Más si llega acompañado de una caricia, de unas palabras a la mujer que se adentra en sus páginas. La doble vertiente de A las olvidadas da que pensar: ¿qué puede necesitar una mujer privada de su libertad?

"Mucha novela y mucho libro de feminismo, autoayuda" es la opción favorita. Según teta & teta, durante la primera convocatoria, el libro que más llegó fue Todos deberíamos ser feministas, de Chimamanda.

El proyecto no ha dejado de crecer desde su primera visita a la prisión de Soto del Real. Entonces Ajo, poeta, llevó a cabo un microshow en directo y la importancia de la literatura fue el hilo conductor del evento. Ahora la idea es llevar libros a todas las cárceles y módulos de mujeres de España.

teta & teta se dedica a productos e iniciativas que, como esta, reivindican la libertad de las mujeres. Sus próximos proyectos son editar un libro memoria de una selección de dedicatorias, cuyos beneficios donarán a una asociación de reinserción social y laboral de reclusas, y un documental, para el que todavía buscan director o directora. México se sumó el pasado lunes 9 de septiembre a la iniciativa. Cada vez hay más personas preguntándose qué libro le regalaría a una mujer que está en la cárcel.

Foto archivo AmecoPress: Ilustración de Tuchi
— -
Cultura - Libros - Situación social de las mujeres - Mujeres reclusas - Feminismo. 12 sep. 2019. AmecoPress.