La RSMLAC presenta su historia en una publicación

El desafío de la Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe es la reivindicación de derechos de las mujeres

25 de julio de 2019.

Por Lorena Vaniezcot

Internacional | Salud | Salud reproductiva | Libros | Estudios de genero | Cd. de México



Nos enfrentamos a una realidad que era la invisibilidad de la desigualdad


Cd. de México, 22 jul. 19. AmecoPress/ SemMéxico.- Con la publicación El Largo Camino de la RSMLAC en la defensa de los Derechos Sexuales y los Derechos Reproductivos es presentado, vía redes sociales, por la Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe.

En su publicación de Facebook señala que la RSMLAC surgió por decisión de 60 grupos que participaron en el Primer encuentro Regional de Salud de las Mujeres, realizado en Tenza, Colombia en 1984. La idea era plantear una instancia de coordinación regional que cohesionara las actividades de los grupos en torno a objetivos comunes, tales como la salud y los derechos de las mujeres y el mejoramiento su calidad de vida. En ese momento, las organizaciones fundadoras fijaron como prioridad los Derechos Sexuales y Reproductivos, prioridad que ha acompañado la lucha de la #RSMLAC hasta nuestros días.

La publicación, que se puede consultar, señala en su presentación que en la década de los años ochenta implicó el fin de las dictaduras militares o de gobiernos autoritarios enquistados en el poder en muchos de los países de América Latina y el Caribe. Luego de este paréntesis de horror, en el que muchas fueron víctimas del terrorismo de Estado, las mujeres feministas comenzaron a reconfigurar sus antiguos grupos, a fundar nuevas organizaciones y a poder expresarse más libremente.

Así, el Consejo Directivo de la Red – Clair Castilhos Coelho, Daptnhe Cuevas Ortiz, María Inés Re, Natalia Pineda Londoño, Regina Fonseca y Sergia Galván Ortega- presentan esta historia en la que refieren esa historia que hoy sigue siendo fundamental en la lucha de las mujeres de la región, que “empezaron a reorganizarse y a vincularse o retomar contacto con las de otros países de la región y del mundo, a fijar líneas de trabajo y estrategias políticas, sociales y económicas comunes y compartidas. Esto produjo la creación de núcleos regionales de organizaciones, muchas de las cuales, por las situaciones políticas que atravesaban sus países, habían estado en la oscuridad y el silencio”.

“Las historias sociopolíticas compartidas, además de valores culturales comunes y una amplia capacidad de aprovechar las diversidades étnicas, etáreas, de orientación sexual y de situación socioeconómica, facilitaron el camino para poder articular y construir un sendero de lucha por las reivindicaciones de los derechos y la igualdad de las mujeres. Se evidenció la necesidad de luchar para lograr que en los procesos con gobiernos democráticos, se incluyeran los reclamos de las feministas y realmente se incorporara la igualdad de derechos. Este es un camino en el que aún estamos y donde hubo y hay avances y retrocesos.

“Nos enfrentamos a una realidad que era la invisibilidad de la desigualdad de mujeres y hombres en muchas sociedades y sectores sociales de nuestros países. Ni el mundo académico -menos aún los partidos políticos, las iglesias, las organizaciones sociales, los gobiernos y otros actores importantes en los ámbitos nacionales-, reconocía esta desigualdad, por lo que la lucha era más difícil y compleja en nuestros países que a nivel internacional.

“En muchos países la lucha por los Derechos Humanos requirió la conjunción de esfuerzos de organizaciones religiosas con sectores políticos y de defensa de los Derechos Humanos. Estas alianzas, sin embargo, dejaban por fuera los derechos de las mujeres.

El desafío de desnaturalizar esta situación fue indefectiblemente la contracara en la lucha por la reivindicación de derechos de las mujeres.

La Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe – RSMLAC – en sus primeros diez años de funcionamiento la Red fue coordinada por Isis Internacional en Santiago de Chile, y desde 1995 funciona autónomamente e integra cerca de dos mil grupos y personas, dice el texto.

“Las integrantes de la RSMLAC rechazaban las políticas de población basadas en el logro de metas demográficas que implicaban violación de los derechos de las personas, especialmente de las mujeres. Estas políticas planteaban metas de “control de la natalidad”, promoviendo o restringiendo los nacimientos según “conveniencias” económicas y sociodemográficas. Por eso la RSMLAC desde su comienzo señaló con mucha fuerza la oposición a esas políticas. Y lo hizo planteando conceptos de desarrollo socioeconómico basados en la redistribución de la riqueza y la eliminación de las grandes diferencias entre ricos y pobres, así como un respeto a los derechos de las personas y de las mujeres especialmente, siempre conculcados y subordinados a otros intereses sociopolíticos.

“En la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo realizada en México (1984) se marcó por primera vez un distanciamiento entre muchos gobiernos, sobre todo de los países en vías de desarrollo y el de los Estados Unidos, ya ¿que, bajo la presidencia de Ronald Reagan, se modificaron las políticas de población y se instauró la “ley mordaza” o “gag rule”, que disponía negar el apoyo a los países que no rechazaran el derecho al aborto. En México se empieza a hablar de los derechos reproductivos lo que genera una brecha importante entre Estados Unidos y la mayoría de los países de América Latina y el Caribe.

“Sin embargo esto no logró en los países de la Región cambios en sus políticas de población, por el contrario, continuaron aplicando criterios demográficos en contra
vía de los derechos de las mujeres, quienes eran presas de los gobiernos y las organizaciones que implementaban las políticas, en los servicios de salud públicos y privados, incluidas organizaciones internacionales a través de sus filiales en los países de la Región.

“La denuncia de los altos índices de muertes maternas en los países de la Región y el peso del aborto clandestino, fueron el eje de la lucha y entorno a este se configuró la asociación de las organizaciones y grupos de feministas que luchan por los derechos de las mujeres en todos los territorios de los países de la Región desde los más remotos y distantes hasta las grandes ciudades. Alrededor de este motivo tan sensible para todas las mujeres, especialmente las más pobres y las de sectores vulnerables, en la conjunción de voluntades, es como nace y crece la RSMLAC”.

Aquí puedes descargar la publicación completa.

Foto: SemMéxico.

— -

Internacional – Salud – Salud reproductiva – Estudios de género – Libros. 25 jul. 19. AmecoPress.