La locura es un orgullo

4 de junio de 2019.

Por Esther Gómez-Portillo

Sociedad | Madrid | Voces de mujeres | Salud y género | Discapacidad | Dependencia



Mujeres supervivientes de la psiquiatría denuncian abusos en el sistema y exigen la feminización de los síntomas


Madrid, 03 junio. 19. AmecoPress.-Diversas asociaciones de salud mental, grupos de apoyo y el activismo en general, han celebrado este sábado 1 de junio El Día del Orgullo Loco en Madrid. La plaza del Museo Reina Sofía ha sido la espectadora privilegiada que ha reunido a un grupo diverso de personas en nombre de la locura.

La salud mental, ha servido desde hace mucho tiempo a los sistemas de poder como herramienta para inhabilitar cualquier colectivo que fuese diferente mediante el concepto de la locura. Si centramos nuestra visión en los grupos oprimidos, nos damos cuenta que a las mujeres que se han rebelado contra el sistema se las han tachado de brujas, desquiciadas y locas. A las personas transexuales se las intenta cambiar con fármacos y electroshock su disidencia sexual y han borrado e invisibilizado la voz de las personas sin techo.

El Día del orgullo loco, pretende dignificar la locura y pedir un cambio en la forma en la que se trata la salud mental en España. Quieren reivindicar la locura mediante la reapropiación de la palabra, dándole un nuevo sentido libre de connotaciones negativas. Denuncian la violencia que se produce en el sistema de salud mental y pretenden acabar con el estigma y los prejuicios que hay a su alrededor.

En este día, han querido poner especial atención al trato que se da a las mujeres ingresadas debido a que son ellas, las que sufren doblemente por su condición de mujer y loca. Practican esterilizaciones forzosas mediante vasectomías no consentidas que imposibilita a las mujeres a decidir sobre su cuerpo y a decidir por ellas mismas si quieren o no formar una familia. Les hacen dependientes quitándoles el derecho a trabajar lo que les hace sufrir, aún más, la brecha salarial y la brecha en las pensiones. Las personas responsables se olvidan de la feminización de los síntomas y se centran solo en el cuerpo masculino. Además, denuncian abusos sexuales dentro del sistema de salud mental que muchas veces, quedan impunes por la falta de legitimidad que se da a las mujeres ingresadas.

Los colectivos reunidos denuncian con unanimidad un sistema que divide a las personas por sus capacidades y en el que, en muchas ocasiones, no se cumplen los derechos humanos de los sujetos con diversidad funcional, lo que provoca que sean más proclives a sufrir problemas de salud mental. Exigen que se reconozca a las personas más allá de su trastorno o padecimiento psíquico teniendo como prioridad la creación de leyes que garanticen los derechos de las personas ingresadas. Para ellos, es necesario que todo el mundo pueda acceder a una atención sanitaria especializada que ayude y no agreda a quienes acuden a ella.

Por último, hacen un llamamiento al empoderamiento de las personas supervivientes de la psiquiatría redefiniendo el concepto de locura y diversidad: "Las llaman personas locas sin darse cuenta que muchas veces son víctimas de un sistema que las coarta y que, ante todo, son personas que miran a la vida sin pena, vergüenza ni miedo"

Foto: Archivo AmecoPress.

— 

Pie de foto: 1) Concentración Orgullo Loco; 2) Concentración Orgullo Loco

— -
Sociedad - Voces de mujeres - D¡scapacidad - Dependencia - Salud y género. 03 junio. 19. AmecoPress.