Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres

La emergencia sanitaria evidencia la necesidad de la perspectiva de género en materia de investigación y salud

26 de mayo de 2020.

Por Raquel Zapata González

Madrid | Internacional | Situación social de las mujeres | Salud y género | Salud reproductiva | Sociedad





Madrid, 26 may. 2020. AmecoPress.- Como cada año, el 28 de mayo, se celebra el Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres con motivo de reivindicar los derechos en materia sanitaria entre los que se encuentran los sexuales y reproductivos. Además, también se defiende la consecución de otros derechos que finalmente se traducen en salud para el colectivo femenino como, por ejemplo, la conciliación responsable y la lucha contra las violencias machistas. Diversas organizaciones han propuesto actividades para dar a conocer la situación de las mujeres en el ámbito de la salud, dando especial importancia a la repercusión de la Covid-19 tanto en la actualidad como a largo plazo.

Como ha explicado Comisiones Obreras (CCOO) a través de su web, la salud femenina aún tiene retos a los que enfrentarse. La medicina y la investigación necesitan superar la perspectiva androcéntrica porque el cuerpo del hombre y el de la mujer no reaccionan igual ante diversas enfermedades, ni tampoco reciben el mismo tratamiento una vez que las contraen y, por tanto, el estudio desde esta perspectiva tiene un resultado peligroso para la salud de las mujeres. Estas disciplinas necesitan tener presente el género en cada paso que den para garantizar la seguridad de toda la ciudadanía.

En el centro de atención se encuentran, sobre todo, los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres. Desde la Federación de Planificación Familiar Estatal, explican a AmecoPress que los principales retos son “combatir la ausencia de un sistema de salud con perspectiva de género que cubra las necesidades específicas de la salud de las mujeres; las deficiencias en el acceso a los servicios de atención a la salud sexual y reproductiva, y la poquísima información que se proporciona a niñas y mujeres sobre sus cuerpos, su salud y sus derechos”.

En este ámbito, diversas organizaciones y organismos internacionales están ya constatando que las medidas adoptadas para frenar la pandemia por Covid-19 pueden afectar negativamente al acceso a los servicios esenciales de salud sexual y reproductiva: servicios y productos anticonceptivos, servicios de aborto seguro, servicios de salud maternal y de las personas recién nacidas, servicios contra la violencia de género, atención a ITS/VIH, infertilidad y cánceres en el sistema reproductor entre otros. “Esto puede dar como resultado un aumento en el riesgo de embarazos no deseados, abortos no seguros, posibles complicaciones durante el embarazo y el parto, morbilidad y mortalidad de madres, recién nacidos y mujeres en general debido a complicaciones por falta de prevención o atención temprana. Por eso hay que reforzar los sistemas sanitarios públicos, y que estos incluyan siempre la salud sexual y reproductiva como área fundamental del sistema”, explica la Federación.

La Asociación de Mujeres para la Salud, añade además que se deben tener en cuenta los factores psicosociales que afectan directamente sobre la salud de las mujeres, como la sobrecarga en los cuidados, ya que esto les provoca mayores trastornos de ansiedad y depresiones de género, puestos de trabajos peor remunerados y empobrecimiento en su jubilación debido a las excedencias o reducciones de sueldo.

Desde CCOO se da especial importancia también a combatir las violencias machistas como una forma de ganar bienestar para miles de mujeres, a la que se le suman la conciliación corresponsable, para evitar cargas que terminen produciendo enfermedades psicológicas o físicas a las mujeres y, un trabajo digno, ya que hay un porcentaje de mujeres cuya situación sociolaboral está marcada por la precariedad, temporalidad, infravaloración de tareas, discriminación salarial, etc.

“Otra realidad a tener en cuenta, es el gran número de mujeres que han estado en primera línea de intervención, en los servicios esenciales, que ha sido masivo en la mayoría de ámbitos como enfermería hospitalaria (auxiliares de clínica, limpiadoras y médicas), en enfermería y otros puestos de las residencias de la tercera edad, en comercios (cajeras y reponedoras), en farmacias, lavanderías, empresas de limpieza y, por supuesto, en el cuidado de personas dependientes en las que se han visto obligadas a seguir cuidando, poniendo en riesgo su salud y la de sus familias”, explica la Asociación de Mujeres para la Salud a AmecoPress.

Elena Blasco Martín, Secretaría confederal de Mujeres e Igualdad de CCOO, ha explicado que “todos estos problemas se ven acrecentados por efecto de la pandemia de la COVID-19 y sus consecuencias, por lo que trabajar por lograr la igualdad efectiva entre mujeres y hombres es la mayor contribución a la mejora generalizada de la salud de las mujeres, de su derecho a disfrutar de una vida segura, económica y laboralmente estable y libre de violencias”.

Iniciativas para el Día de la Salud de la Mujer

La Asociación Mujeres para la Salud viene desarrollando desde hace años una jornada anual en torno al 28 de mayo sobre temas relacionados con la salud de las mujeres, una fecha esperada a la que cada vez asisten más féminas. Como este año el escenario ha sido totalmente diferente, ha tenido que adaptarse mediante su plataforma virtual, llevando a cabo una pequeña campaña durante toda esta semana para conmemorar el 28 de mayo en la que han recuperado artículos como “El género, determinante de salud y enfermedad de las mujeres”, escrito por la presidenta de la asociación, Soledad Muruaga.

Por su parte, la Federación de Planificación Familiar Estatal va a aprovechar para recordar a los gobiernos europeos la importancia de seguir defendiendo y financiando la salud sexual y reproductiva y los derechos sexuales y reproductivos como condición necesaria para la (re) construcción de un mundo sostenible. Como parte de Countdown 2030 Europe, una red europea de organizaciones, y de la campaña #BecauseSheCounts, piden que se coloquen los cuidados, la solidaridad y la igualdad en el corazón de sus políticas y decisiones sobre financiación. El 28 de mayo celebrarán también el Día de la Higiene Menstrual. “Apoyaremos la iniciativa del Foro Parlamentario Europeo (EPF) para señalar tanto la estigmatización derivada de la falta de información y educación relacionada con la salud menstrual, como las dificultades que tienen muchas mujeres para acceder a productos de higiene menstrual a precios asequibles”, explican. Además, para tratar el tema de la reconstrucción de un mundo sostenible han creado un ciclo de webinarios de cara a junio junto a otras organizaciones.

Desde Comisiones Obreras, la Secretaría Confederal de Mujeres e Igualdad, en colaboración con la Secretaría de Salud Laboral, pone en marcha una campaña que incide en cinco aspectos básicos para la salud integral de las mujeres contenidos en el lema central Igualdad es salud: Perspectiva de género es salud, Derechos sexuales y reproductivos son salud; Combatir las violencias machistas es salud; Trabajo digno es salud; y Conciliación corresponsable es salud. La campaña comenzó a desarrollarse el pasado jueves 21 de mayo y finalizará este jueves 28 de mayo, dedicando cada día al desarrollo temático de uno de los ejes y concluyendo el último día con un manifiesto conjunto de las secretarías confederales de Mujeres e Igualdad y Salud Laboral, respectivamente.

Foto: Archivo AmecoPress


Internacional – Sociedad - Salud y género - Salud reproductiva - Situación social de las mujeres; 26 de may. 2020. AmecoPress.

Documentos

federacion.jpg
JPEG | 753 KB