Comunicado CCOO

El Ingreso Mínimo Vital en clave de igualdad

4 de junio de 2020.

Por Redacción AmecoPress

Economía | Madrid | Estado Español | Empleo | Empleo y género | Legislación | Legislación y género | Comunicados



“Es una medida muy necesaria para combatir la pobreza severa estructural y la generada en esta crisis, que impacta de manera especial en las mujeres” Elena Blasco Martín, secretaria confederal de Mujeres e Igualdad CCOO


Madrid, 03 jun. 20. AmecoPress.- CCOO se ha manifestado positivamente respecto al Ingreso Mínimo Vital, la nueva prestación no contributiva de la Seguridad Social. El sindicato ha señalado que esta ayuda es un primer paso fundamental, más aún en el contexto de la COVID-19, pero que no cubre a la totalidad de personas que lo necesitan. Por ello, requerirá ampliaciones a lo largo de la legislatura para seguir completando uno de los vacíos de cobertura que existen en la red de protección social en nuestro país.

El Gobierno ha elaborado una Guía de facilitación del acceso al IMV, en la que se detallan, de forma sencilla y accesible los requisitos, cuantías, plazos, duración y procedimientos.

CCOO considerada desde la perspectiva de su impacto en las mujeres, es preciso señalar muchos de los logros de esta importante prestación, así como alguna carencia que habrá que solucionarse para que la consigna ‘no dejar a nadie atrás’ se cumpla.

Como principales resultados desde una mirada de género, se pueden destacar que el IMV:

- Combate la pobreza severa. Por lo tanto, dado el fenómeno de feminización de la pobreza, supondrá mejoras en las condiciones de vida para centenares de miles de mujeres. Mejora y extiende como derecho universal situaciones anteriores protegidas parcialmente por rentas mínimas de inserción, cuyas principales usuarias son mujeres con menores a cargo. Atiende, de manera expresa, las necesidades específicas de las mujeres que encabezan familias monomarentales, en riesgo de pobreza y especialmente desprotegidas en los efectos de la COVID-19, que se beneficiarán de un complemento adicional de 100€ mensuales por cada menor a cargo. Se calcula que la mayor parte de estas familias afectadas (9 de cada 10) podrán acogerse.

- Contribuye a la protección y a la recuperación para una vida autónoma y segura de las mujeres en situación de violencia de género, víctimas de trata y explotación sexual al situarlas como grupos especialmente vulnerables a los que favorecer para que reciban con la máxima celeridad este IMV, más allá de su situación administrativa.

Para Elena Blasco Martín, secretaria confederal de Mujeres e Igualdad de CCOO “se trata de una medida especialmente importante porque mejora la prestación económica para las mujeres víctimas de violencia de género y la extiende a otras formas de violencia machista, como son la trata y la explotación sexual, a la vez que mejora y acelera el procedimiento para su obtención. Esto va en la línea de lo que hemos demandado, en cumplimiento del convenio de Estambul y para hacer posible la independencia económica de las mujeres que se ven afectadas, un paso imprescindible para la recuperación de sus vidas en plenas condiciones de autonomía, también económica”

- Incluye la protección económica básica para un conjunto desprotegido como eran las personas desempleadas sin derecho a prestación por desempleo. Según la Encuesta de Población Activa (EPA) del 1 Trimestre 2020, las mujeres son mayoría entre quienes están en paro y buscan su primer empleo (56%), quienes llevan de 1 año a 2 buscando empleo (54%), y quienes llevan 2 años o más buscando empleo (57,4%). Y, recordemos, con datos de paro registrado de abril, el paro femenino es mayor, con un total de 2.151.800 desempleadas en las listas del SEPE. Sumaron 132.430 (6,56%) mujeres más respecto al mes de marzo. Además, la Encuesta de Condiciones de Vida (ECV). Año 2018, del INE (últimos datos), reflejaba que el mayor riesgo de pobreza o exclusión social, en relación con la actividad, se situaba en un 59% para las personas desempleadas. Y no podemos olvidar que el 57% de estas personas desempleadas, en datos de abril 2020, son mujeres. Como señaló el Informe de coyuntura laboral abril 2020, del Gabinete Económico Confederal de CCOO, en marzo de 2020, la tasa de cobertura bruta por desempleo se situaba en el 62,4%, con una importante brecha de género de casi 10 puntos (67,7% en los hombres, 58,4% en las mujeres).

- Es compatible con situaciones laborales y en ningún caso incentiva el abandono de la actividad laboral, sino al contrario, al acompañarse de itinerarios de inserción laboral. Además, el IMV complementa rentas del trabajo o recibir otras prestaciones por debajo del umbral protegido como mínimo vital, lo que hace posible que muchas mujeres con salarios bajos por efecto de su contratación precaria puedan acogerse. También se podrá compatibilizar la prestación si se encuentra empleo, mediante un complemento o “estímulo al empleo”: una parte de esos nuevos ingresos que obtengan no computarán para el cálculo de la prestación. De este modo, se garantizará que los ingresos totales finales (salario o ingresos como autónomo/a + IMV) sean mayores.

Pero el recorrido de la protección social no puede quedar aquí, ya que aún quedan situaciones de especial vulnerabilidad social que hay que atender para no dejar a nadie atrás. La secretaria confederal de Mujeres e Igualdad de CCOO, Elena Blasco Martín, ha señalado que “valoramos este logro social, pero percibimos que hay margen para mejorar esta prestación.

Hay que prever soluciones para situaciones como las de personas jóvenes no emancipadas, que verán dificultado en la práctica el acceso, así como el tratamiento de “unidades de convivencia” con una única, o como mucho, dos personas titulares del derecho, con el riesgo de que opere en detrimento de las mujeres, reforzando roles de género, a pesar de que estén siendo golpeadas en mayor medida por el desempleo crónico.

También, las dificultades prácticas de que se puedan acoger muchas trabajadoras del hogar que son migrantes que no cumplen los requisitos de residencia en España de un año, o el conjunto de personas de origen extranjero en esta situación.

Además, queremos que se desarrolle la ILP de Rentas Mínimas Garantizadas que llevamos al Congreso y que fue aprobada por todos los grupos políticos a excepción de la derecha. Queremos que se tramite, porque garantiza protección social y previene la exclusión de un colectivo como el de personas desempleadas, fundamental para afrontar las crisis económicas y sociales”.

Foto: Redes Sociales CCOO
— 
Estado Español - Comunicado - Economía - Empleo - Empleo y género - Legislación - Legislación y género. 03 jun. 20. AmecoPress.