La profesionalización del fútbol femenino español cada vez más cerca de alcanzar el reconocimiento legal

Entre risas, golpes y goles el fútbol femenino enamora a la afición

18 de julio de 2019.

Por Roberto Pérez Abella

Madrid | Deportes | Deportes y género | Legislación y género | Brecha salarial



El Mundial de Fútbol Femenino celebrado en Francia deshace estereotipos y lucha contra el machismo en el deporte


Madrid, 18 julio. 19. AmecoPress. - Hace cuatro años en Canadá, durante la séptima edición del Mundial Femenino, ni Vicky Losada ni Marta Torrejón sabían muy bien cómo sentirse al ser la primera generación de su país que se clasificaba para un torneo de esa envergadura. Tampoco sabían cómo encajar esa clasificación y esa responsabilidad las mediocentros Silvia Meseguer y Amanda Sampedro. Pero crear un legado, hacer historia y servir de inspiración a otras personas, siempre cuesta. Aunque mucho menos de lo que podrían haber creído Jenni Hermoso y Marta Torrejón cuando España era apeada en la fase de grupos de manera prematura. Porque ya lo dijo el legendario media punta carioca, Kaká: “La Biblia dice que la vida da más de lo que pedimos” y “no existe un gran jugador sin un gran equipo”, algo que las jugadoras de Jorge Vilda han demostrado a todo el mundo con la excelente actuación e injusta, en cuanto a nivel de juego, eliminación en este Mundial Femenino celebrado en Francia, donde las rivales se han deshecho en halagos por el “tiki taka” de las hispanas.

La fase final del Mundial Femenino de fútbol coincide de lleno con las celebraciones del Orgullo LGTB en distintas partes del globo, lo que ha servido de altavoz mediático para la reivindicación no solo de los derechos de las futbolistas sino también los de las mujeres. Estas semanas los medios incluían en sus informaciones las declaraciones de las jugadoras en contra de las leyes anti- aborto o de la brecha salarial entre las categorías masculinas y las femeninas. En esta octava edición del Mundial Femenino, donde solo un tercio son seleccionadoras, se está dejando en evidencia las desigualdades entre el fútbol masculino y el femenino y se han visto situaciones tan anormales como que la ganadora del balón de oro reúse ir convocada con su selección por la falta de igualdad con el combinado masculino. El torneo estrella del fútbol a nivel internacional ya les ha dejado algunos deberes a las secciones masculinas para futuras ediciones como superar a la nueva máxima goleadora de la historia del torneo con 17 dianas o equiparar el galardón final entre hombres y mujeres.

Actuación de la selección española durante el torneo y las cifras del mundial femenino que han hecho historia

La selección española cumplió con el objetivo marcado de superar la temida fase de grupos junto al combinado alemán tras imponerse a China y Sudáfrica en la clasificación. Se temía que España desarrollara un buen juego que no se tradujera en goles y le complicara el pase a la fase final del torneo, algo que al final por desgracia fue lo que ocurrió.

Milagros Martínez, natural de Cuenca y ex entrenadora de la fundación Albacete, ahora vive el sueño de entrenar a un equipo semi-profesional masculino en Japón masculino, el Suzuka Unlimited, siendo la primera mujer en lograr este objetivo.

Milagros cree que en estos últimos años España ha dado un paso adelante: “tácticamente y técnicamente estamos a un buen nivel, aunque sí que es verdad que nos falta un pasito más para poder pelear a los equipos top” resume la entrenadora. La profesional indica que el mundial de España ha estado bastante bien y tanto el futbol de cantera y de club como en la selección, “está dando buenos frutos, el próximo mundial España debe estar pelando por estar en el pódium”.

El paso de la selección española no será efímero, las cuotas de audiencia en Gol Tv, canal encargado de difundir los encuentros de las españolas, registró en su último partido hasta un 12.8% de cuota y 1.320.000 espectadores. El mundo entero se ha rendido ante el potencial de las jugadoras españolas, desde la prensa francesa con las rotativas de L’ Equipe y Voix du Nord con titulares como, “Las alemanas sufrieron porque España ya está en la elite mundial” o “España hace temblar a Alemania”, respectivamente; hasta grandes profesionales del deporte, como Sergio Ramos que encumbraba a sus compañeras de selección en su cuenta de twitter: “Habéis perdido por dos penaltis. Habéis ganado el orgullo y la admiración de todo un país. El camino continuará, vaya que si lo hará.” También daba la enhorabuena el presidente de la federación española, Luis Rubiales, a las jugadoras, dándoles las gracias por romper el techo del fútbol femenino español con este mundial y esgrimiendo en su cuenta de twitter que “No hay derrota en el corazón del que lucha, y hoy nuestras jugadoras lo han demostrado”.

Estos datos en España, son una nimiedad en comparación con los once millones de personas que siguieron por televisión en Francia el partido inicial del torneo, lo que encareció la publicidad un 60%, según publicó el diario Le Parisien. Hay que añadir que el enfrentamiento, entre Brasil y Francia, fue visto por más de treinta millones de personas a través de GloboTV, convirtiéndose así en el más visto de la historia del fútbol femenino.

Las seleccionadoras de este mundial tan solo son un tercio del total

La edición del mundial 2015 tuvo tan sólo a siete seleccionadoras frente a los diecisiete varones encargados de dirigir a sus selecciones. Este último torneo disputado en Francia ha variado la dinámica un poco y ha tenido a nueve mujeres dirigiendo a sus jugadoras frente a las quince seleccionadoras restantes.

La selección de Suecia cambió a Pia Sundhage, exjugadora y también ex –seleccionadora del combinado femenino estadounidense en los juegos olímpicos de 2008 y 2012, por Peter Gerhardsson. La plantilla alemana pasó de estar dirigida por Silvia Neid a hacerlo por Martina Voss-Tecklenburg. Martina fue la estratega del combinado nacional suizo que disputó el anterior trofeo intercontinental y es considerada junto a Silvia Neid como uno de los iconos del fútbol femenino alemán. Silvia Neid dirigió al equipo nacional desde el año 2005 y fue una de las heroínas que levantaron la copa mundial en Japón el año 2007.

Nuengruethai Sathongwien es la única, junto a Jill Ellis, que repite en el banquillo de su selección en este pasado mundial de Francia. Nuengruethai regresó al banquillo tras la marcha de Spencer Prior, quien contribuyó a que el equipo tailandés se colgara la medalla de plata en los Juegos del Sudeste Asiático. Jill Ellis por su parte hace historia con la selección de Estados Unidos logrando alzarse con dos mundiales seguidos, el de Canadá y el de Francia, algo que ninguna había hecho anteriormente. Además, fue la asistente técnica de Pia Sundhage en la obtención del oro olímpico del 2008 y 2012, sin olvidar que estuvo al frente de la selección sub 20 de Estados Unidos que levantó la copa mundial del año 2010 en Alemania.

Milena Bertolini es la exjugadora que tras quince años como técnica del Brescia F.C. ha logrado clasificar a la selección italiana para este mundial después de dos décadas. Desiree Ellis ha logrado clasificar por primera vez a la selección de Sudáfrica para una cita mundialista y como curiosidad destaca que representó a Sudáfrica en el primer partido internacional de la historia del país, en 1993. Asako Takakura-Takemoto tomó en 2016 el relevo de Norio Sasaki, aquél seleccionador que guio a Japón a la conquista del Mundial femenino de 2011. También sabe lo que es llegar a finales de torneos internacionales con la selección sub-17 y sub-20 de su país.

Corinne Diacre y Shelley Kerr representan sin duda un hecho muy poco común en el mundo del fútbol: ambas han sido las primeras entrenadoras de un equipo masculino en Francia y en Escocia, respectivamente. Esto les ha dado buena prensa y las ha catapultado a dirigir sus selecciones femeninas nacionales. Corinne acumuló 121 internacionalidades y 14 goles, incluido el que clasificó a Francia para su primer Mundial Femenino en 2003. La directiva nacional confía en ella para hacer una renovación que permita al combinado francés colocarse entre las primeras potencias de este deporte. Shelley fue la capitana de la selección escocesa y pasó por varios clubes como el “Arsenal Ladies” hasta recalar en el equipo de la Universidad de Stirling, en la Liga de Fútbol de Tierras Bajas de Escocia o SLFL.

Cuando en 2017, Sarina Wiegman, guio a los Países Bajos a la conquista de la Eurocopa que se celebró allí, nadie la colocaba entre las favoritas para alzarse con este Mundial 2019, pero ha sorprendido a todo el planeta con su billete a la final de este torneo, después de haber eliminado a selecciones con mucha más experiencia que la suya como Suecia y Canadá. Es de hecho, la revelación del torneo con una vida profesional ligada al a selección neerlandesa, primero como jugadora con nada menos que cien internacionalidades y después cómo ojeadora y técnica auxiliar.

Para Milagros Martínez, Sarina Wiegman ha sido la “tapada” del torneo, aunque cree que parte del éxito de la selección holandesa radica en que “se vuelca todo el país con ellas y eso en cualquier deporte es aparte de bonito, muy importante”. La ex del Albacete, también afirma que “Holanda desde la pasada Eurocopa y en categorías inferiores está haciendo bastante buen papel desde hace unos años” y que a pesar de que Holanda supo jugar sus cartas, la final era algo más complicado de superar.

Milagros sitúa a la selección de Jennis Ellis un peldaño por encima del resto principalmente por el alto nivel de la liga profesional que allí si tienen, “ojalá nos fijemos todos en cómo trabajar así para que en unos cuantos años España sea una de las selecciones que les pueda pelear el mundial” propone la técnica.

La nueva Ley del deporte en España

La precaria situación a la que se tienen que enfrentar las jugadoras de la primera división femenina de fútbol en comparación con sus compañeros masculinos no tiene parangón. La brecha salarial gigante entre ambos géneros supera la de cualquier otro ámbito laboral actual en España, obligando en muchos casos a tener que salir del país a buscar fortuna o un salario acorde al tiempo invertido.

Esta situación implica un problema social: las mejores jugadoras del país, salen a engrosar las filas de otras ligas mejores estructuradas, con mejores salarios y prestaciones que la que ofrece la Liga Iberdrola, la encargada de la Primera división femenina en España. Al igual que las personas jóvenes con títulos universitarios, que muchas veces son obligadas a tener que buscar unas condiciones dignas fuera de España, se magnifica el problema de formar a personas expertas, ya sean ingenieras o futbolistas, que no llegan a poder aportar sus conocimientos y habilidades a su país de origen con todo lo negativo que eso conlleva.

En España todavía rige una anticuada ley del deporte que se aprobó en el año 1990, la cual no contempla a las mujeres como profesionales del deporte, aunque una actualización que llega 29 años tarde, logró ser aprobada por el consejo de ministros en febrero de este año. No obstante, la convulsa situación política que está viviendo el país, tiene bloqueada las agendas y la aprobación de las leyes hasta que no se establezca un gobierno definitivo, asique se mantiene en vigor la desigual ley que discrimina a las mujeres y los hombres en el deporte.

María José López, codirectora de la asesoría jurídica de AFE, también fue ponente en el anteproyecto de la nueva Ley del Deporte, en calidad de experta en derecho deportivo. Opina que es un convenio colectivo que llega tarde: “ya toca, que estamos en el siglo XXI y ya se debería haber hecho” afirma la experta. Para ella se trata de “regular los derechos colectivos de las trabajadoras del futbol femenino o profesionales de España”. María José indica que “curiosamente” el ámbito del deporte es el único, “dónde se permite la segregación, algo impensable en el ámbito del periodismo o de la hostelería, por ejemplo”. Desde un punto de vista jurídico, la ponente defiende que es “una aberración, pero en el deporte que sea, y eso es algo que la gente poco sabe”.

El nuevo convenio pretende regular los derechos de las trabajadoras en cuestiones como la jornada laboral, los días de vacaciones o los días libres y el problema de las incapacidades laborales. También se regularán el tema de la maternidad y el problema del acoso. La codirectora explica que se trata de “lo que se regula en un convenio colectivo más todo lo que dice el estatuto de los trabajadores”. Desde AFE creen que se trata de un convenio de la igualdad, ya que tienen los mismos derechos y el mismo ámbito laboral, porque “las jugadoras de futbol profesional de nuestro país son trabajadoras a todos los efectos” indica la Asociación de Futbolistas de España.

María José recuerda que la ley de 1990 es una ley que no tenía perspectiva de género y que, en el nuevo anteproyecto “se introducen todos los temas de perspectiva de género, se introduce el concepto de ligas profesionalizadas y que los premios deben ser iguales para los chicos y las chicas”. Además, se sancionarán comportamientos de carácter discriminatorio, ya que “la idea es forzar desde la norma del deporte ese concepto de la igualdad real” aboga la experta en derecho.

La clave para las jugadoras residirá en la nueva liga profesionalizada que trata de sacar el nuevo anteproyecto de esta anticuada ley. Actualmente la ley solo reconoce como deportes profesionales al fútbol y a baloncesto masculino, dejando fuera a otros deportes muy practicados como el fútbol sala. Si se aprobara el anteproyecto, María José explica que “los clubs no tendrían que ser sociedades anónimas deportivas, sino que podrían tener libertad de forma y poder ser una asociación”, donde esas estructuras sean profesionales y las trabajadoras puedan tener contratos profesionales, es decir, reitera la experta: “incidir en ese reconocimiento de futbolistas profesionales”.

La codirectora subraya que “en el ámbito del deporte la brecha salarial es una constante y lo va seguir siendo desgraciadamente”. En los premios, la Federación dice que debieran tener los mismos precios ya que se reparten con dinero público, “así que no debería haber discriminación” indica la profesional.

Queda mucho camino por recorrer, pero el camino andado hasta aquí no se puede deshacer, el mundo del fútbol femenino ha logrado entrar de una vez por todas en las agendas mediáticas de los países, ya no podrán hacer oídos sordos a una realidad que todos conocen y reclaman. Habrá que aprobar leyes, convenios que protejan la igualdad y sobretodo hacerlo desde una perspectiva de género real que proteja a las mujeres que tan discriminadas han estado. En Estados Unidos la camiseta más vendida en todo el año por Nike ha sido la de la selección femenina de fútbol. Las nuevas generaciones ya incluyen en su imaginario un mundo del fútbol que no discrimina por sexo, ahora hace falta una equiparación justa de salarios que será efectiva cuando se deje de camuflar una realidad a la que las niñas no quieren dar la espalda.

Foto: Archivo AmecoPress, cedidas por © FIFA via Getty Images.


Deportes – Brecha salarial – Deportes y género – Legislación y género
18 julio. 19. AmecoPress.