Foro "Expresando nuestro dolor por la Emergencia Climática"

La voz de las mujeres indígenas, principales víctimas del cambio climático, no está en la CUP25, se ha quedado en Chile

4 de diciembre de 2019.

Por Adriana Rocha Pastor

Madrid | Sociedad | Internacional | Situación social de las mujeres | Mujeres del mundo | Ecología | Mujeres del mundo | Género y desarrollo | Pobreza y género | Cooperación | Debates | Eventos | Voces de mujeres | Mujeres rurales | Política y género | Legislación y género





Madrid, 03 dic. 2019. AmecoPress. - Madrid acoge, de un mes para otro, la CUP25, la cumbre mundial del cambio climático. La situación actual chilena ha provocado el cambio improvisado del lugar de celebración, y algún cabo ha quedado suelto. Antes iba a ser en Santiago de Chile y ahora es aquí, en Madrid. AmecoPress se acerca al IFEMA para conocer algunas opiniones de las activistas de la semana.

Un participante del Foro organizado por SAL llega de la Guayana Francesa. Es activista en la lucha por la defensa de la cultura indígena. De sus pueblos. Explica que antes de la colonización había más pueblos, y eran distintos. La supervivencia de estas sociedades se considera una victoria, pero aún se siente acuciante la amenaza del cambio. No todos los países ratificaron los textos vinculados a los Derechos de los pueblos indígenas, como ejemplo, Francia, nos recuerda. Por otra parte, critica la postura de las multinacionales, que ven aflorar sus ingresos a costa de la voluntad de pueblos como el suyo.

Visi se presenta como una mujer indígena del país vasco, tiene 72 años. Su intervención es breve y se emociona a medida que habla. Comparte su papel activista como defensora del euskera. Explica que la manutención de una lengua que no es la del sistema, es un todo trabajo. Le motiva pensar que su discurso no pretende separarse de nadie por ninguna ideología. Prefiere la conexión: “lo último que pretendo es separar a la gente” y concluye diciendo que también lo último que pretende es olvidar su pueblo. Acaba con un “Carricasco. Muchas gracias”.

Hay activistas latinoamericanas que piensan que el cambio de lugar no ha venido nada bien al evento. La mujer que coordina el debate se llama Judith Bautista Pérez. Es integrante de SAL (Sustaining All Life, en inglés; Compromiso con Todas las Formas de Vida, en español). Viene de la Sierra Norte de Oaxaca, en México; su relato es diferente. Frente a la idea de que un país latinoamericano liderase una cumbre tan importante a nivel mundial, piensa la cantidad de dinero desperdiciada por el camino y, sobre todo, en las voces que no se van a escuchar. Además, insiste en que precisamente eran ese tipo de voces las necesarias actualmente.

Los estragos de una mala organización cómo pueden derivar en las vidas personales que llevan tanto tiempo dedicado y trabajo en concreto a esto. No la mala organización, la situación política, el “caso chileno”.

Explica que "solamente haciendo referencia al cambio de sede, del espacio" ya se puede pensar bastante. "Al cambiarse a Madrid, Europa, donde ya han sido las mayores concentraciones de este tipo de eventos oficiales, automáticamente impide la participación y la involucración de otras personas que iban a estar ahí. Voces de mujeres que han vivido directamente la consecuencia de las minas, la consecuencia del apropiarse de su agua...". Denuncia que la centralización vuelve a darse y se queja de esas voces que ya no van a ser escuchadas en la conferencia internacional.

Su propuesta es “luchar contra las diferentes maneras en las que nos han enseñado a separarnos. Por eso es importante escuchar las voces de los distintos pueblos del planeta”. Judith explica que las naciones indígenas son las que más viven los efectos del cambio climático. “Todavía tenemos mucho que aprender”, y nombra a la juventud, con ciertos ejemplos de empoderamiento y lucha activa que despiertan su interés. También nombra a las mujeres y repasa brevemente los talleres y las charlas relacionadas que va a llevar a cabo SAL, su asociación.

AmecoPress le pregunta por la necesidad de eventos como la CUP25 y la incisión en el punto de vista tanto joven como femenino. Además, le preguntamos un consejo rápido para combatir el cambio climático a pequeña escala, algo fácil todos los días.

¿Son necesarios eventos como este?

Las personas, realmente, están preocupadas y pensando sobre la necesidad de ocultarse y externar cómo se siente respecto al cambio climático. Y hay muchas personas haciendo algo para remediarlo, pero también es cierto que hace falta mucho más. Sobre todo, de la parte oficial, esfuerzos que puedan llegar a la gente común y corriente, la gente que no esta directamente vinculada al activismo o parte de una función pública. Esto concierne a todas las personas. Es muy lamentable que haya sido cambiada la sede, de Santiago de Chile a aquí, a España. Porque iba a ser la primera vez que Latinoamérica iba a asumir el liderazgo territorial y de organización de esta conferencia de las partes de la ONU.

Era importante que se encargara un país latinoamericano, porque además, algo de lo que hablábamos hace un momento: las principales consecuencias del cambio climático y del impacto de la polución y de la crisis ambiental la viven países latinoamericanos. Así que hay tantos recursos en estos espacios que son ahí donde los ojos están puestos para la extracción de recursos. Eso implica que no haberlo hecho ahí, en Santiago, como estaba previsto, tiene como consecuencia que las voces de muchas personas hayan sido automáticamente silenciadas o echadas a un lado. Y no necesitamos eso…

Por otra parte, te sigo preguntando, ¿qué importancia crees que tienen las mujeres y los jóvenes? ¿Tienen propuestas propias que dar a la lucha contra el cambio climático?

Totalmente, yo creo que son las mujeres las que lideran la lucha por el medio ambiente. ¿Por qué? Entre otras cosas, porque son las principales víctimas de los estragos que provoca la crisis ambientes. Los principales mineros, eólicas, que no se consultan, y proyectos que tienen que ver con extracción de hidrocarburos, de gas, están puestos los ojos en territorios de pueblos indígenas.

Las principales víctimas acerca del futuro de este planeta es la gente joven, por cómo van a vivir, de qué es lo que están haciendo, hicieron antes y están haciendo ahora, y cómo vas a evitarlo en este mundo. Y las principales personas que viven las consecuencias de todos estos proyectos son las mujeres, porque son las que están al frente de sus familias viviendo las principales consecuencias de esto.
El grado de aparición de cáncer a nivel mundial provocado por muchos factores... los principales cuidados de esas personas que enferman, caen directamente en los hombros de mujeres. Mujeres jóvenes.

¿Como una rueda que se retroalimenta? Porque también repercute en el flujo migratorio, en el capital…
Por eso la propuesta de mujeres está siendo clave. Porque básicamente los gobiernos, y muy buena parte de la sociedad, están uno, muy asustados respecto a qué hacer, dos, no está escuchando y tres, automáticamente está reprimiendo estas voces, y por eso la emergencia del liderazgo de mujeres indígenas jóvenes que están peleando por la vida, no solo de ellas, sino de todas las personas.

¿Un consejo rápido para que en la vida diaria todo el mundo pueda aportar su granito de arena?

Desde Compromisos con Todas las Formas de Vida, lo que decíamos hace un rato en el foro es darte un tiempo para sentir qué es lo que está pasando. Darte un tiempo para notar a la persona que está al lado tuyo, a tu vecino, tu vecina, el compañero de trabajo, tus amigas, y detenerse un momento para notar que, realmente, esto está pasando y estamos asustados. Y darte la oportunidad de notar, desde ti, después de notar que estás asustada/o… lo que invitamos a hacer es que escucháramos, pensando en esto, sintiendo, poniendo atención a las reacciones, los sentimientos… Después, ver qué podemos hacer cada una y cada uno. No hay mejor persona que te diga para dónde hacer lo correcto que tú.

Pie de foto: Exposición Fotográfica "Mujeres Rurales en América: sembrando hoy la agricultura del futuro", fruto de la colaboración entre Vogue Brasil e ICAA, junto a las mujeres que posaron para el proyecto.

Su organización, a continuación, iniciaba un taller sobre Herramientas para organizarse en torno al cambio climático.

Internacional - Sociedad - Voces de Mujeres - Situación Social de las Mujeres - Mujeres rurales - Mujeres del mundo - Género y Desarrollo - Pobreza y Género - Cooperación - Política y Género - Ecología - Eventos. 03 dic. 2019. AmecoPress.