Cinco directoras protagonizan ‘Cortos XXI’

5 de septiembre de 2019.

Por Redacción AmecoPress / CIMA

Cultura | Madrid | Cine





Madrid, 05 sep. 2019. AmecoPress/CIMA.- Marta Aledo, Manuela Burló Moreno, Leticia Dolera (CIMA), Natalia Mateo y Marina Seresesky (CIMA), cinco directoras con experiencia previa como actrices, inauguran la primera entrega de ‘Cortos XXI’, el nuevo ciclo gratuito de la Fundación AISGE que todos los primeros jueves de cada mes ofrecerá proyecciones temáticas de algunos de los mejores cortometrajes producidos en España en lo que llevamos de nuevo siglo.

Este jueves 5, a partir de las 18.00 horas en la sede de la calle Ruiz de Alarcón 11 (metro Banco de España), será la oportunidad de disfrutar de ‘Seattle’, ‘Dolores y pipas’, ‘A o B’, ‘Qué divertido’ y ‘La boda’, respectivos ejemplos de las cinco realizadoras mencionadas, que acudirán personalmente a la proyección y luego participarán en un coloquio con quienes asistan a la proyección.

La coordinación del ciclo corre por cuenta del cortometrajista y profesor de la ECAM José Manuel Carrasco, quien irá escogiendo los cortos de cada mes por bloques temáticos. Así, después de esta primera entrega de intérpretes-realizadoras, habrá sesiones dedicadas a cuestiones como la familia, las navidades, el terror o el amor en clave LGTBI, entre otros argumentos.

En esta ocasión, los cortos que se proyectarán son:

‘La boda’ (Marina Seresesky, 2012)

En su segundo cortometraje detrás de la cámara, esta creadora (Buenos Aires, 1969) mezcla el drama social con la comedia a través de la historia de Mirta (Yailene Sierra), una limpiadora cubana en la tesitura de encontrar urgentemente un atuendo para la boda de su hija. Al irse de su precario trabajo sin permiso, no cobra el sueldo necesario para comprar el vestido encargado, pero una amiga le echará una mano en una casa de postín… La pieza ganó en la Semana del Cortometraje de la Comunidad de Madrid, el Festival Ibérico de Cine de Badajoz, el de L’Alfàs del Pi y en certámenes de Croacia o EE UU.

‘Seattle’ (Marta Aledo, 2018)

Esa ciudad estadounidense da título a esta pieza porque en ella se cruza la vida de una azafata de vuelo llamada Amanda (Nuria Herrero) con la de un piloto de nombre Iván (Antonio Galeano). Lo que empieza siendo un idilio pasajero entre una mujer independiente y un hombre atado a las convenciones sociales acaba convirtiéndose en una historia de amor forjada a base de encuentros en hoteles por todo el planeta. Seattle se erigió en una de las sorpresas del año pasado por la cantidad de reconocimientos, entre ellos el Premio AISGE a la mejor actriz para Herrero en el Concurso Iberoamericano de Cortometrajes Versión Española – SGAE. Marta Aledo (Madrid, 1978), con personajes en la serie Vis a vis y en películas de la talla de Princesas o Azuloscurocasinegro, triunfó también gracias a esta cuarta propuesta como directora tanto en el prestigioso Festival de Málaga como en el de Cine de Comedia de Tarazona y el Moncayo.

‘A o B’ (Leticia Dolera, 2010)

Una década ha transcurrido desde que esta aclamada creadora (Barcelona, 1981) decidiese contar historias y no solo participar en ellas con personajes. El segundo fruto de esa decisión fue esta comedia que retrata mordazmente el mundo interpretativo a través de una actriz desesperada (Alexandra Jiménez) porque lleva dos años sin trabajo. Toma entonces junto a su representante una decisión que le traerá gran el éxito. A lo largo de sus nueve minutos se plantean los eternos dilemas entre formación o físico, prestigio o dinero, cine o televisión... En el reparto de altura intervienen también Diego Martín, Bárbara Santa-Cruz o Fanny Gautier, además de intercalar breves secuencias con la propia directora. Esta pieza salió victoriosa de la Seminci de Valladolid, el Festival Internacional de Torrelavega o el de Dos Hermanas, entre otros. Rostro habitual en el cine de terror de Paco Plaza y en las películas de Paula Ortiz, ha trabajado también para Emilio Martínez-Lázaro o José Luis Garci. En 2015 alumbró su largometraje Requisitos para ser una persona normal y pronto estrenará su serie Vida perfecta.

‘Qué divertido’ (Natalia Mateo, 2010)

Conocida por sus papeles para cine en Azuloscurocasinegro, Siete mesas de billar francés, El patio de mi cárcel, Casting, Verónica o Animales sin collar, la artista (Cuenca, 1975) puede presumir de cuatro obras en calidad de guionista y directora. Qué divertido fue la tercera de ellas y supuso el debut interpretativo de su hijo, Teo Planell, quien tiene a Luis Bermejo como padre ficticio y le acompaña durante un día de paseo por su pueblo natal. Allí las cosas han cambiado, y quizá él se ha vuelto urbanita, como su vástago. Pero ambos tratarán de pasárselo bien… El relato convenció especialmente en el certamen Alcine de Alcalá de Henares.

‘Dolores’ y ‘Pipas’ (Manuela Burló Moreno, 2008 y 2013)

Mucho más consagrada detrás que delante de la cámara, esta prolífica autora (Cieza, Murcia, 1978) prueba ahora suerte en la dirección televisiva con la serie Por H o por B después de abrirse paso en el cine con largos y cortos, siendo el formato breve el que la curtió. En el primer título de su filmografía, Dolores, ella misma encarnó a una chica soñadora que hablaba sin parar a la espera de que alguien la escuchara. Totalmente ajena a la realidad. Esa propuesta se coló en los palmareses de los festivales de Cartagena, Torrelavega e incluso en uno de California, aunque el boom llegaría con Pipas: retratar en tres minutos la cómica y dolorosa ignorancia de una generación desdeñosa con los estudios bastó para aspirar al Goya y arrasar en el Notodofilmfest.

Foto: AmecoPress

Cultura – Cine – Cultura y arte. 05 septiembre. 19. AmecoPress