En las elecciones de Buenos Aires las porteñas siguen luchando por su sitio

8 de julio de 2011.

Por Alejandra Waigandt

Política | Internacional | Política y género | Liderazgo | Buenos Aires





Buenos Aires, 08 jul. 11. Artemisa/AmecoPress.- En las elecciones de la Ciudad de Buenos Aires el próximo domingo, el número de mujeres candidatas a cargos de mayor jerarquía es bajo en comparación con los varones. Dirigentes políticas con posibilidades de resultar elegidas analizan esta desigualdad y proponen estrategias para impulsar la agenda de género en el Ejecutivo, la Legislatura y las comunas.

El próximo domingo el electorado porteño elegirá las nuevas autoridades que tendrá la Ciudad de Buenos Aires a partir de diciembre, renovará la mitad de las bancas de la Legislatura unicameral y definirá por primera vez representantes comunales. En total se pondrán en juego más de 140 cargos, pero el número de candidatas mujeres con posibilidades de ocuparlos será bajo en comparación con los candidatos.

Para la jefatura de gobierno competirán unas 15 fórmulas, de las cuales únicamente tres postulan mujeres. Si se considera además que sólo algunas fuerzas políticas tendrán oportunidades de ubicar a sus candidatos en lugares de decisión, el acceso de las mujeres al poder político será aún más restringido.

De acuerdo a la intención de voto del electorado que vienen midiendo varias consultoras, los partidos que irán a ballottage son el PRO y el Frente para la Victoria. El tercer lugar en cuanto a nivel de votantes favorables es para el Movimiento Proyecto Sur. Ninguna de estas tres fuerzas postulan mujeres al cargo de mayor jerarquía en el Ejecutivo porteño. Y únicamente el PRO cuenta con una candidata a vicejefa, la actual ministra de Desarrollo María Eugenia Vidal, que acompaña a Mauricio Macri en la búsqueda de la reelección.

Ni el macrismo, ni el kirchnerismo que encabeza Daniel Filmus, y tampoco la propuesta que lidera Pino Solanas, cuentan con figuras femeninas en los primeros puestos de las listas de candidatos a legisladores. Como suele ocurrir desde que en 1991 la Ley de Cupo Femenino obliga a los partidos a incluir 30 por ciento de mujeres en la distribución de cargos electivos, ellas aparecen en los siguientes puestos: Gabriela Alegre secunda a Juan Cabandié en el frente que respalda la presidenta Cristina Fernández, mientras que en Proyecto Sur la dirigente del PSA Virginia González Gass secunda al ambientalista Pablo Bergel. En la lista de candidatos parlamentarios del PRO la representación femenina aparece recién en el tercer lugar, a través de la candidatura de la funcionaria porteña Marina Klemensiewicz.

En cuanto las listas de legisladores que adhieren a la propuesta electoral del kirchnerismo, las llamadas ‘colectoras’, Nuevo Encuentro propone a Gabriela Cerruti para encabezar la nómina de diputados, y el Frente Progresista y Popular que lidera el ex jefe de gobierno Aníbal Ibarra lleva en el segundo puesto a la artista Susana Rinaldi.

En cambio, las mujeres obtuvieron la postulación principal en la Unión Cívica Radical (Silvana Giudici), la Coalición Cívica (María Eugenia Estenssoro) y el Frente de Izquierda y los Trabajadores (Myriam Bregman). Dejando afuera a la UCR debido a su historia y número de afiliados, en fuerzas políticas como las dos restantes, las mujeres tienen más posibilidades de acceder a cargos importantes porque son movimientos jóvenes, donde las nuevas generaciones tienen una mayor conciencia de la lucha por la igualdad de género y oportunidades, o debido a su relación con el activismo comunal y social, en el cual destacan figuras femeninas, dirigiendo comedores y otras formas de organizaciones barriales. Sin embargo, estos partidos y alianzas tienen menores chances electorales.

La candidata a legisladora porteña por el kirchnerismo María Rachid dijo que ’hay mucho por hacer en la batalla cultural por la igualdad de oportunidades para las mujeres, especialmente en la política. De todas formas, creo que hemos avanzado mucho en los últimos años. Las mujeres que ocupan el cupo son referentes sociales y políticas que han llegado a estos espacios producto de una trayectoria propia de trabajo y compromiso personal y colectivo. Es el caso de la presidenta (Cristina Fernández) y la gobernadora de Tierra del Fuego (Fabiana Ríos).

Claudia Neira, candidata de Buenos Aires para Todos en la lista de Proyecto Sur, coincide con Rachid en que ’las mujeres han logrado trayectorias más que interesantes en los 90, a través de una lucha silenciosa cuando sus maridos se quedaban sin trabajo, y a partir de la crisis de 2001. Ellas tienen lugares de mayor visibilidad. Igualmente faltan mujeres en los cargos de decisión, personalmente creo que hay un recambio generacional en la política y esos lugares están siendo ocupados por personas con historias más largas, estas personas vienen de un época dónde las mujeres participaban menos en estos lugares’.

La artista y segunda candidata Susana Rinaldi también opinó sobre las dificultades que siguen impidiendo un acceso igualitario a cargos electivos: ’la sociedad argentina no está educada al respecto, es una sociedad machista, instala su prepotencia desde su lado macho, trata de impedir que la mujer diga ‘yo estoy acá y tengo ésto que exponer, y ésto que expongo debe tener la misma consideración por parte de la comunidad a la que pertenezco’. Ésto que es fácil de decir, es muy difícil de aplicarlo. Sin embargo Argentina es un país que siempre ha dado ejemplos de la importancia de la mujer en la educación, la cultura, el trabajo, y en particular en el acceso a un poder’.

Sobre la posibilidad de estas mujeres de obtener cargos elegibles durante la confección de las listas, las candidatas descartaron la utilización de estrategias individuales y mencionaron que fueron convocadas debido a que sus trayectorias o militancias se correspondían con los proyectos políticos de los partidos y fuerzas políticas que integran. Rachid fue convocada por la presidenta Cristina Fernández y tiene el cuarto lugar en la lista kirchnerista. En el caso de Rinaldi, su postulación fue impulsada por Aníbal Ibarra. En cambio la candidatura de Neira fue resuelta por la mayoría de la militancia de Buenos Aires para Todos.

Representación sustantiva

Cada renovación política plantea interrogantes sobre las oportunidades que tendrá la agenda de género en la próxima gestión. La despenalización del aborto es unode la interrupción del embarazo hasta las 12 semanas de gestación. Por el contario, las postulantes del Frente para la Victoria y Proyecto Sur consideran que es una ’asignatura pendiente’, y en tanto la Legislatura discute los términos de una posible despenalización, el próximo Ejecutivo deberá trabajar en la aplicación efectiva de herramientas como el protocolo de atención de los abortos no punibles.

Por su parte, la activista barrial Gladys Miño, candidata a legisladora porteña por el Frente Progresista Popular, aclaró que la despenalización del aborto es difícil de abordar en las comunidades. ’En nuestros barrios y villas tenemos muchas mamás jóvenes. Tenemos que hacer charlas intensas para que tomen consciencia de la decisión y de que pueden elegir qué hacer. El tema de decidir a veces las asusta un poco.’

Miño forma parte de una fuerza política que ha integrada la agenda de género en su plataforma partidaria desde su oficialización en 2005 y cuya actual diputada en la Legislatura porteña es la feminista María Elena Naddeo. Cada dos años organiza ‘desayunos por la igualdad de género’, convocando a mujeres y varones de distintos colores políticos y procedencias a fin de compartir propuestas legislativas orientadas a garantizar la igualdad de género y oportunidades.

El último se realizó este martes 5 en el Museo Evita, donde se reconoció que las mujeres han alcanzado el ejercicio de numerosos derechos, pero la igualdad entre los géneros es todavía una asignatura pendiente: ’siguen cobrando menos salarios por igual trabajo, persisten las dificultades para acceder a cargos de decisión y son las principales víctimas de violencia, explotación sexual y trata’, indicaron.

El gran desafío para las candidatas y mujeres políticas es impulsar la agenda de género en sus ámbitos de referencia, ya sea el partido, la Legislatura, el poder Ejecutivo o el Judicial. La candidata Claudia Neira dijo que ’las mujeres políticas siempre tenemos que intentar abordar la agenda de género en los espacios de discusión. Estas discusiones van dando paso a las estrategias, que luego se instalan en lo parlamentario y en lo institucional. Hay que trabajar este tema transversalmente entre los partidos sensibles a esta perspectiva’.

María Rachid opinó en este sentido que ’hay que escuchar a las organizaciones y los movimientos, que son quienes deben guiar las políticas públicas y propuestas legislativas, pues tienen el conocimiento técnico y la experiencia personal y colectiva. Con trabajo y compromiso vamos a obtener resultados y avances concretos en la igualdad jurídica, social y política para las mujeres’.

Por su parte, Susana Rinaldi explicó que ’hace años que la mujer recibe la misma instrucción que el varón, pero no puede demostrar sus capacidades del mismo modo, hay una constante descalificación. Es lo que acaba de pasar con (Gabriela) Michetti, que fue dejada de lado, y no hay nadie que levante este tema para que Michetti explique por qué no se postuló en estas elecciones. Las mujeres aún necesitan hacer un recorrido particular e instalar un razonamiento diferente por sí mismas; una vez que lo logran son miradas por toda la sociedad. Es el caso de Cristina Fernández. Ella es un ejemplo a seguir’.

En cualquier caso, muchas de las mujeres que ocuparán cargos en el Gobierno porteño, la Legislatura y las comunas desconocen la perspectiva de género. El desafío de las mujeres políticas sensibles a esta perspectiva es sumar a estas otras mujeres y también a los varones de sus partidos. Las estrategias, según las candidatas, son la organización de espacios de gestión y conocimientos que promuevan el intercambio entre parlamentarias, la promoción de capacitaciones para líderes políticas y la instalación de observatorios que monitorean la participación femenina en la política. Asimismo, campañas de comunicación que contribuyan a que los temas de género se instalen en la política.

Fotos: 1. La cantante Susana Rinaldi. 2. Reunión de candidatas.

------------------------------

Internacional – Política – Política y género – Liderazgo. 08 jul. 11. AmecoPress.