Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial

La falta de accesibilidad agrava la situación de las personas sordas inmigrantes en España

26 de marzo de 2019.

Por Ana Casillas

Sociedad | Madrid | Situación social de las mujeres | Mujeres migrantes | Violencia de género | Discapacidad | Políticas de Igualdad | Brecha salarial



Así lo plasma el primer estudio sobre la realidad de las personas sordas inmigrantes


Madrid, 26 mar. 19. AmecoPress.- Este documento elaborado por la Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE) profundiza en la situación social que vive este colectivo especialmente vulnerable. Su objetivo es impulsar programas de ayuda, atención, fomento del empleo y eliminación de barreras a su inclusión. La Secretaria de Estado de Migraciones, Consuelo Rumí, ha asistido al acto de presentación celebrado el pasado jueves, 21 de marzo, junto con la directora general de Accem, Julia Fernández, y la presidenta de la CNSE, Concha Díaz.

Ocho de cada diez personas sordas inmigrantes en España se han sentido discriminadas por ser sordas y por ser inmigrantes. El ámbito en el que sufren mayor discriminación es el laboral, el administrativo y en la atención sanitaria. Así pues, estas personas encuentran más dificultades para acceder a los recursos y servicios dirigidos a la población inmigrante.

El estudio presentado coincidiendo con el Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial, ha sido expuesto por Alba Prado Mendoza, responsable del Área de Inmigración de la CNSE. En él han participado un total de 63 personas sordas, de las cuales han sido 33 mujeres y 30 hombres de edades entre los 20 y 59 años, procedentes de diferentes países de Latinoamérica, norte de África y parte de Rusia y Asia.

El documento expone las principales dificultades que viven estas personas. Entre ellas se encuentra la lentitud en los trámites burocráticos y la falta de información haciendo aún más complicado la obtención de papeles que faciliten el ejercicio de la ciudadanía. Además, el bajo nivel de estudios, sumado a la situación irregular administrativa, dificulta el acceso a empleos más cualificados. Por ello, solo 4 de cada 10 personas sordas inmigrantes se encuentran trabajando.

La investigación hace hincapié en la situación de vulnerabilidad de las mujeres sordas inmigrantes y en su dificultad para lograr su plena inclusión. Incluso algunas de las mujeres entrevistadas, han emigrado por sufrir violencia de género en el lugar de origen.

Doble discriminación

La Secretaria de Estado de Migraciones, Consuelo Rumí, ha declarado que “una de las tareas de la Secretaría de Estado es velar por la inclusión e integración de quienes llegan a nuestro país en diferentes circunstancias”. “Todas las personas inmigrantes se enfrentan a numerosos obstáculos y cuando se trata de personas sordas, nos encontramos con una doble vulnerabilidad”, ha añadido.

En este sentido, la presidenta de la CNSE, Concha Díaz, ha asegurado que “los derechos y libertades, para serlos en su máxima expresión, no deberían discriminar a unas personas frente a otras” y ha reivindicado “un entorno accesible, inclusivo y saludable para todas las personas sordas en el que ser persona sorda y utilizar la lengua de signos española y catalana no sean motivos de exclusión”.

“Es un papel fundamental el de las federaciones autonómicas de personas sordas”, ha declarado Díaz. La red asociativa de la CNSE cuenta con once federaciones autonómicas de personas sordas inmigrantes en Galicia, País Vasco, Castilla La Macha, Castila y León, Islas Canarias, Cantabria, La Rioja, Asturias, Valencia, Madrid y Murcia. Además, la entidad INTERSOCIAL, ha apoyado la elaboración del estudio.

Asimismo, la presidenta de la CNSE, ha recalcado que “hemos puesto en marcha iniciativas que contribuyen a garantizar una atención global de este colectivo, con el objetivo de garantizar su igualdad de derechos y oportunidades”. Ejemplo de ellas son: una guía formativa que incluye todos los recursos y servicios que tienen a su disposición las personas sordas inmigrantes, a través de una página web y una aplicación móvil; un curso online de lengua de signos española en colaboración con el Instituto Cervantes; y reuniones con embajadas para ofrecerles información sobre el colectivo.

Al respecto, Concha Díaz ha denunciado que las pruebas para obtener la nacionalidad española incluyen una prueba de expresión y compresión oral que discrimina a este tipo de personas y ha demandado que “se garantice la presencia de intérpretes de lengua de signos o de cualquier otro apoyo que precisen durante la fase de instrucciones de la prueba”.

Por su parte, la directora general de Accem, Julia Fernández, ha señalado que “desde ACCEM reiteramos la importancia de seguir incidiendo en la igualdad de trato como elemento fundamental para fomentar una ciudadanía participativa y activa” y que “es necesario velar por la accesibilidad y por mejorar el acompañamiento a estas personas ya que en el caso de las personas sordas inmigrantes, se acrecientan las barreras por su discapacidad”.

La secretaria de Estado de Migraciones ha reconocido el trabajo realizado por la CNSE y ha dicho que “también es tarea de la secretaría hacerles la vida más fácil a estas personas, así como favorecer la plena inclusión". Del mismo modo, ha valorado la importancia de favorecer la relación de las administraciones, asociaciones y entidades. “ Hay que garantizar la dignidad de estas personas” ha añadido.

El acto ha finalizado con la intervención de la presidenta de la CNSE declarando que “hay que reafirmar el compromiso de seguir en tres palabras: convivencia, equidad y solidaridad”.

Confederación Estatal de Personas Sordas

CNSE es una organización sin ánimo de lucro que atiende los intereses de las personas sordas y con discapacidad auditiva y de sus familias en España. Desde su creación, en 1936, la CNSE ha desarrollado una labor de reivindicación e incidencia política para lograr la plena ciudadanía de las personas sordas; así como del desarrollo de programas de atención y prestación de servicios a través de sus federaciones. Hoy la CNSE está integrada por 17 federaciones de personas sordas, que a su vez mantienen afiliadas a más de 120 asociaciones provinciales y locales de todo el Estado. No obstante, la CNSE atiende cualquier necesidad relacionada con el colectivo de personas sordas, estén o no afiliadas a su movimiento asociativo.

Foto: Archivo AmecoPress.

— -
Pie de foto: 1) Foto de familia de la presentación, 2) De izquierda a derecha: Julia Fernández, Concha Díaz y Consuelo Rumí

— -
Sociedad - Situación social de las mujeres - Mujeres inmigrantes - Discapacidad - Políticas igualdad - Violencia de género - Brecha salarial. 26 mar. 19. AmecoPress.