Pertenece a la Red PAR (Periodistas de Argentina en Red por una comunicación no sexista)

Una periodista argentina excluida por el FIP de un encuentro sindical en el que se abordaba la discriminación de género en las redacciones

22 de octubre de 2012.

Por Sandra Chaher

Medios de Comunicación | Internacional | Comunicación y género | Buenos Aires | Encuentros y Jornadas



El PAR apoyó a la ex mujer, del Vicepresidente del FIP también periodista, en un reclamo vinculado a la violencia de género de la que era víctima por parte de él


Buenos Aires, 19 oct. 12. AmecoPress/Comunicar Igualdad.- En un acontecimiento que desnuda la doble moral de las instituciones y el abuso de poder patriarcal, la Federación Internacional de Periodistas (FIP) canceló la presentación que debería hacer mañana la periodista argentina Marcela Gabioud en la conferencia regional Periodismo, Sindicalismo y Equidad de Género.

El motivo de la cancelación fue que Gustavo Granero – vicepresidente de la FIP- manifestó diferencias de tipo institucional y personal entre el sindicato local que preside en Argentina (FATPREN) y la Red PAR (Periodistas de Argentina en Red por una comunicación no sexista), organización a la que pertenece Gabioud.

Las diferencias irreconciliables a las que alude Granero tienen que ver con que PAR apoyó a su ex esposa, también periodista, en un reclamo vinculado a la violencia de género de la que era víctima por parte de él.

JPEG - 34.7 KB
par1

Comunicar Igualdad

El viernes 19 de octubre la periodista argentina Marcela Gabioud debía presentar una ponencia sobre el Proyecto Monitoreo Global ¿Quiénes hacen las noticias? durante la conferencia regional Periodismo, Sindicalismo y Equidad de Género: Una mirada hacia América Latina, organizada por la Federación Internacional de Periodistas (FIP) y la Federación de Periodistas de América Latina y el Caribe (FEPALC) y que se realiza hasta el sábado en Bogotá, Colombia. Gabioud debía hacer la presentación en calidad de secretaria para América Latina de la Asociación Mundial por una Comunicación Cristiana (WACC), la organización internacional que cada cinco años realiza el Proyecto Monitoreo Global en medios de comunicación de todo el mundo, relevando la forma en que aparecemos las mujeres en las noticias.

El miércoles por la mañana, a un día de viajar hacia Colombia, la periodista argentina, residente en Mar del Plata, recibió un mail desde la FIP en la que le informaban que el presidente de la Federación Argentina de Trabajadores de la Prensa (FATPREN) y vicepresidente de la FIP, Gustavo Granero, objetaba la presencia de Gabioud en la conferencia alegando “diferencias de tipo institucional y personal entre la FATPREN y la RED PAR, de la cual es parte y portavoz Marcela Gabioud”.

Luego en el mail agregaban que “dada la lealtad que debemos a nuestra organización afiliada, nos vemos en la imperiosa necesidad de cancelar la invitación a Marcela a la conferencia regional sobre género y periodismo, no sin antes aclarar que las diferencias existentes entre la FATPREN y la RED PAR nada tienen que ver con la FIP y la WACC”.

“Lo primero que pensé cuando recibí el mail es que el día anterior yo había enviado un correo a la Coalición por una Radiodifusión Democrática –que Granero también integra como representante de la FATPREN- en el que mencionaba que era integrante de PAR –relata Gabioud tratando de encontrar el origen de del conflicto-. Suponía que así él me habría relacionado con la Red, porque yo nunca en mi vida lo vi. Y yo no soy vocera de la red, como no lo es ninguna de las personas que la integramos, ya que se trata de una red horizontal. Sucede que en las reuniones de la Coalición siempre fui en representación de la red, y puedo haber quedado identificada de esa manera.

Esta situación es muy grave porque fue resuelta desde Colombia sin siquiera consultarme a mi ni a la WACC por estas diferencias que él menciona y porque crea un conflicto institucional de la FIP con la WACC, dos organismos que vienen trabajando juntos en diversos proyectos hace años.” De hecho la WACC ya envió pedidos informales de explicación de lo sucedido a la FIP y en las próximas horas emitirá un comunicado formal.

En noviembre del 2011, la Red PAR (Periodistas de Argentina en Red por una comunicación no sexista) difundió un comunicado en el que expresaba su solidaridad con Patricia Diácono –periodista de Santa Cruz e integrante de FATPREN- quien, con motivo de la efemérides del 25 de noviembre, Día Internacional de la No Violencia contra las Mujeres, había solicitado públicamente que su ex esposo, que no era otro que Gustavo Granero –en ese entonces secretario de la FATPREN y dirigente de la FIP – no se presentara en eventos públicos nacionales e internacionales, como lo estaba haciendo, como especialista o vocero de problemáticas de género, debido a que tenía un juicio en su contra por situaciones de violencia de género contra ella, agravadas por su condición de sindicalista. También en el juicio Diácono pedía que él fuera investigado por haberla internado fraudulentamente en un hospital psiquiátrico.

En el comunicado de la Red PAR –originado en la doble adscripción de este espacio a las temáticas de comunicación y de género- se señalaba: “Creemos oportuno indicar que lo personal es político. La violencia contra las mujeres es social, nunca del ámbito privado, tal como lo consagra la nueva Ley 26.485 que es clara y contundente al definir a la violencia que ocurre entre cuatro paredes como un delito. En este sentido nos parece coherente el pedido de Diácono ya que la posibilidad de reproducir dobles discursos en ámbitos de incidencia pública no hace más que vaciar de contenido la lucha y la militancia por los derechos de la Mujer”.

La Red PAR fue fundada en el 2006 con el objetivo de promover la comunicación con enfoque de género. Actualmente está integrada por 190 periodistas, mujeres y varones, de todo el país cuyo compromiso con la democratización de las comunicaciones se viene manifestando tanto en el activismo como en la producción de conocimientos. El comunicado apoyando a Patricia Diácono se dio en el marco de promover estas relaciones más igualitarias en todos los ámbitos que permitan avanzar hacia el logro de la igualdad de género.

“Al ver la mención a Granero en el correo que me enviaba la FIP pensé en el apoyo que habíamos dado como red a la denuncia de su ex mujer –dice Gabioud-. Pero no salgo de mi asombro por el abuso de poder que hace este hombre. El se siente afectado en lo personal por el apoyo que dimos desde la Red, y cree que entonces tiene potestad para censurarme a mi desde lo institucional. Y esto es grave porque quiere decir que cualquiera de las/os demás 190 periodistas que integramos la red podemos padecer una censura similar por parte de la FATPREN o la FIP, o que quizá ya la padecimos en alguna actividad en la que íbamos a participar y se nos bochó y nunca nos enteramos."

Hoy, las personas que integran la Red PAR emitieron un comunicado de rechazo a la exclusión de Gabioud del encuentro de la FIP en el que señalaron: “Nos parece un acto arbitrario, de discriminación y de censura que atenta contra las buenas prácticas de liderazgo y de convivencia pacífica entre organizaciones que trabajan, sobre todo, por el derecho a la comunicación y la eliminación por toda forma de violencia“. Actualmente, tanto PAR como la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género están evaluando cómo seguirán las acciones para denunciar el abuso de poder.

Foto: Archivo AmecoPress. Marcela Gabioud, periodista argentina excluida.

----------------------------

Internacional – Medios de Comunicación – Comunicación y género – Encuentros y Jornadas. 22 oct. 12. AmecoPress.