Viernes, 23 de febrero de 2018.

Noticias
El aborto es legal desde 2002 y su Constitución reconoce los derechos reproductivos como fundamentales

La Corte de Nepal ordena que se garantice el aborto seguro y accesible

Resuelve el caso de Lakshmi Dicta, a la que se le negó por no tener medios económicos

Internacional, Aborto, Legislación y género, Salud, Salud reproductiva, México DF, Viernes 29 de abril de 2011, por Redacción


México DF, 29 abr. 11. AmecoPress/Cimac.- La Suprema Corte de Nepal determinó que el gobierno de ese país asiático debe garantizar el acceso a servicios de aborto seguro y accesible a sus ciudadanas, y ordenó que esta obligación se estipule en una ley integral que asegure que se llevará a cabo.

La Corte insistió en que el Estado no puede negar el aborto legal a ninguna mujer de esta nación cuando ella no pueda costearlo, como ocurrió con Lakshmi Dhikta, una mujer de escasos recursos económicos y de origen rural, que no tuvo acceso a la interrupción de su sexto embarazo porque no pudo pagar los 20 dólares que cuesta el servicio.

En consecuencia, Dhikta se vio obligada a llevar a término un embarazo no deseado. Su caso lo presentaron en 2007 el Forum for Women and Development, Pro-Public y abogados defensores de los Derechos Humanos (DH) ante la Suprema Corte de Nepal, tribunal que este mes se pronunció por el aborto legal tras la revisión de este hecho.

A pesar de que en Nepal el aborto es legal desde 2002 y de que su Constitución reconoce los derechos reproductivos como fundamentales, las nepalíes, sobre todo las pobres y rurales, no pueden acceder a la interrupción del embarazo porque desconocen que es legal o porque el costo es inaccesible y los servicios se ubican lejos de sus comunidades.

En este escenario, la Corte reconoció “el derecho al aborto como un componente esencial de los derechos reproductivos, indicando que un Estado no puede reconocer los derechos reproductivos en términos generales y por otro lado negar el acceso al aborto”.

En su argumentación, este tribunal confrontó “argumentos cuya finalidad es negar los derechos reproductivos de las mujeres”, por ejemplo la consideración de que el feto es vida humana.

Al respecto señaló que “como no existe un consenso universal que determine cuándo empieza la vida y puesto que la ley nepalí no diferencia derechos del feto, no reconocerá al feto como vida humana”.

Y añadió que como no hay feto sin madre, no se puede infringir el derecho de la mujer a la salud física y mental. El producto no puede superar la protección que se debe a la salud física y mental y el bienestar de la mujer, aclaró.

El fallo de la Suprema Corte proporciona varios ejemplos para demostrar que el reconocimiento de cualquier derecho antes del nacimiento es incongruente con lo anterior y violaría un sinnúmero de DH fundamentales de las mujeres.

El derecho al aborto es crucial para el derecho a la igualdad y la no discriminación y destaca que así como la ley no obliga al hombre a usar su cuerpo de ciertas maneras, tampoco se debe obligar a la mujer a usar su cuerpo de maneras que ella no acepta.

Más allá, la Corte reconoce que negar el derecho al aborto tiene como resultado el embarazo y el parto forzosos, lo cual a su vez causa un daño irreparable a las mujeres y viola muchos de sus DH.

Para que el aborto legal se respete es necesaria una ley integral que proteja plenamente los derechos de las mujeres, como el derecho de la mujer a la privacidad en cuestiones de aborto considerando el embarazo como parte del ámbito de la intimidad de la mujer.

De igual modo sostiene que como no reconoce al feto como una vida humana, establece que las disposiciones legales sobre aborto deberán estar contenidas en una ley aparte y disociadas de la discusión sobre el asesinato.

Esa legislación debe garantizar una “compensación” para las mujeres que sean obligadas a llevar a termino un embarazo no deseado.

En este caso, la Corte nepalí no compensó directamente a Lakshmi por el sufrimiento causado por la continuación forzada del embarazo, ya que la compensación debe lograrse a través de una demanda civil en un tribunal de instancia inferior.

No obstante, el máximo tribunal de Nepal sí reconoce que la compensación está justificada en este tipo de casos a causa del daño irreparable que se ocasiona a las mujeres cuando se las obliga a llevar a término un embarazo no deseado.

Foto: Archivo AmecoPress

-----------------------------

Internacional – Salud – Salud reproductiva – Aborto – Legislación y género. 29 abr. 11. AmecoPress.




AmecoPress, Información para la igualdad. Premio Accésit Ministerio de Industria 2007 - Plan Avanza.
Se ofrece información gratuita a los medios de comunicación. Se permite la reproducción de todos los contenidos citando la fuente e informando de su publicación a Amecopress. Copyright 2007.
Plaza Juan Zorrilla 2, primero. 28003 Madrid. Tel-fax: 91 319 08 52.
Web: www.amecopress.net
Email dirección: direccion@amecopress.net
Email administración: administracion@amecopress.net
Email redacción: amecopress@amecopress.net

Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Espacio privado | SPIP
Proyecto subvencionado por las siguientes instituciones: