III Orgullo de Ser

CCOO homenajea a tres activistas LGTBI de la lucha por el Matrimonio Igualitario

3 de octubre de 2019.

Por Redacción AmecoPress

Sociedad | Política | Madrid | Legislación | Sexualidades | Homofobia | Premios y Reconocimientos | Diversidad



Frente al auge de la ultraderecha, el reconocimiento se vuelve importante: hace 15 años que se aprobó la Ley en España


Madrid, 3 oct. 2019. AmecoPress.- Orgullo de Ser es un galardón impulsado por CCOO que pone nombre y apellidos en la lucha a la libertad LGTBI. En su tercera edición ha reconocido a Pedro Zerolo, Beatriz Gimeno y Miguel Ángel Sánchez, personas dedicadas a la causa que creen que es fundamental que se conozca el relato. No se trata de una intervención anecdótica sino de algo importante. Gracias a su esfuerzo conjunto, el Matrimonio Igualitario está vigente en España desde el 2005

Ana González, Secretaria de Política Social y Diversidad en CCOO de Madrid, ve en el elenco homenajeado a “protagonistas de un momento histórico que no fue fácil”. Le llama la atención que en pleno proceso de transformación radical de la sociedad, la lucha del movimiento fuera solitaria.

El intento de regresión de la ultraderecha se entromete en la política española como ocurre en el resto de Europa. Jaime Cedrún, Secretario General de CCOO Madrid, considera detectados “dónde están los agujeros”. En su opinión, el discurso teórico se respalda en las afirmaciones de personalidades dirigentes que, con poder adquisitivo, toman acciones concretas. El famoso autobús de Hazte Oír es un buen ejemplo. El discurso de odio se propaga y Cedrún no cree que las leyes sean suficiente: “Necesitamos estar movilizados”.

Uno de los grandes pilares del cambio es la educación. Ekio Macías, representante de grupos de trabajo LGTBI Madrid, es profesor de instituto y reconoce el poder de la perspectiva LGTBI: apuesta por una educación desde la diversidad. Recuerda celebrar la aprobación del Matrimonio Igualitario el 3 de julio de 2005.

Pedro Zerolo es uno de los activistas españoles más importantes en la igualdad de derechos, todo un icono en la comunidad LGTBI en España. Una plaza de Chueca lleva su nombre y Vox quiere cambiarlo, algo “demagógico e ignorante” según Miguel Ángel Fernández, que recoge su galardón a título póstumo. Lo recuerda con cariño y admiración: “hace falta más gente como él en el mundo”. Actualmente dirige la Fundación que lleva el nombre de su amigo.

El panorama actual indica riesgo de retroceso. La LGTBIfobia viene auspiciada por la ultraderecha. En España, Vox es el partido político que divulga esta cultura del odio y el rechazo, pero tampoco se libran PP y Cs, quienes dicen “preocuparse” por el colectivo pero siguen estrechando tratos con la derecha más conservadora.

La homenajeada Beatriz Gimeno dirige actualmente la FELGTB. Es ex-diputada de la Asamblea de Madrid por Podemos, feminista reconocida y escritora de novelas, poemarios y artículos. Cree que “no se puede mantener la paz social en una sociedad injusta”, que toleramos niveles de desigualdad enormes. Como ejemplos toma la desigualdad económica que acusa el flujo migratorio; a nivel global, más claro aún: las diferencias Norte-Sur. “No es una predicción apocalíptica”, si no se toman medidas las tensiones sociales se seguirán traduciendo en odio y diferencias.

El premiado Miguel Ángel Sánchez, militante desde los 18, fue el primer presidente de la FELGTB, presidió también la COGAM, asociación que vio nacer, y ahora está en la Fundación Triángulo. Explica que “siempre hay temas más importantes que los del colectivo LGTBI”. Pero la espera ya no es una opción. La ultraderecha internacional no quiere legalizar asociaciones como estas porque si se pronuncia un discurso frente al otro, uno es totalmente insostenible: el del odio. En su opinión, “quieren reducirnos de nuevo al armario”, para que no hablen, no hagan ruido, no existan.

Todavía sorprende el concepto “ideología de género”, esa guerra constante de Vox contra los movimientos sociopolíticos como el feminista o el LGTBI. Ofende que otros partidos estén dispuestos a dar espacio: “es terrible la dinámica europea de normalizar la extrema derecha en instituciones”, señala Fernández. Cuando él era joven, en Valencia, se enfrentó a los nazis, no iba a “amedrentarse al salir a la calle”. Y no dejaron de manifestarse. Ahora es el colectivo LGTBI quien no puede faltar en el Parlamento, las tornas han cambiado.

Proponen una reflexión activa, denunciar cada hecho y no dar "ni un paso atrás", no normalizar situaciones injustas. La clave está en combatir los extremismos y reforzar las alianzas entre movimientos que promueven la emancipación personal. La alianza del grupo con CCOO perdura desde principios de los años 90 y tiene pinta de que resistirá muchos más años.

Foto: Archivo AmecoPress, cedida por CCOO
— -
Política - Sociedad - Sexualidades - Homofobia - Legislación - Diversidad - Premios y Reconocimientos. 3 oct. 2019. AmecoPress.