Día de la Eliminación de la Discriminación Racial

Las mujeres negras son miradas como objetos sexuales exóticos, chachas sirvientes y malhumoradas

19 de marzo de 2019.

Por Gloria López

Sociedad | Madrid | Mujeres migrantes | Derechos humanos | Xenofobia | Encuentros y Jornadas



Yania Concepción Vicente, de Afroféminas, interviene en una jornada organizada por Médicos del Mundo para hablar de estereotipos racistas


Por: Gloria López

Madrid, 19 marzo. 19. Amecopress. Con motivo drel Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial, 20 de marzo, Médicos del Mundo ha organizado la jornada “La invención de la frontera: migraciones, migrantes y derechos humanos” en Caixaforum, Madrid. El interés ha estado puesto en analizar qué dimensiones adquiere el derecho a la salud dentro de los fenómenos migratorios, qué papel juegan los estereotipos, las fake news y los discursos de odio como agentes en la articulación de fronteras físicas, culturales, simbólicas y administrativas, y de qué manera las personas migrantes se enfrentan a los diferentes escenarios que se les plantean.

La jornada ha contado con testimonios de personas migrantes que, por diversos motivos, se encuentran en el Estado español y forman parte del activismo y los medios de comunicación, desde donde tratan de transformar las representaciones y conductas racistas. Personas que atravesaron fronteras de todo tipo y que cuestionan la hegemonía de una única visión del mundo en unas sociedades cada vez más diversas.

Yania Concepción Vicente es una de ellas. Es especialista en Género y Sexualidad, presidenta Asociación Muara y representante de Afroféminas Madrid. Su intervención, ‘La construcción estereotipada y racista de la imagen y el relato de las mujeres racializadas y las mujeres migrantes en la sociedad’, ha estado centrada en su experiencia como mujer negra, latina y migrante. “En República Dominicana luchaba contra la violencia de género. Aquí me comencé a ver como negra”, ha dicho.

¿Alguna vez te han hecho comentarios sexuales relacionados con animales?, ¿alguna vez te han preguntado por la calle cuánto cobras por tus servicios sexuales?, ¿siempre te ofrecen trabajo como cuidadora o limpiadora, sin importar tu formación? A ellas, migrantes, negras, sí. “Estas preguntas te ubican”, aseguraba Yania en su intervención.

La integrante de Afroféminas ha destacado que “el pasado racista colonial marca nuestro presente”. Y ese pasado, se ha tratado de “borrar de nuestros cuerpos”. Por eso es importante reivindicar el uso del término “negra” (o negro).

En su ponencia, la experta ha denunciado los estereotipos que se perpetúan hacia las mujeres negras fundamentalmente a través de los medios de comunicación. El primero tiene que ver con ser “fogosa, exótica, sexy, pícara, salvaje, caliente, codiciosa”. El segundo está relacionado con el “sometimiento: ser chachas, servir”, reforzado por leyes, como la ley de extranjería, que “nos lleva a mantener esa mentalidad” y que impide, por ejemplo, que muchas mujeres no hayan podido convalidar sus títulos universitarios. Y es que “un colonizador nunca va a permitir que una colonizada le supere en su propia tierra”.

Como resultado de todo esto, surge el tercer estereotipo: “nos acusan de ser mujeres malhumoradas, enfadadas, rabiosas”, explicaba la dominicana. “Es legítimo sacar la rabia”, afirmaba, “y si te incomodo, me alegro, es mi objetivo”.
Yania ha criticado al Estado y también al “feminismo blanco”: “si no cuestionamos el racismo sobre el que se sostiene todo el Estado y que discrimina a las mujeres racializadas, no me hables de sororidad ni de interseccionalidad”.

“El racismo está creado mediante el dolor”, ha dicho. La activista propone “descolonizar el pensamiento” para “recuperar nuestras raíces”. “Nosotras nos vemos como mujeres que luchan, fuertes, sin miedo, con agallas”. Mientras “se nos califica como las otras”, “resistimos unidas en comunidad”.

La activista ha acabado su intervención dando visibilidad a referentes de mujeres que luchan contra el racismo, desde diversos campos.

Fronteras

En el contexto actual de auge de los populismos de extrema derecha, la inmigración se ha convertido, una vez más, en el instrumento para articular discursos de odio que encuentran su altavoz en medios de comunicación y redes sociales.

Los sujetos en movimiento van encontrando en su periplo diferentes tipos de fronteras que atraviesan y articulan su experiencia (fronteras físicas, administrativas, retóricas, políticas…) que responden a intereses concretos y que construyen discursos e ideas hegemónicas en las que la inmigración se constituye como una amenaza a la seguridad y el orden social.

Seguridad, muro, control de fronteras, crisis migratoria, son términos que copan las narrativas políticas y el abordaje de los fenómenos migratorios, creando una imagen plana y uniforme de estos contribuyendo a formar estigmas, clichés y estereotipos en torno a la figura de las personas migrantes. Lo que responde a una estrategia clara, la construcción de un determinado sujeto migrante que permita justificar la vulneración de sus derechos.

En lo que se refiere al derecho a la salud es recurrente que cuando el tema de la inmigración pasa a ocupar un papel protagonista en el debate surjan los mensajes sobre el supuesto abuso sanitario de la población inmigrante y sobre la necesidad de limitar su acceso a los servicios sanitarios en aras de una mejor gestión económica.

Por ello, Médicos del Mundo ha organizado esta jornada: porque “fomentar el análisis y el pensamiento crítico a través de datos y experiencias directas que generen evidencia es la mejor forma de deconstruir los discursos de odio y los estereotipos”.

Fotos AmecoPress
— -
Sociedad – Derechos humanos – Mujeres inmigrantes – Comunicación y género – Xenofobia; 19 de marzo. 19. AmecoPress