‘Cosas de pareja’, teatro sobre relaciones entre jóvenes que denuncia la violencia de género

23 de noviembre de 2007.

Cultura | Violencia de género | Teatro



Cuatro jóvenes protagonizan con gran pasión una obra que ha sido elogiada por la crítica y aplaudida por el público


Anna Capaces es una joven directora con gran talento, que después de unos años de experiencia en el teatro alternativo ha fundado la asociación teatral Taller 22 y han podido estrenar su primera obra: “Cosas de pareja”, gracias a la colaboración del grupo de mujeres que lideran el plan comunitario del barrio barcelonés del Poble Sec.

Esta semana y coincidiendo con la campaña por la erradicación de la violencia contra las mujeres el grupo Taller 22, se han tirado a la piscina y gestionan una nueva sala alternativa en Barcelona, en su barrio ‘Poble Sec’. Después del gran éxito que tuvieron en el estreno en el centro cívico del barrio: ‘El Sortidor’, este sábado 24 representarán la obra en el Centre de Cultura de las Mujeres Bonnemaisson (las 10 de la mañana), dentro de las actividades del seminario contra la violencia hacia las mujeres. El jueves 29 (a las 20,30 horas) el viernes 30 y el sábado 1 de diciembre (a las 21horas) la presentarán en mismo Taller22, de la calle Tapioles, 22. Los miembros de este grupo, cuatro mujeres y tres hombres quieren mantener viva una programación estable, y la vez experimental, arriesgada y valiente, y han hecho el salto mortal de una obra propia, que han superado gracias a su trabajo e ilusión.

‘Cosas de pareja’ pone en escena la vida cotidiana de 2 parejas jóvenes, una de ellas formada por una pareja no formal que comparte piso y la segunda una pareja reciente que se mudan a vivir juntos y se convierten en vecinos de la anterior. La interrelación entre ambas parejas pone al descubierto las relaciones abusivas que sufre la joven “novata” recién emparejada.

Según la directora, Anna Capaces, todo se fraguó porque el equipo ya había trabajado desde hace tiempo en este tema y les interesaba profundizar más en la violencia de género. “No teníamos muy claro por donde seguir, pero sabíamos que teníamos que dejarnos la piel en ello. Necesitábamos un equipo con mucha fuerza y un buen guión que, por suerte, elaboró Sergio Delgado y lo fuimos variando con las aportaciones que hicieron todos los integrantes del proyecto. Fuimos encontrando el hilo conductor con unos personajes cercanos alrededor de los cuales pudimos construir la obra entera”.

La violencia doméstica también es uno de uno de los aspectos en los que trabaja la Comisión de Convivencia y Conocimiento Mutuo del Plan Comunitario ‘Poble Sec’, liderada por el grupo del mujeres del PIAD (Punto de información de las mujeres) que se pusieron en contacto con la asociación taller 22 , porque según una de las representantes: “Cosas de pareja’ visibilizaba muy bien las microviolencias y las relaciones de poder que se pueden producir en las relaciones afectivas de parejas jóvenes”, Antes del estreno de la obra el grupo hizo una ‘performance’ titulada: “Las cosas pasan porque todos dejamos que pasen”.

También contaron con el asesoramiento en los contenidos de Merçé Triay, de “Ni bella ni béstia” una asociación que pertenece a la fundación Tropos, que trabaja la violencia de género en la población joven, para contextualizar y profundizar en el tema de la violencia. Después trabajaron sin parar escena a escena, mientras la directora se encargaba de darle sentido global a la obra, y de la evolución de los personajes.

“Hay que tener en cuenta -explica Capaces- que nuestra obra impacta, pero lo que busca sobre todo es hacer reflexionar. Nos interesa el debate. Tras cada una de las representaciones y como una acción preventiva más, estimulamos que el público exprese sus opiniones y su experiencia”.

En las relaciones entre las personas, y específicamente en las de pareja que se dan en una sociedad globalizada y diversa se reproducen unos roles, que provienen de una desigualdad que no ha estado trabajada de forma suficiente. La mujer (y algunos hombres) padecen situaciones de abuso en el hogar y violencia doméstica. Pero hay que tener en cuenta, como se muestra en la obra, que los maltratos no son siempre agresiones físicas, sino psicológicas. El objetivo no es causar una lesión inmediata sino ejercer un poder sobre otra persona y someterla. La violencia psicológica, es mucho más difícil de reconocer, por eso se agradece que en “Cosas de pareja” se muestre con tanta sensibilidad y delicadeza.

La lucha por la igualdad en la pareja viene dada porque uno de los dos miembros está en posición de inferioridad (normalmente la mujer) Actualmente, por ejemplo, se quiere compartir las obligaciones del hogar con naturalidad. “Nuestro protagonista sabe –explica la directora, refiriéndose al que abusa- que ha de colaborar en el hogar igual que su compañera, porque los dos tienen una jornada laboral. Pero en la vida real las mujeres vamos más allá. Ya no aceptamos la ayuda, sino queremos que él asuma naturalmente que la casa y los hijos es una tarea a realizar por los dos. Por lo tanto la iniciativa y la responsabilidad también ha de ser compartida”.


Fotos: cedidas por la compañía

Trabajan en la obra: Carolina Ferrer, Jordi Sierra, Yolanda Diaz y Arnau Montañes


Cultura – Teatro – Violencia de género – 23 noviembre, 07 (AmecoPress)