Noruega acoge la Copa del Mundo de saltos de esquí femeninos

1ro de diciembre de 2011.

Por Redacción AmecoPress

Madrid | Internacional | Deportes | Deportes y género



Desde el 2004 que las mujeres pueden saltar ya que antes se consideraba que tenían una escasa preparación


Madrid, 01 diciembre 2011. El sábado 3 de diciembre en Lillehammer en Noruega tendrá lugar la primera edición de la Copa del Mundo de saltos de esquí femeninos. Sin embargo, para que la Federación Nacional de Ski (FIS) y el Comité Olímpico Internacional (COI) tuvieran en cuenta a las deportistas de esta disciplina se ha tenido que recorrer un largo camino.

Pese a su excelente desempeño y experiencia en competencias internacionales, durante el invierno del año 2004, a la deportista Anette Sagen, no se le permitió saltar en la colina de Vikersund, el único trampolín de vuelo de Noruega, puesto que se consideraba que las mujeres tenían una escasa preparación en esta disciplina. Se dudaba que las mujeres pudieran saltar en colinas de tan gran tamaño.

Ese mismo año se les permitió a las mujeres saltar en Vikersund y, Sagen realizó un salto de 174,5 metros. La mayor distancia alcanzada por una mujer noruega en un salto de esquí.

Cabe destacar, que toda disciplina deportiva desde 1981, que se introduce en los Juegos Olímpicos debe contar con una categoría masculina y femenina. El salto de esquí se introdujo en 1924, pero en ese momento no se especificó la creación de una categoría femenina.

Los saltos femeninos se practican en 18 países. En los Mundiales del pasado febrero, 43 saltadoras de 15 nacionalidades participaron en Oslo, los segundos que se han disputado. Dos meses después, el COI aprobó el salto femenino para los juegos de Sochi 2014. La República Checa acogió en el año 2009 los primeros Mundiales de saltos femeninos, con la participación de 36 mujeres de 13 países.

Las saltadoras de Estados Unidos y Canadá han sido las más ruidosas en sus reivindicaciones olímpicas, junto con las saltadoras europeas y canadienses, que no solo reclamaban una Copa del Mundo, sino también la inclusión en los Juegos.

Un dato importante es que la participación de las mujeres en los Juegos ha aumentado en las dos últimas décadas. En los Juegos de Pekín 2008 se alcanzó un 42,3 por ciento. Por otro lado, el 45,4 por ciento de las pruebas fueron femeninas. En los Juegos de Invierno de Turín 2006, el 38,2 por ciento de los inscritos fueron mujeres y el 47,6 de las pruebas fueron femeninas.

Fotos AmecoPress.

---------------

Internacional – Deportes – Deportes y género; 01 diciembre (11); AmecoPress