Ellos tienen que ser aliados

Luis, 23 años, estudiante: "Un francés completo. Con anal después"

24 de septiembre de 2019.

Por Redacción AmecoPress

Sociedad | Madrid | Prostitución | Comunicados | Campañas



El 34 por ciento de los hombres no creen que la prostitución sea una forma de violencia


Madrid, 24 sept. 19. AmecoPress.- Un titular impactante que parece sacado de una agencia de publicistas que estuvieron días pensando cuál podría ser la frase idónea que no dejase a nadie indiferente, ¿verdad? Pues no es inventada. No es algo que salga de la nada. Todas las palabras de esta campaña han sido pensadas y escritas por hombres reales, extraídas de blogs y foros en los que son ellos los que pagan por sexo y hablan de las mujeres como si fueran simple mercancía. Sus propias palabras nos ponen delante una realidad brutal. En otras ocasiones, se expresan en términos paternalistas dejando en evidencia que saben que las mujeres no se acuestan con ellos porque quieran, les dan pena, pero aun así las explotan.

Es hora de que hablen los puteros y reflexionen sobre las consecuencias que tienen sus actos. La violencia siempre tiene un precio y afecta a muchas más personas de las que uno puede imaginar. Es por esta razón que Médicos por el Mundo ha lanzado la campaña «Hablan los puteros», una asociación que lleva 25 años protegiendo la salud de miles de mujeres en situación de prostitución. España es un país en que está muy normalizada la prostitución y la consumición de la misma, hasta el punto de que muchas veces se toma como una gracia. Celsa Andrés, vicepresidenta de Médicos del Mundo, deja claro que ha llegado el momento de cambiar la situación: «Queremos empezar por romper ese silencio; les pedimos a los entornos familiares y sociales de los puteros que no miren para otro lado, que dejen de reírles la gracia». Ha llegado el momento en el que deben posicionarse, que sean aliados y avergüencen a todos aquellos que explotan a las mujeres, ya que el 34 % de los hombres no creen que la prostitución sea una forma de violencia.

El 40 por ciento de los hombres españoles han pagado alguna vez por sexo

Pero esta situación no solo la normalizan los hombres de mayor edad. En España el consumo de prostitución está, por desgracia, cada vez más a la orden del día. Los varones de entre 18 y 25 años están siendo cada vez más asiduos a esta práctica y son ellos los que más deben reflexionar sobre el mundo del que están formando parte. Los españoles son los primeros puteros de Europa y los terceros del mundo, lo que confirma que es una práctica aceptada en nuestra sociedad y relacionada con el concepto tradicional de hombría y con las supuestas necesidades fisiológicas masculinas, cuando ninguno de ellos se para a reflexionar sobre las consecuencias que sus actos pueden tener en millones de mujeres. Ahora mismo entre el 20 y el 40 % de los hombres españoles han pagado alguna vez por sexo, según diferentes estudios.

«No podemos transmitir a nuestros niños la idea de que la prostitución es un trabajo cualquiera y que ir a un burdel es como ir al supermercado. No podemos normalizar lo que es explotación y a menudo, trata de personas. Por eso es importante empezar a romper con esta idea en las sobremesas familiares, en los grupos de whatsapp de amigos, en las copas después del trabajo...», reclama la vicepresidenta de Médicos del Mundo. Y es que ahora mismo, se paga por sexo al salir de la discoteca o al terminar el botellón, y se da por hecho en contextos como las despedidas de soltero o las celebraciones deportivas. La oferta está en los parabrisas de los coches o fácilmente accesible en un clic. Pero ni es un acto aséptico ni una moda a seguir: esconde abusos, sometimiento, violencia…

Los efectos en la salud de las mujeres, equivalentes a la tortura

Los efectos de la prostitución en la salud de las mujeres son devastadores. Entre el 80 y el 95 % de las personas en situación de prostitución ha sufrido alguna forma de violencia antes de empezar a ejercerla (violación, incesto, pedofilia) y el 62 % declara haber sufrido una violación. Las secuelas físicas van desde enfermedades de transmisión sexual a las consecuencias de la violencia física (agresiones sexuales, golpes) y psicológica (amenazas, humillaciones, insultos), que implican el desarrollo de cuadros de ansiedad, angustia y depresión. El 68 % sufre trastornos de estrés postraumático, un porcentaje similar al de las víctimas de tortura.

Médicos del Mundo y su trabajo con víctimas y supervivientes de prostitución

Desde 1993, la organización trabaja para proteger la salud de las personas en situación de prostitución. Ofrece atención sanitaria de las víctimas, a la vez que promueve cambios políticos y trata de movilizar a la sociedad contra esta violencia de género. En estos nueve meses de 2019 han atendido a 7.170 personas, de las que 521 presentan claros indicios de ser víctimas de trata. Más del 91% de las personas atendidas son mujeres, el 3% hombres y el 5,5% son mujeres transexuales.

La prostitución y la trata de mujeres y niñas están íntimamente relacionadas. La demanda de prostitutas fomenta la trata, como recurso para abastecer de nuevas mujeres y menores de edad los mercados de la prostitución. Por eso hay que seguir con las campañas para concienciar a los que han sido consumidores y lo que podrían llegar a ser parte de este mundo. La prostitución es una forma de violencia y la sociedad tiene que ser consciente.

Foto: Archivo AmecoPress.

Comunicados – Sociedad – Prostitución – Campañas. 24 sept. 19. AmecoPress.