Igualdad de derechos en el deporte femenino

11 de abril de 2019.

Por Patricia Arriola Ramírez

Madrid | Situación social de las mujeres | Deportes | Comunicación y género | Deportes y género



Coloquio “Mujeres y Deporte: Venciendo obstáculos en España y Noruega"


Madrid 11 abr. 19.- Para analizar el papel de las mujeres en el deporte, se realizó el coloquio “Mujeres y Deporte: Venciendo obstáculos en España y Noruega”, donde se habló sobre la falta de reconocimiento y visibilización, la estereotipación y la discriminación contra las mujeres en este rubro.

En el evento organizado por el Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades, en colaboración con el Consejo Superior de Deportes y la Embajada de Noruega en España, participaron deportistas europeas, periodistas, académicas y especialistas en la situación actual femenina en las actividades deportivas.

La principal diferencia entre una mujer que juega fútbol en ambos países, es que en Noruega no se le ve como “masculina”, sin embargo, en España al realizar esta disciplina la persona es vista culturalmente de forma varonil, explicó Henriette Klavenes, exjugadora de clubs noruegos, y actualmente integrante de la Agrupación Deportiva Alcorcón, en Madrid.

Respecto a la difusión del deporte en los medios de comunicación, los estereotipos que cosifican a las mujeres persisten y se ven reflejados muchas veces en las preguntas que se les formula a las deportistas, alejadas de su desempeño profesional.

La periodista española, Paloma Del Río, exdirectora de programas deportivos de TVE, y coordinadora de Patrocinios y Federaciones Deportivas, sostuvo que la prensa es responsable de que el deporte femenino no esté bien posicionado porque no se le da el espacio adecuado.

“La competición femenina es tan importante como la masculina. Hay tantas ligas femeninas como masculinas, pero luego lo femenino aparece en la última parte del diario en letras pequeñas, o no aparece. Existen medidas políticas pero si no se ven, no existen. Si no se plantea que el deporte femenino tenga el mismo seguimiento que el masculino no sirve de nada”, señaló Del Río.

Modelos sociales

La Directora del Seminario Mujer y Deporte de la Universidad Politécnica de Madrid, Élida Alfaro, explicó que los estereotipos sociales de género impiden que se asuma el deporte como modelo social femenino porque está adscrito al masculino.

Esto, según la especialista, debe resolverlo el Consejo Superior de Deportes aplicando políticas en la educación primaria. Pues, las niñas al no verse identificadas con el modelo social de las mujeres en el deporte, evitan ahondar en determinadas disciplinas físicas.

“El obstáculo principal son los medios de comunicación. No tenemos cada fin de semana un medio que apueste por nosotras, y si no salimos en televisión no existimos. Hace meses se celebró el fútbol sala y ningún canal televisivo apostó por nosotras”, contó la deportista Ana Sevilla, de la Selección Española de Fútbol Sala.

Acoso sexual en el deporte

En el deporte, se presentan situaciones de abuso real debido a que se tiene la errónea percepción que las mujeres viven en el entorno de un hombre, y los marcos de protección no son claros.

Por ejemplo, un menor de edad que sufre de abuso de poder, o sexual, se martiriza mentalmente por años hasta que puede verbalizarlo. Incluso, prefieren abandonar el deporte que es el contexto que los llevo a ser víctimas de sus agresores, sostuvo la primera comentarista deportiva de Noruega, Anne Sturod, “los organismos estatales tienen que dar un golpe en la mesa para que esto se acabe”.

Estas declaraciones las brindó en el coloquio realizado en el Salón de Actos de la Secretaria de Estado de Igualdad, donde se hizo referencia a la sanción que recibió el extécnico de la Federación de Atletismo, Miguel Ángel Millán, quien fue condenado a 15 años y medio de prisión efectiva, y al pago de 35 mil euros de indemnización por haber abusado sexualmente de dos menores que entrenaba.

Kari Fasting, profesora emérita de la Escuela noruega de Ciencias del Deporte, añadió que se debe trabajar en un sistema de denuncias y apoyo psicológico para las personas que se vean atacadas sexualmente en el rubro deportivo, pues cuando se formula una denuncia es seguida por un Tribunal Penal y la Policía, pero no se personaliza.

Conclusiones

Las participantes del evento concluyeron que la forma adecuada de cambiar la mentalidad de las personas que "masculiniza" a las mujeres dedicadas al deporte es incidir en la educación para que se deje de transmitir estereotipos de género, que confirman los medios de comunicación.

La prensa se centra en difundir el fútbol masculino, sin tomar en cuenta otras competencias. Y cuando resalta la participación de las mujeres deportistas, lo hace por sus características físicas o sus vinculaciones sentimentales.

Fomentar el deporte mixto desde los colegios, podría solucionar los problemas mencionados que se toman en cuenta en la "Agenda 2030: El reto de los objetivos de desarrollo sostenible", que abarca la igualdad de género, y el empoderamiento niñas y niños.

Fotos: Archivo AmecoPress - Archivo Thomas Brekke Sæteren.

Pie de foto: De izquierda a derecha. Maria Solanas, Paloma del Río, Anne Sturod, Kari Fasting, Élida Alfaro, Ana Sevilla y Henriette Klavenes.

Deportes - Situación social de las mujeres - Deportes y género - Comunicación y género. 11 abr. 19. AmecoPress.