Las mujeres en Irlanda enseñan las bragas para denunciar la misoginia en la aplicación de la justicia

20 de noviembre de 2018.

Por Redacción AmecoPress

Madrid | Mujeres del mundo | Violencia sexual | Legislación y género | Unión Europea | Misoginia | Campañas



Un jurado determina que hubo consentimiento en un juicio por agresión sexual en el que una abogada pidió valorar que la víctima llevaba tanga


Madrid, 20 nov. 18. AmecoPress.- Siguen culpando a las mujeres de la violencia sexual: por tener un cuerpo de mujer, por estar en ciertos lugares o por llevar determinadas prendas. Se ha vuelto a repetir en Irlanda, donde esta semana un tribunal de la ciudad de Cork (sur) absolvió a un hombre de 27 años que estaba acusado de violar a una joven de 17. En su defensa ha influido el tanga que llevaba la chica. El caso ha provocado la indignación de las mujeres en Irlanda, que están poblando las redes sociales con fotografías de tangas.

La prenda circula acompañada de eslóganes que defienden la libertad de las mujeres y evidencian la ridiculez de atribuir a determinadas prendas de vestir “intención”: "Demostradme que las bragas de abuela disuaden a los violadores" o "Mi tanga no es mi consentimiento".

Es una forma de denunciar la misoginia en la forma de aplicar la justicia y de una "cultura que tiende a culpabilizar a las víctimas" de violencia machista.

La ola de indignación va en aumento, tanto en las calles como el ciberespacio, donde el grupo de Facebook "Mna na hEireann" (Mujeres de Irlanda) ha lanzado una campaña viral que acompaña en Twitter bajo la etiqueta #ThisIsNotConsent ("esto no es consentimiento").

Susan Dillon, una de las administradoras de ese grupo, también gestiona la cuenta de Twitter llamada "Yo la Creo-Irlanda", en la que cientos de personas han expresado su opinión sobre el caso y la actitud de cierta parte de la sociedad.

Foto: archivo AmecoPress
— -
UE – Violencia sexual – Legalización y género – Movimiento feminista. 20 nov. 18. AmecoPress.