Viernes, 24 de noviembre de 2017.

Noticias

Las mujeres en el sector pesquero en español

La acuicultura es la actividad donde existe una mayor igualdad entre hombres y mujeres empleadas

Voces de mujeres, Instituciones de igualdad, Situación social de las mujeres, Género y desarrollo, Madrid, Jueves 17 de marzo de 2011, por Paulina Retamal


Madrid, 17 marzo 2011. Las mujeres están presentes en todos los niveles y en todas las áreas del sector pesquero, pues la contribución que hacen con su trabajo a este ámbito es muy importante. Sin embargo, hasta hace muy poco tiempo, el aporte de las mujeres en la pesca no había sido reconocido, pero poco a poco la perspectiva de género, se ha ido incorporando a esta actividad para mejorar su quehacer y dignificar su oficio.

Los oficios que esta actividad desprende son múltiples como la pesca, el marisqueo, la acuicultura, el procesamiento y comercialización de pescado, la reparación y creación de redes, así como la administración y la gestión de las empresas pesqueras. También las mujeres, están representadas en las tripulaciones, en las plantas de transformación, entre los proveedores e investigadoras, en otras áreas.

Según datos aportado por el estudio “El papel de las mujeres en el desarrollo sostenible de las zonas de pesca europeas” del Parlamento Europeo, alrededor de 97 000 mujeres, en el año 2003 representaban el 26 por ciento del empleo, en la pesca en la Unión Europea.

En la acuicultura las mujeres son relativamente importantes, representan el 32 por ciento, siendo muchas de ellas trabajadoras por cuenta propia. En la pesca de captura, las mujeres representan únicamente el 5 por ciento del empleo.

En el sector pesquero español, las mujeres ocupan el 27,8 por ciento frente al 72,2 por ciento de hombres (2004). Uno de los sectores más industrializado de las actividades asociadas a la pesca, es el de la transformación, donde España posee el mayor número de mujeres empleadas en este ámbito, con un total de 20250 puestos de trabajo.

Múltiples sectores

En relación a la pesca extractiva, es un sector donde la participación de las mujeres es puntual, representando tan solo el 0,5 por ciento del total de personas empleadas en el sector pesquero, casi toda la mano de obra femenina seconcentra en Galicia. Según los datos del Instituto social de la Marina para 2006, Galicia contaba con 4789 personas afiliadas dedicadas al marisqueo, de los 5.453 de las personas asociadas en toda España.

En Galicia más del 90 por ciento de los mariscadoras eran mujeres, pero no eran consideradas trabajadoras profesionales, no recibían prestaciones sociales y no tenían acceso a las organizaciones de pescadores profesionales como las cofradías, hasta que se organizaron y lucharon por sus derechos.

El estudio “La situación social de las mujeres en el sector pesquero español” señala que en la acuicultura, existe una mayor igualdad entre hombres y mujeres empleadas, dado que el empleo femenino representa el 44 por ciento y el masculino el 56 por ciento. La acuicultura en la actualidad es la abastecedora de casi la mitad de pescado de consumo humano.

La Comercialización es otro de los subsectores de la pesca. En esta área, si bien ha sido desarrollada tanto por hombres como por mujeres, habitualmente son las mujeres las que se han dedicado a las tareas de mercadeo, ya sea por su trabajo de marisqueo, la transformación o la venta de las capturas de sus parejas.

De las actividades de diversificación del sector pesquero, el turismo es un rubro donde muchas mujeres trabajan en desarrollar actividades como excursiones de pesca, trabajo en restaurantes, visitas guiadas a explotaciones dedicadas al cultivo de marisco o alojamiento en hostales o casas rurales.

Otro eslabón importante del sector, son las esposas o parejas de los pescadores, que se han organizado en asociaciones, para reivindicar mejores condiciones para sus maridos en el mar. Además realizan todo tipo de tareas concernientes a la pesca, como la administración, gestiones, contabilidad, comercio, reparación de redes, entre otros.

Rederas

El oficio de redera es un quehacer tradicionalmente femenino, manual y cualificado. Actualmente, las rederas, forman un colectivo constituido por más de medio millar de mujeres que trabajan de forma autónoma. La mayor parte de este colectivo desarrolla su trabajo en localidades de Galicia, País Vasco, Asturias y Cantabria.

La Asociación Redeiras Artesás “O Peirao”, manifestó que “aunque hemos avanzado seguimos siendo un colectivo feminizado, con un intrusismo laboral muy elevado y con unos ingresos por debajo del sueldo mínimo interprofesional. Nuestras reivindicaciones van encaminadas a profesionalizar el sector, que nos sean reconocidas las enfermedades profesionales, y se nos aplique el coeficiente reductor”.

En este sentido, las Redeiras Artesás declararon que “el objetivo es que en pocos años todas la rederas estemos en posesión del certificado de redera y que esta sea condición para poder ejercer la profesión”.

Igualmente, Redeiras dijo que pese a los avances que han habido, en materia de igualdad en el sector de la pesca, “no impide que el intrusismo laboral sea de un 65 por ciento, y nuestras condiciones laborales sean manifiestamente mejorables a todos los niveles”.

“Mantenemos contacto con los distintos grupos políticos, tanto autonómicos como nacionales, y en los dos parlamentos se aprobaron sendas proposiciones no de ley, en las que se hacían propuestas para la mejora laboral social y económica de nuestro colectivo” precisaron.

Un tema importantísimo para todos los sectores de la pesca es el de la salud. En este sentido, el colectivo explicó “de momento no tenemos ninguna enfermedad reconocida, estamos intentando que cuando nos den una baja, se especifique que es una baja laboral, y no una baja por enfermedad como estaba ocurriendo hasta ahora.

“La lumbalquia, el túnel metacarpiano, el codo de tenista son enfermedades que por nuestro trabajo sufrimos la mayoría de las rederas, y cuando estamos de baja siempre nos ponen enfermedad común con lo que lógicamente conlleva, no cobrar desde el primer día y una remuneración menor” añadieron.

De igual manera, Josune Renteria, presidenta de la Asociación de Rederas y Neskatillas del Cerco de Euskadi, sobre el tema de la salud manifestó que “no están reconocidas las enfermedades, porque no está reconocida la profesión, entonces son enfermedades comunes”.

Sobre las reivindicaciones de su colectivo, Josune expresó que “nuestra lucha principal empieza por un reconocimiento, para poder empezar para poder tocar otros puntos, e ir poniendo un poquito más en su sitio, para las gentes se incorporen a este sector y haya un relevo generacional. Es importante porque cada año se están jubilando de cinco en cinco, y las que entran son muy pocas”.

Josune también hizo referencia a que en el sector “esta todo bastante primitivo, pero ahora con la gente joven que venimos empujando, poco a poco vamos logrando pequeñas cosas, que para nosotras son muy grandes, tan solo que te reconozcan y te escuchen en los sitios, ya es un logro”.

“Respecto a nosotras en Euskadi con el gobierno Vasco tenemos un vinculo, y están muy interesados en nuestros temas, y bueno tenemos algo que nunca habíamos tenido, es el que nos escuchen y que nos apoyen, para nosotras es punto muy fuerte” enfatizó.

Red Española de Mujeres en el Sector Pesquero

Según la Red Española de Mujeres en el Sector Pesquero, la situación de las mujeres está cambiando tanto a nivel laboral, como en asociacionismo, “la Red es una iniciativa que participa de estos cambios. En la actualidad hay 320 miembros en la Red, en el ámbito nacional e internacional, de los cuales 34 son grupos y 286 particulares”.

En relación a la discriminación positiva para las mujeres, la Red señaló que “es una realidad necesaria para muchos colectivos, de igual modo para el sector pesquero. Y a ello se orienta el trabajo de la Red, así como toda la legislación, financiación e iniciativas de organismos públicos y privados encargados de la equiparación de condiciones entre mujeres y hombres con los que colaboramos”.

“La respuesta de las mujeres es inmediata, y sorprendente, haciéndose concientes de sus posibilidades de mejora, y de las aportaciones que son capaces de hacer por el avance de su situación personal, así como la potencialidad que descubren a la hora de desarrollar iniciativas y proyectos para su entorno” añadió.

Congresos

La Red Española de Mujeres en el Sector Pesquero, celebró en San Sebastián los días 7 y 8 de octubre de 2010, su primer congreso con más de 370 participantes, cuya finalidad era hacer visibilizar el trabajo de las mujeres en la pesca. Algunos de los temas abordados en el encuentro fueron: la consecución de mejores condiciones laborales, para igualar la situación las mujeres con respecto a la de los hombres, asegurar el relevo generacional, apostar por la profesionalización y luchar contra el intrusismo.

Tras la gran participación del primer Congreso, la Red Española está preparando la segunda edición, que tendrá lugar en Andalucía. “Un segundo encuentro en el que se quiere que las propias mujeres puedan dar a conocer sus iniciativas convirtiéndose así en un foro de intercambio en el que sus profesionales participen activamente. Y del que se espera tenga tan buena aceptación como tuvo el primero” así lo explicó la Red.

Perspectiva de género

En la legislación actual las mujeres pesqueras están reconocidas por la ley para la igualdad efectiva de mujeres y hombres. La legislación contempla una normativa particular sobre la situación de las mujeres en la pesca.

Asimismo, el Fondo Europeo de la Pesca (FEP), señala la necesidad de establecer la incorporación de la perspectiva de género en sus iniciativas, así como la búsqueda de la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres en sus actuaciones. El FEP en España cuenta con diversos documentos que detallan las medidas relativas a la igualdad entre mujeres y hombres en el sector pesquero, que contribuyen a determinar las prioridades, los objetivos y los recursos públicos para su ejecución.

Por otra parte, la Declaración del Foro Mundial de la Gente Pesquera (WFFP), dirigida a la Conferencia de la FAO sobre pesqueras de pequeña escala celebrada en Bangkok en octubre 2008 “Se deberían desarrollar medidas específicas para tratar, fortalecer y proteger los derechos de las mujeres permitiéndoles participar plenamente en la actividad pesquera. Estas medidas deberían apuntar hacia la eliminación de todas formas de discriminación contra las mujeres y deberían garantizar su seguridad contra los abusos sexuales”.

Aunque la perspectiva de género se ha incorporado al sector de la pesca, aún queda mucho por hacer en esta materia, no solo en lo que respecta a igualdad de oportunidades para mujeres y hombres, sino a la importancia que tiene dar voz a las cientos de mujeres que se han sido invisibilizadas por el sistema o por que la labor que realizan ‘es cosa de hombres’. Se trata de dignificar el trabajo de quienes hacen posible que un pescado o un marisco lleguen a nuestra mesa.

Fotos AmecoPress.

---------------

Sociedad – Instituciones de igualdad – Género y desarrollo – Situación social de las mujeres - Voces de mujeres; 17 marzo (11); AmecoPress




AmecoPress, Información para la igualdad. Premio Accésit Ministerio de Industria 2007 - Plan Avanza.
Se ofrece información gratuita a los medios de comunicación. Se permite la reproducción de todos los contenidos citando la fuente e informando de su publicación a Amecopress. Copyright 2007.
Plaza Juan Zorrilla 2, primero. 28003 Madrid. Tel-fax: 91 319 08 52.
Web: www.amecopress.net
Email dirección: direccion@amecopress.net
Email administración: administracion@amecopress.net
Email redacción: amecopress@amecopress.net

Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Espacio privado | SPIP
Proyecto subvencionado por las siguientes instituciones: