Informe ‘La comunicación del movimiento feminista en el Estado español’

La potencia comunicativa del movimiento feminista en el Estado español

21 de marzo de 2019.

Por Redacción AmecoPress

Madrid | Las jóvenes | Movimiento feminista | Comunicación | 8 Marzo | Manifestaciones | Redes sociales



Fundación Calala Fondo de Mujeres y Open Society Foundations


Madrid, 21. mar. 19. AmecoPress.- El pasado lunes, la consultoría de comunicación ‘Ideograma’ presentó en Barcelona el informe ‘La comunicación del movimiento feminista en el Estado español’ encargado por la Fundación Calala Fondo de Mujeres y Open Society Foundations.

La necesidad de elaborar este informe, dicen desde Calala, surge tras un debate entre las tres organizaciones sobre la capacidad de influencia de los movimientos sociales en la opinión pública, y el alarmante éxito que propuestas ultraconservadoras y de extrema derecha están teniendo en el Estado español y en el contexto global. Si actualmente existe un movimiento influyente, es el movimiento feminista. Es por ello que se sienten con la necesidad de identificar y replicar qué es lo que se está haciendo bien para seguir llegando a la población y conseguir frenar propuestas regresivas.

El informe analiza el contexto previo, los factores influyentes y los comportamientos comunicativos que propiciaron la movilización masiva que supuso la convocatoria a la Huelga Feminista del pasado 8 de marzo de 2018; la primera Huelga General Feminista en el Estado español.

La Manada, el asesinato de Diana Quer y el caso de Juana Rivas fueron determinantes en la opinión pública para la movilización de las mujeres en el Estado español de cara al 8 de marzo. Procesos comunicativos como #Cuéntalo, el #MeToo en Hollywood, procedente del #NiUnaMenos latinoamericano, así como la Marea Verde argentina por la defensa del aborto legal, seguro y gratuito; también fueron factores muy influyentes.

En 2018, para los medios de comunicación tradicionales fue decisivo el movimiento #LasPeriodistasParamos, así como una mayor presencia de mujeres periodistas cada vez más jóvenes y la aparición de medios de comunicación millennials. La consecuente transformación de las narrativas conllevó un cambio significativo en la norma social, donde el 52 por ciento de las personas encuestadas en los Focus Groups para este informe se consideraron feministas.

Pero, sin duda, el uso de las redes sociales por parte del movimiento feminista fue un rasgo comunicativo clave para la convocatoria del 8M. Demandas claras con un mensaje fácilmente asumible por la sociedad difundido a través de unas narrativas centradas en el testimonio, desde el propio cuerpo.

Un aspecto destacable es la gran influencia que supuso la explosión del “feminismo pop”. La narrativa feminista sale del ámbito político y se difunde desde la cultura: el lenguaje se vuelve humorístico y sarcástico, repleto de referencias culturales que alcanza hasta las literaturas fantásticas.
Al respecto, y de forma sorprendente, Operación Triunfo 2018 encabezó los debates de opinión pública en lo referente a los valores feministas que surgieron en el programa.

Pero no todo el éxito de la convocatoria fue desde la comunicación. Así acordaron las expertas comunicadoras y del movimiento feminista que lideraron el debate posterior: Elisenda Rovira, coordinadora del Observatori Mèdia.cat; Lucrecia Baquero, experta comunicadora; Dolo Pulido, del movimiento feminista de Ca la Dona, y María de la Fuente, del Institut per a l’Estudi i la Transformació de la Vida Quotidiana.

La masiva movilización del 8M no hubiera podido gestionarse sin la organización de la Comisión 8M, fruto de los más de 40 años de trabajo que el movimiento feminista lleva a sus espaldas. Además, la gran presencia de mujeres más jóvenes surge de la influencia del movimiento 15M: son generaciones que han crecido en la desconfianza al entramado político del país y que manejan unas nuevas narrativas de defensa de derechos desde la independencia de los poderes del Estado.

Sin embargo, ahora que los valores feministas comienzan a impregnar las narrativas, es imprescindible que las feministas analicen internamente el discurso que promueven, desde una interseccionalidad real y efectiva que debe todavía interiorizarse por completo por el feminismo blanco europeo, cuyo paraguas feminista es cuestionado por las mujeres racializadas, en la medida en la que este abarca realmente a todas las mujeres cis, lesbianas y trans, como señalan desde Calala.

"La conclusión es que los feminismos han llegado para quedarse. No hablamos solo del movimiento del 8 de marzo. Hay personas haciendo activismo feminista todos los días en nuestros espacios cotidianos. Uno de los principales campos de batalla es en nuestras casas. Los movimientos feministas no estamos dispuestos a dar marcha atrás."

---
Foto: Archivo AmecoPress. Lidia López Hernández
— -
Pie de foto: Pancartas en la manifestación del 8M
— -
Comunicación - Movimiento feminista - 8 Marzo - Las jóvenes - Manifestaciones -Redes sociales - 21. mar. 19. AmecoPress

Documentos

whatsapp_image_2019-03-21_at_11.51.16_2_.jpg
JPEG | 169.4 KB