Foro Político Mujeres Migrantes y Ciudadanía

“Hemos decidido ser sujetos políticos aunque no podamos votar”

11 de abril de 2019.

Por Gloria López

Política | Mujeres migrantes | Política y género | Violencia de género | Refugiadas



Las participantes aseguran que no se trata solo de cubrir sus necesidades particulares, ni de victimismo, sino que las mujeres migrantes tienen mucho que decir y aportar


Madrid, 11 abril. 19. Amecopress. El Centro de Residencias Artísticas del Matadero acogió un Foro político de mujeres migrantes. Muchas de ellas no tienen derecho a votar ni a ser elegidas. Pero todas construyen cada día la sociedad, la economía, la vida. Estaban invitadas las representantes de los cuatro partidos políticos con representación institucional, pero solo llegó una, que incluso sustituía a la compañera que estaba confirmada. Es una muestra de las violencias institucionales y estructurales específicas que afectan a estas mujeres. Pero ellas no cejan: “hemos decidido ser sujetos políticos aunque no podamos votar”.

En la primera mesa, Silvina Monteros Obelar (ESCODE), Carolina Elías Espinoza (SEDOAC) y Tataina Retamozo Quintana (Red de Mujeres Latinoamérica y del Caribe), moderadas por Liliana Suárez, de la Universidad Autónoma de Madrid, profundizaron en las reivindicaciones y propuestas de las mujeres migrantes y refugiadas.

Silvina Monteros explicó las distintas limitaciones al voto, pasivo y activo, que afectan a las mujeres de origen extranjero. Entre otras muchas peticiones, reivindicó el derecho a “estar informadas”. "¿Por qué los políticos no nos tienen en cuenta? Porque no les interesamos ya que no votamos", dijo.

También afeó al Estado español por las limitaciones que impone la Ley de Extranjería desde el 2009, al recortar el derecho a la reagrupación familiar: “no podemos traer a nuestras madres y padres y para nosotras es fundamental”.

En su intervención también describió las violaciones al derecho al asilo y al refugio. España no ha acogido a las personas refugiadas con las que se había comprometido. Además, las oficinas de asilo se encuentran colapsadas y tienen listas de espera de hasta 5 meses. Si bien las organizaciones vienen denunciando las violaciones a los derechos humanos que se cometen en los CIEs y piden su cierre, el Gobierno ha anunciado que va a abrir tres más. “Se han detectado casos de víctimas de trata encerradas en los CIEs”, dijo Monteros, “pero no se informa a las mujeres de sus derechos”.

Carolina Elías Espinoza centró su participación en la precariedad del empleo doméstico, desarrollado en un 98 por ciento por mujeres, más del 60 por ciento de ellas extranjeras, “sin contar las nacionalizadas ni la economía sumergida”.

Derecho a no migrar

“Nos estamos viendo obligadas a salir de nuestro país, aunque no queremos”, dijo Carolina Elías Espinoza. “Estamos haciendo los trabajos que las españolas y los españoles no quieren hacer”, enfatizó, repasando las condiciones de desigualdad y precariedad en las que se desempeña el trabajo doméstico y de cuidados.

Las trabajadoras del hogar y cuidados no tienen los mismos derechos que el resto de las trabajadoras. Ni en la cotización ni en prestaciones –por desempleo, por ejemplo-. Ni en prevención de riesgos laborales. Ni en la negociación de sus contratos, ni en los despidos. “El anonimato te expone al despido, que puede producirse por el llamado desestimiento, es decir, porque el empleador te dice que ya no confía en ti”.

La integrante de SEDOAC denunció de manera especial la vulnerabilidad de las internas y llamó la atención sobre la desvalorización de este trabajo, tan importante para la sociedad. “La igualdad de derechos de las empleadas del hogar es cuestión de justicia”.

En ese sentido, la moderadora enfatizó sobre lo que denominó “crisis de afecto y de cuidados” al preguntar “¿cómo es posible que el sector que tiene sobre sus espaldas el cuidado de nuestras familias esté tan desregularizada?”.

Que las mujeres migrantes formadas participen en la atención a las víctimas de violencia machista

Tatiana Retamozo Quintana centró su intervención en la violencia de género y el derecho a la salud. Si bien la violencia machista es un fenómeno global, “en las mujeres migrantes hay una especificidad”, que hay que abordar “no desde el victimismo”. “Estamos sobrerrepresentadas en las cifras de mujeres asesinadas por violencia de género, 30%, cuando solo somos el 5% de la población”, explicó. Pero no es solo una cuestión de cifras. La activista recordó que de las 222 medidas que recoge el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, solo 24 están dirigidas a las mujeres migrantes. “Nos preocupa de manera especial las mujeres sin papeles”.

Tatiana avaló su discurso con la experiencia de la red de promotoras comunitarias para la prevención de la violencia de género. Exigió la revisión de la articulación de la Ley de Extranjería para adaptarla a la ley contra la violencia de género del 2004 y corregir la “discriminación de facto” de las mujeres migrantes; revisar el pacto de Estado; afrontar de manera integral y preventiva la lucha contra la Mutilación Genital Femenina (MGF).

Según la experta, la formación con enfoque de género es “insuficiente” para comprender la violencia estructural que afecta a la población migrante, se necesita conocer el significado de la “interculturalidad”. En ese sentido abogó por que las mujeres migrantes formadas puedan incluirse en los equipos que atienden a las víctimas de violencia machista.

“Las personas sin papeles no son criminales”

Si bien el decreto de julio de 2018 vino a derogar la legislación creada por el Gobierno del Partido Popular, que restringía el derecho al acceso a la sanidad pública a la población inmigrante en situación irregular, “la nueva ley no acaba de armonizar el procedimiento” y todavía se viven situaciones discriminatorias. “Las personas sin papeles no son criminales”, dijo Tatiana.

“El feminismo tiene que asumir nuestras reivindicaciones”, dijo una de las asistentes en el coloquio posterior a la primera mesa. “Para que ellas rompan el techo de cristal nosotras limpiamos sus casas”.

Entre las participantes hubo activistas de diferentes organizaciones y ámbitos, juristas, trabajadoras del hogar, educadoras, profesionales de la salud. Fue destacada la situación de las migrantes en situación irregular, exigiendo que “no se abra expediente de expulsión cuando denuncian violencia de género, aunque quede paralizado”. No hay enfoque de género en el sistema judicial y en el sistema de refugio, a pesar de que el 80 por ciento de las solicitudes de protección internacional se realizan por razón de género. Asimismo fue denunciado que no existan centros para atender a mujeres menores de edad víctimas de trata, que son llevadas a centros de menores y sufriendo una violencia estructural.

“No se trata solo de cubrir nuestras necesidades”, dijo una de las participantes, “tenemos mucho que decir ante un proceso de degradación que vivimos, por un sistema global que explota cuerpos y territorios”.

Representantes de los partidos

Al foro estaban invitadas representantes del Partido Popular, Ciudadanos, Psoe y Unidas Podemos. Desde los dos primeros no hubo confirmación de asistencia. Unidas Podemos aseguró su participación pero finalmente un accidente impidió que llegara Dina Bousselham. Tampoco asistió la diputada del PSdeG-PSOE, Pilar Cancela, pero fue sustituida por Mónica Silvana García, candidata número 14 en la lista socialista en las elecciones europeas.

Precisamente Europa y sus políticas fueron la escusa esgrimida por la representante socialista para explicar algunas situaciones injustas provocadas por leyes y normativas nacionales. Limitaciones a la participación política de las mujeres migrantes, dificultades para convalidar sus estudios, impedimentos a la agrupación familiar, entre otras.

Fotos AmecoPress


Pies de foto: 1) Primera mesa, de izquierda a derecha: Silvina Monteros Obelar (ESCODE), Tataina Retamozo Quintana (Red de Mujeres Latinoamérica y del Caribe), Liliana Suárez y Carolina Elías Espinoza (SEDOAC); 2) Momento del debate; 3) Segunda mesa, con la participación de Mónica Silvana García (PSOE) y la periodista Ana Medina Barrenechea; 4) y 5) Exposición
— -
Política – Política y género – Mujeres inmigrantes – Refugiadas – Legislación y género – Encuentros y jornadas; 11 de abril. 19. AmecoPress