No más violencia sexual contra niñas en Nicaragua

8 de marzo de 2011.

Madrid | Internacional | Voces de mujeres | Situación social de las mujeres | Mujeres del mundo | Género y desarrollo | Derechos humanos | Violencia de género | Violencia sexual | Legislación y género



Amnistía Internacional exigió al gobierno nicaragüense que ponga fin a esta crisis de derechos humanos, en un acto celebrado el domingo en el Parque del Retiro


Madrid, 8 mar. 11. AmecoPress. Activistas de Amnistía Internacional Madrid se movilizaron, con motivo del Día Internacional de la Mujer, para reclamar a Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, protección para las niñas y adolescentes que sufren violencia sexual y que los perpetradores sean llevados ante la justicia.

El acto tuvo lugar en el Parque del Retiro la mañana del domingo y fue animado con la colaboración de la fundación Música Creativa a través de la participación del coro Voces Creativas y el Coro de Gospel. Además de la lectura de un manifiesto de denuncia, fueron escuchados algunos testimonios de las niñas que han sufrido violencia sexual.

El gobierno nicaragüense, denuncia Amnistía, sigue haciendo oídos sordos a esta emergencia oculta de derechos humanos. Por ello, jóvenes voluntarios de Amnistía Internacional han escenificado la necesidad de escuchar las voces de las niñas portando grandes orejas y carteles. Así mismo, el público infantil ha podido disfrutar de cuentacuentos y otras actividades infantiles, gracias a la desinteresada colaboración de Concha Real, Yolanda Saez y Enrique Boix.

Durante la celebración del acto centenares de personas se han sumado con su firma a la exigencia de Amnistía Internacional dirigida al Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, para que se elabore y dote de los recursos necesarios un plan nacional, con la máxima urgencia, dirigido a prevenir, proteger y garantizar la justicia y reparación de las jóvenes víctimas de violencia sexual. Así mismo, numerosas personas han dejado mensajes de solidaridad dirigidos a las niñas supervivientes de violencia sexual que Amnistía Internacional enviará a Nicaragua.

La violación y la violencia sexual son delitos generalizados en Nicaragua y la mayoría de las víctimas son niñas. De las más de 14.000 denuncias de violación registradas por la policía en 10 años, dos tercios eran menores de 17 años y la mitad no habían cumplido los 14. Los autores más habituales son familiares y las víctimas se ven presionadas a guardar silencio. La sociedad culpa a las niñas y no al agresor.

En muchos casos, la violencia sexual sólo sale a la luz cuando las niñas descubren estar embarazadas. Hace dos años, Nicaragua tipificó como delito todas las formas de aborto obligando a las niñas a continuar con un embarazo consecuencia de una violación, quieran o no. Las víctimas están demasiado asustadas para hablar y, si se deciden a denunciar, se enfrentan a enormes obstáculos y a un trato inadecuado por parte de policías, fiscales y jueces. Los fallos y la falta de recursos del sistema de justicia nicaragüense hacen que, a menudo, los agresores queden libres.

Fotografías archivo AmecoPress cedidas por Amnistía Internacional Madrid

-------------------------------

Pie de foto: Un momento del acto en el Retiro

----------

Internacional – Voces de mujeres – Situación social de las mujeres – Mujeres del mundo – Género y desarrollo – Derechos humanos - Violencia de género – Violencia sexual – Legislación y género