Viernes, 23 de febrero de 2018.

Noticias
Mesa Redonda “Latinoamérica: la información asesinada”

Latinoamérica: La profesión periodística trabaja bajo intimidaciones, violencia, exilio y corrupción

Las mujeres periodistas principales víctimas de la violencia

Internacional, Medios de Comunicación, Derechos humanos, Comunicación y género, Violencia de género, Madrid, Agencias, Jueves 10 de noviembre de 2011, por Redacción


Madrid, 10 nov. 11. AmecoPress/PES.- “En lo que va de año, treinta periodistas han sido asesinados en América Latina, la situación se deteriora día a día. No corren buenos tiempos para la libertad de prensa pero vais a tener que ser valientes y críticos” afirmó Malén Aznarez, presidenta de la sección española de Reporteros sin Fronteras, en la apertura de la Mesa Redonda “Latinoamérica: la información asesinada”, celebrada en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid.

Según una comunicación de Mercè Rivas, en la mesa participaron los periodistas Claudia Mendoza de Honduras, Luis Vivanco de Ecuador, Rosa Isela Pérez de México y Herbin Hoyos de Colombia, moderados por Rafael Panadero, miembro de la junta directiva de la ONG.

Cristina Fraile, directora de la Oficina de Derechos Humanos del Ministerio de Asuntos Exteriores patrocinadora del acto, defendió el papel que juega la prensa y la necesidad de exigir la libertad de expresión en todos los rincones del mundo.

La primera periodista en tomar la palabra fue Claudia Mendoza, quien con quince años de experiencia se ha especializado en su país en la denuncia de los casos de corrupción así como de hechos relacionados con ataques de los derechos humanos. Califico a Honduras como uno de los países más peligrosos ya que desde el golpe de 2009 el poder acosa a los periodistas críticos.

“Anteriormente al golpe, describía Claudia Mendoza, ya había indicadores alarmantes a los que no se hizo mucho caso”. De hecho, en 2006 un grupo de periodistas entre los que se encontraba Mendoza, comenzaron a investigar empresas de seguridad. Rápidamente llegaron las amenazas, denuncias, calumnias y finalmente el asesinato del abogado Dionisio Díaz García, asesor del citado grupo de periodistas, por unos sicarios.

Claudia recuerda el golpe del 2009 como “un caos completo”. “En un principio ciertos medios de comunicación se abstrajeron de lo que estaba pasando, más tarde comenzaron las manipulaciones y el hostigamiento a los medios más críticos”. A los dos años se sigue viviendo la censura, la militarización de algún medio, el decomiso de equipos o los cierres.

Mendoza alabó el papel de las radios comunitarias, acosadas por el poder, y recordaba con dolor el asesinato del hijo de la rectora de la principal universidad hondureña llevada a cabo por la policía. “Los asesinatos son la expresión más dura, afirmaba. En estos momentos hay 82 por cada cien mil habitantes”. Tras animar a los estudiantes de periodismo presentes en la sala para que luchen por una auténtica libertad de expresión, relató como “las maras” (pandillas criminales) siguen impunemente pidiendo dinero a cambio de protección.

Corrupción a todos los niveles

Herbin Hoyos, periodista colombiano de Radio Caracol, residente en estos momentos en España, narró cómo después de 17 días en manos de las FARC, creó el programa de radio “Las voces del secuestro” para conectar a los secuestrados con sus familiares.

Pero su trabajo no acabó ahí. A continuación comenzó a investigar quienes eran los autores de estas agresiones, por lo que acabó sufriendo un atentado. Su trabajo siguiente fue confeccionar una base de datos de todas las personas que estaban en manos de las FARC y sólo en un mes consiguió hacer la ficha a 200 familias.

“En esos momentos cuando alguien era secuestrado, la gente comentaba que quizás fuera por algo, pero el programa de radio rompió con esa idea ya que detrás de cada familia había una historia que se relataba en la emisora.”, continuó relatando Herbin Hoyos.

Fue entonces cuando el periodista comenzó a investigar por qué esas familias iban tan frecuentemente a la cárcel, cuando no tenían familiares presos sino secuestrados en la selva. Con el tiempo pudo descubrir que visitaban la prisión para llevar dinero a una oficina que se había abierto en la cárcel que manejaba las relaciones con los secuestradores: “La guardia de la prisión estaba comprada por la guerrilla, sigue explicando el periodista, y a partir de ahí comencé a denunciar la corrupción existente”.

Tras estas denuncias Herbin tuvo que abandonar su país pero gracias a su trabajo hay varios policías condenados a 25 años de prisión. Otra de sus investigaciones estuvo centrada en la relación estrecha existente entre la DAS (agencia de Seguridad del Estado) y la DEA (Agencia anti droga) de Estados Unidos. “En total pude denunciar 142 extradiciones falsas a Estados Unidos con la consiguiente corrupción ya que los norteamericanos ofrecían 125.000 dólares por capo de la droga capturado. Ese dinero acababan repartiéndoselo los del servicio de la DAS y los de la agencia contra la droga estadounidense”.

Luis Vivanco, jefe de información del diario La Hora de Ecuador, así como profesor de la Universidad Las Américas y autor del blog Periodismo desde mis ojos se lamentó de que en su país se están “agotando las instancias internas para reclamar la libertad de expresión”.

En la sala donde se celebraba la mesa redonda se pudo ver un video de las intervenciones en televisión del presidente Correa los sábados por la mañana, en donde calificaba a los periodistas de cobardes, basura, sin vergüenzas, conspirativos…. y así, un sin fin de insultos.

La ONG Fundamedios lleva denunciadas 412 agresiones físicas a los medios en este 2011, mientras que el Estado ha conseguido tener 19 medios de comunicación manejados directamente por el presidente Correa.

“Pero lo peor es que el gobierno ha logrado dividir al gremio periodístico, se lamentaba Luis Vivanco, y han convertido a algunos periodistas en espías de otros periodistas”. “En Ecuador no hay una oposición fuerte, añadía Vivancos, por eso la prensa independiente se ha convertido en la oposición y el Presidente quiere acabar con ella. Hoy por hoy, la corrupción solo se denuncia a través de la prensa”.

La Ley de comunicación, el nuevo código penal y la ley antimonopolio hace que se vaya cercando el ejercicio del periodismo, “además de poner multas a empresas de 40 millones de dólares que son imposibles de pagar, lo que significa el cierre de ese medio”, comentaba Vivancos.

“Todos los periodistas tenemos requerimientos judiciales a la semana, seguía explicando el jefe de información de La Hora, por lo que muchos periodistas comienzan a preguntarse si vale la pena denunciar”. Su intervención finalizó comentando el “Caso Gran Hermano” el cual tuvo una gran repercusión internacional.

Fabricio, hermano mayor del Presidente Correa fue acusado de cobrar 100 millones de dólares por haber firmado varios contratos con el Estado. Dos periodistas denunciaron el caso y finalmente fue el Presidente quien acabó pidiendo 10 millones de dólares a los periodistas por mancillar su honra.

Mujeres, víctimas de la violencia

Pero sin duda, el relato más intenso de la jornada fue el de la periodista mexicana, Rosa Isela Pérez, refugiada en España, tras denunciar los crímenes generalizados contra mujeres en Ciudad Juárez.

“Hablar de periodismo en dicha ciudad es hablar de dificultades, de corrupción, de mafias y de intereses económicos y se siente rabia e impotencia” explicaba Rosa Isela, la cual comenzó a investigar estos temas no por propia iniciativa sino porque su medio de comunicación se lo adjudicó. En este tiempo dice que vio cosas muy duras, en especial “cómo dejaban los cuerpos de las mujeres y de las niñas”.

Poco tiempo después vivió en primera persona el secuestro de ocho mujeres, su violación y muerte. Tras estos hechos amenazaron a las familias, asesinaron a dos de sus abogados y mataron a uno de los dos detenidos, que por otra parte eran inocentes. “Tras estos hechos, el gobierno orquestó una campaña contra todos los que habíamos denunciado el caso e incluso nos acusaron de sacar dinero con éste tema. Después llegó la censura, el acoso moral, el despido y la negativa de todos los medios de la ciudad a contratarme incluida la Universidad. Me acusaban de haber manchado la imagen de Ciudad Juárez”.

Tras estos hechos tuvo que salir de México consiguiendo asilo político en España.

Rosa Isela Pérez finalizó su intervención animando a los estudiantes de periodismo a ejercer con fuerza su profesión, “influye en la vida del mundo. Los periodistas extranjeros que han visitado mi ciudad ha sido para bien”. Pero al mismo tiempo se lamentó de la censura existente a la hora de hablar de las mujeres, “además el poder utiliza a ciertas mujeres para hablar mal de las mujeres que escriben del tema”.

En el debate final de la mesa redonda todos coincidieron en que la corrupción está presente en todos los niveles, así como en el importante papel de las redes sociales en sus respectivos países que al igual que en la primavera árabe han servido para informar sobre convocatorias y protestas, aunque la presidenta de RSF-ES se apresuró a denunciar cómo los servicios de información de las dictaduras se infiltran para controlar y manipular.

Foto: PES

----------------------------

Internacional – Medios de Comunicación – Derechos Humanos – Comunicación y género – Violencia de género. 10 nov. 11. AmecoPress.




AmecoPress, Información para la igualdad. Premio Accésit Ministerio de Industria 2007 - Plan Avanza.
Se ofrece información gratuita a los medios de comunicación. Se permite la reproducción de todos los contenidos citando la fuente e informando de su publicación a Amecopress. Copyright 2007.
Plaza Juan Zorrilla 2, primero. 28003 Madrid. Tel-fax: 91 319 08 52.
Web: www.amecopress.net
Email dirección: direccion@amecopress.net
Email administración: administracion@amecopress.net
Email redacción: amecopress@amecopress.net

Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Espacio privado | SPIP
Proyecto subvencionado por las siguientes instituciones: