Coloquio con los autores de la novela ganadora y finalista

Qué ingredientes lleva el Premio Planeta 2019: Cercas y Vila presentan Terra Alta y Alegría

8 de noviembre de 2019.

Por Adriana Rocha Pastor

Madrid | Cultura | Eventos | Premios y Reconocimientos | Libros | Crítica cultural





Madrid, 07 nov. 2019. AmecoPress.- La realidad político-socio-cultural es buen escenario donde encajar historias. José Creuheras, presidente del Grupo Planeta, señala los nexos comunes de ambos libros: la identidad personal, la familia y la tierra, aunque asegura que “son muy distintas la una de la otra”.

La casa Planeta es un sello que tiene su propio hueco en el mercado editorial en España. La empresa estandarte del grupo catalán, en la 68ª edición del Premio Planeta, ha premiado a Javier Cercas por Terra Alta -novela ganadora- y a Manuel Vilas por Alegría -novela finalista-. Ambos autores conforman el podio de Penguin Random House Mondadori, otra firma editorial que puede considerarse la única rival al titán que es Planeta. ¿Casualidad o estrategia?

Cristina Villanueva es la periodista que habló con los autores durante la presentación de las novelas en el Instituto Cervantes. Ganar el premio literario mejor dotado en cuestión económica -601.000 y 150.250 euros, respectivamente- es una sensación que poca gente conoce.

“Te vas a sentir Miss España”, le había dicho un ex-ganador a Javier Cercas. Cada año, el día después de la resolución de los Premios Planeta, su círculo social más cercano ya estaba alerta. La portera de su edificio, según cuenta el autor, ya lo había predicho. Cree que es un premio popular. “Para mis paisanos, en Extremadura, es como si les hubiera tocado el gordo”. Manuel Vilas se tacha a sí mismo de redudante: “alegría”, la filosofía de su novela define muy bien cómo se siente. En su carrera como profesor de secundaria, recuerda entre risas que un alumno, rotundo, le dijo un día “Usted no es escritor porque no ha ganado el Premio Planeta”.

Cada uno habla de lo suyo
¿Cuánto hay de Javier en Melchor -el protagonista-? El autor de Terra Alta cree que “todas las novelas son autobiográficas”. Su historia transcurre en una Barcelona de 2021 y aborda temas personales y políticos. Melchor es un mosso d’esquadra, “un personaje casi dickensiano”, un urbanita que se siente extraterrestre en la comarca que da nombre al libro. Aunque en apariencia no tengan nada que ver, “las cosas que uno no se atreve a decir, el verdadero Javier Cercas, está en el libro”.

Pese al contexto, en Terra Alta nadie entre sus páginas nombra el procés, la situación con Catalunya ni la crisis económica. “Se nos ha aparecido el Espíritu Santo y todo se ha arreglado”. Lejos de entender la patria como el concepto político que se nos vende como moderno, el espacio que importa es el personal. A final del Quijote, Sancho Panza exclama “Ah, patria mía”, y los autores lo entienden. Se refieren a ese lugar pequeñito donde cabe el afecto y la familia.

Alegría es una novela “descarnada, verdadera, llena de debilidades humanas”. Una lectura que pasa de lo personal a lo universal y diferencia entre conceptos a veces difuminados: ¿es lo mismo la felicidad que la alegría? Manuel Vilas cree que no. La sociedad persigue la felicidad obligada, como una imposición, pero la alegría es algo distinto: un sentimiento primitivo, atávico. Y, de forma antagónica, la otra cara de la moneda: la desolación y la adversidad entran en juego y tienen nombre propio. Esa lucha interna se llama Arnold.

El espacio es determinante en la historia, que recorre distintas rooms de hotel en una lectura psicoanalítica con deje nómada. Vilas compara esta simbología con “la búsqueda del útero materno” cuando se trata de “convertir en alegría hasta una habitación de hotel”. Es una novela dinámica vinculada a “un espejo que no es capaz de reflejar a una persona que se mueve”. La obsesión con no enfrentarse a su propia identidad es el móvil de la novela. “He suministrado datos sobre mí al protagonista”, según Vilas, que según se explica parece más acercarse a la autoficción que a la autobiografía.

“¿Pueden los libros salvarnos?”
“Lo hacen. Es un hecho. Nos cambian las maneras de percibir el mundo. Los grandes libros tienen el poder de cambiar vidas, cambiar a la gente”. Javier Cercas cree que el 50% lo pone el autor; el otro 50%, el lector. El ganador del Premio Planeta critica el concepto de “lectura obligatoria”: un oxímoron que, entre risas, compara con el de “matrimonio feliz”. Cree que la literatura deja de ser útil, precisamente, cuando pretende serlo: “entonces es propaganda, pedagogía”.

Por su parte, Manuel Vilas se declara antes lector que escritor. En poco difiere con su colega, “somos un matrimonio aburridísimo, coincidimos en todo”. La literatura es un ente a reivindicar, una necesidad individual y social, algo que ensancha la vida: “Yo, si no leo, me pongo malo”, explica.

El uno habla del otro
Las preguntas de Cristina Villanueva les llevan a opinar al uno de la pieza del otro y viceversa. Cuentan que Dolores Redondo, ganadora del Premio Planeta en 2016, les recomendó que se hicieran amigos.

Manuel Vilas asegura que su colega, desde la primera página, embulle al lector en un huracán literario perfectamente ordenado. Si se proponía reinventarse como escritor sin dejar de lado la “marca Cercas”, lo ha conseguido. El pulso expresivo, el acercamiento a la condición humana y la experimentación con arquetipos ideológicos suponen “una elevación de carácter shakesperiano en una novela policíaca”, en su opinión. Terra Alta le resulta una obra fértil por la estética, la literatura, la política y la filosofía que encierra.

Javier Cercas, por su parte, cree que su compañero deposita en Alegría una potencia verbal visionaria, una emoción particular de la verdad. Alegría entendida como “adhesión sin resquicios a lo real” que el propio Vilas ratifica. La jornada cierra con unos versos de Vicente Aleixandre sobre el hecho de estar vivo, algo milagroso. “No es conformismo, sino un sentido vital distinto”.

Foto: Archivo AmecoPress
— -
Cultura - Libros - Crítica cultural - Eventos - Premios y Reconocimientos. 07 nov. 2019. AmecoPress.