La educación sexual, bajo el ojo de mira de la política

21 de noviembre de 2019.

Por Adriana Rocha Pastor

Madrid | Sociedad | Educación | Sexualidades | Salud reproductiva | Salud y género





Madrid, 21 nov. 2019. AmecoPress. - Para Maribel García López, la Educación Sexual “No es cuestión de ideología, es cuestión de DDHH”. Hablar de DDHH, a Joan Mena Arca, su homólogo en Podemos, le parece “un retroceso, es caer en el marco que quiere la ultraderecha”. Los grupos políticos habían sido citados en el Espacio Ecooo, en Madrid. Este 19 de noviembre se reunieron junto a personas expertas en la materia para llegar a un consenso y escribir una Carta Abierta a los y las integrantes del Congreso del Senado y al Gobierno español. Todo, desde la perspectiva europea.

Guillermo González, presidente de la Federación Estatal de Planificación Estatal, empezaba moderando el debate con un aviso al público: él no es moderado. Propone tres puntos antes de que la política del PSOE y el político de Podemos expongan sus ideas. El resto de grupos parlamentarios también estaban convocados, pero no han podido acudir al acto en cuestión.

La FPFE cree que se ha de tomar la perspectiva europea en el tema de la Educación Sexual. Ante el auge de movimientos conservadores que proponen “restaurar el orden natural”, González cuestiona cuál es esa naturalidad a la que se alude. Además, por representación parlamentaria, o se llega a un consenso o puede que otras fuerzas bloqueen iniciativas: “van a tener que pactar con estos grupos…”. Igualdad, feminismo o sexualidad son temas de los que, en su opinión, no quieren oír hablar.

Aún así, defiende a la gente joven y luchadora y a la adultez, que todavía resiste con un discurso que creemos que debería mantener toda la ciudadanía progresista. A nivel político, el cuándo es el momento. Ahora que la izquierda ha sabido llegar a un pacto, ambas fuerzas se juntan para debatir cómo quieren que sea un tema tan importante. El próximo jueves también será una fecha importante, se plantea retomar la Estrategia Nacional de Salud.

Maribel García López es la representante de Badajoz por el PSOE en el Congreso. Al respecto de lo sexual en el ámbito educativo, es firme: “No es una cuestión evaluable para el currículum escolar”. Los derechos sexuales y reproductivos le resultan “una herramienta muy pesada, roma e incisiva”. La infancia, según defiende la política, no necesita tutela. Tienen derecho a recibir una educación, pero ¿los padres y las madres deciden por ellos y ellas?

Ella viene de la rama educativa y sabe de qué se trata: “Hablar ahora a nivel macro me cuesta, represento al PSOE en el Congreso, pero no dejan de venirme imágenes de trabajos que hago en escuelas, programas educativos de atención a la diversidad... “. Cree que no se puede dejar a la juventud expuesta al ruido que generan partidos como VOX. La propuesta es usar las palabras. Usar “datos y evidencias” para empoderar a las palabras, según explica. ¿Por qué? Porque la sexualidad está presente en toda nuestra vida, “tengamos la edad que tengamos, la sexualidad nos acompaña”.

Su ponencia se basa que discurre desde la legislación al hipotético caso de “qué ocurre si no trabajamos la Educación Sexual en las aulas”, describiendo toda la trayectoria. La OMS (Organización Mundial de la Salud) trata el tema, también la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura), la organización que coordina la Agenda 2030 y marca como punto 4 la Educación en sus Objetivos para el Desarrollo Sostenible. También hace mención a la Ley Orgánica de Protección Jurídica del Menor, cuyo Artículo 6 dice así:

Artículo 6. Libertad ideológica.

1. El menor tiene derecho a la libertad de ideología, conciencia y religión.
2. El ejercicio de los derechos dimanantes de esta libertad tiene únicamente las limitaciones prescritas por la Ley y el respeto de los derechos y libertades fundamentales de los demás.
3. Los padres o tutores tienen el derecho y el deber de cooperar para que el menor ejerza esta libertad de modo que contribuya a su desarrollo integral.
La propuesta educativa del PSOE se desglosa en: Educación a la Ciudadanía Global, Programas Específicos contra temas como el acoso -con perspectiva LGTBI integrada- y la prevención de la VdG. La socialista habla de “un gran consenso de trabajo” que logre un gran Pacto de Estado para la Educación. Que la educación no dependa del partido político del momento, ya que en su opinión es mejor “algo que perdure, siente unas bases serias”.

Plantea medidas concretas como la distribución equitativa de herramientas del aprendizaje, la educación personalizada, un Plan contra la Segregación Escolar desde diferentes perspectivas y que ética (y con el concepto de la asignatura, muchos más valores) sea obligatorio en primaria y secundaria.

De no resolverse la cuestión educativa, la salud mental y emocional se volvería “precaria” en su opinión. “Pienso que todos y todas, recibimos educación sexual, queramos o no, formal o informal…”. La Educación Sexual es necesaria para evitar acoso escolar, miedo, normalización del porno o subida de cifras en VdG, ETS… “Es algo que está más que contrastado con datos y leyes, no somos cuatro frikis a los que les gusta hablar de sexo”.

A Joan Mena Arca, el Derecho a la Educación le parece que muchas veces no está garantizado: “Si hay algún responsable son los poderes públicos, a quien hay que pedir explicaciones”. En general, asegura que es un valor añadido para toda la sociedad.

Sin embargo, el papel de la derecha en el ámbito educativo le resulta un intento de control social: “saben que puede ser un mecanismo de transformación de la sociedad, dicen “los padres” pero quieren hablar de las familias. Explica que él, que ha sido profesor de Literatura y Lengua, no entendería que viniera nadie a decidir si el temario es sintaxis, gramática, literatura medieval o sucedáneos. “¿Por qué permitimos que en la Educación Sexual nos digan sí o no?”

Por eso, hablar de DDHH es un retroceso. “El problema no es que en España la ultraderecha quiera mandar sobre la sexualidad, sino que las otras derechas lo permiten. Añade, además, que en la Educación Superior y la Universidad las empresas privadas condicionan los contenidos educativos.

Propone tres principios: suficiencia económica (se necesita invertir: propone que España (3,6%) suba hacia la media europea); participación (no centros jerárquicos que tomen decisiones por su cuenta, el conjunto ciudadano ha de guiar) y bien común (hacer laico el Sistema Educativo, no solo la Escuela Pública, para evitar que la Iglesia imponga su ideología en la educación).

Tienen cinco objetivos: prevenir Violencias Sexuales y Machistas, prevenir sobre la Salud Sexual desde la globalidad, visibilizar y formar desde la diversidad familiar, promover el derecho al propio cuerpo (entendido también como un elemento de placer) y la co-educación, como punto de vista global y transversal.

“En política, si puedo, quiero decir siempre la verdad. Veo muy difícil que en España se pueda llegar a un pacto educativo”. Propone “ni trampas ni frustraciones”, consenso. Como reflexión final, añadió que hay que dejar a la educación fuera de las guerras políticas, las leyes tienen que actualizarse, porque “en 40 años, hemos tenido hasta 7 leyes educativas”.

Foto: Archivo AmecoPress
— -
Estado Español – Sexualidades – Educación. 21 nov. 19. AmecoPress