Domingo, 18 de noviembre de 2018.

Reportajes

“Best Regards from the Blind Spot” ofrece una selección de vídeos de artistas de Serbia y Montenegro

El Centro Montehermoso de Vitoria acoge esta exposición, comisariada por Jovana Stokic, en el marco del ciclo “Contraseñas”

Cultura, Exposiciones, Lunes 1ro de octubre de 2007, por Isabel Menéndez


“Best Regards from the Blind Spot” ha sido concebida como una percepción específica de las representaciones de la subjetividad femenina. Reuniendo a ocho artistas de una misma región – Serbia (y Montenegro) – que no pertenece al centro del mundo artístico, Stokic (de origen serbio aunque residente en Nueva York) ha querido mostrar que su perspectiva visual de la feminidad se corresponde y, en ocasiones, puede incluso ajustarse al punto de vista estandarizado (y estandarizante). La muestra estará en el Montehermoso de Vitoria hasta el 24 de enero, en su primer Claustro, dentro del ciclo “Contraseñas” dedicado a la producción feminista de las cuatro últimas décadas y cuyo objetivo es cuestionar el sustrato sexista de la iconografía artística dominante.

Además de la obra de la artista de renombre mundial Marina Abramovic, “Freeing the Memory” (1976), en la exposición se dan cita Jelena Radic, “Little Red Riding Hood: The False Choice” (2007); Ivana Smiljanic , “I Spoil Everything”; Jana Stojakovic, “Schizoid Dream of a Body” (2006); Vesna Tokin, “Kali” (2004); Jelena Tomasevic, “Letting Yourself Go” (2007); Natalija Vujosevic, “Bye, Bye “ (2007) y Sanja Zdrnja, “Saxophone Ballad for a Vibrato Breath” (“Want to Talk like Lovers Do”) (2007).

El proyecto “Contraseñas” está compuesto por 12 ciclos cuatrimestrales comisariados por 12 profesionales del panorama nacional e internacional y se llevará a cabo a lo largo de cuatro años. La muestra a cargo de Jovana Stokic es el segundo que se programa. El ciclo pretende mostrar y documentar la pluralidad de líneas de crítica y creación artística que, desde perspectivas feministas, se han desarrollado en formato audiovisual desde la década de los sesenta del siglo XX. El objetivo del proyecto es el de desvelar, cuestionar y rebatir los mecanismos y el sustrato sexistas de la iconografía artística dominante sobre las mujeres y la femineidad.

“Best Regards from the Blind Spot”

Las percepciones presentadas están deliberadamente descentradas y son claramente transnacionales, explica la comisaria: “Best Regards from the Blind Spot” debería entenderse como una canto irónico de una postal enviada desde el lugar en el que viven estas artistas. Serbia y Montenegro representa una especie de “ángulo muerto” en el mundo artístico ya que estas jóvenes artistas (con la excepción de Marina Abramovic y Jelena Tomasevic) se encuentran más o menos fuera de los circuitos internacionales del mundo del arte.

La elección como comisaria de la exposición estuvo motivada por una apuesta personal de la propia Jovana Stokic: “Estoy relacionada con el lugar de procedencia de estas obras por nacimiento. Dado que la identidad nacional es algo que viene dado y, por tanto, no se elige, trato de demostrar que ésta no es factor decisivo en la formación de la identidad de uno mismo. Al elegir una unidad que no existe en términos de geopolítica –Serbia y Montenegro–, dos países vecinos que una vez constituyeron un único país (hasta 2006) y que ahora se encuentran oficialmente separados, quiero acentuar la arbitrariedad de las definiciones geopolíticas nacionales. Irónicamente, los continuados avances tecnológicos y de comunicación en nuestro presente globalizado no garantizan la igualdad de oportunidades para todos”.

“Los trabajos en vídeo que se presentan en esta exposición representan feminidades descentradas en las que subyacen los conceptos transnacionales de los feminismos actuales. Los temas cosmopolitas de estas obras hacen que la idea del patrimonio nacional sea problemática” asegura Stokic.

La comisaria asegura que, a menudo, los trabajos de las artistas de esta región han sido instrumentalizados para ilustrar un “feminismo tardío”. Imposible su interpretación a través de oposiciones binarias (progresista frente a anticuado, el Este frente al Oeste, Europeo frente a Exótico) “yo sostengo: esta región es un auténtico “ángulo muerto” de Europa” matiza la comisaria de esta exposición.

Las obras

El punto de partida de la exposición es la obra “Freeing the Memory” de 1976, realizada por Marina Abramovic, pionera del video en la antigua Yugoslavia. Abramovic, estrella del arte internacionalmente reconocida, se convirtió en una especie de heroína del arte nacional para la generación más joven de artistas (las artistas aquí presentadas pertenecen a la “generación X”, nacidas en los 70). Abramovic demuestra ser una fuente directa e indirecta de inspiración para futuras generaciones.

Las obras representadas en la exposición, según Stokic, “reflejan una producción intermitente de videoarte, ya que no existe una historia continua en este medio. Esta es la razón por la que –a excepción del vídeo de 1976 de Abramovic– he elegido vídeos de reciente producción (7 vídeos realizados en los 3 últimos años). Este vacío histórico en la selección ha sido hecho por tanto de forma deliberada con el fin de demostrar la existencia de ángulos muertos en nuestra historia, pero también para hacer hincapié en la variada producción contemporánea de esta región”.

Siguiendo las principales exposiciones feministas que han tenido lugar en 2007, “Global Feminism”s, “Wack!” y “Kiss, Kiss, Bang, Bang”) las cuales han extendido con fuerza la idea de feminismos transnacionales hoy en día, esta exposición pone encima de la mesa la situación crítica del parafeminismo entendida en términos de Amelia Jones: un feminismo no-preceptivo y abierto a una multiplicidad de expresiones culturales.

De este modo, “las formas de lo femenino representadas en estos videos no son de ninguna manera necesariamente subjetividades “de las mujeres” continúa explicando Jovana Stokic; “Estos trabajos no ofrecen imágenes positivas de la mujer que cambien los estereotipos masculinos, ni ofrecen una crítica específica del patriarcado o de la mirada masculina. Mi meta es arrojar luz sobre los procesos con los que trabajan los artistas para crear representaciones, mostrando la formación compleja de la feminidad (el tema parafeminista) articulada a través de una subjetividad femenina múltiple y relacional cuyas manifestaciones están presentes en esta exposición. Creo que es el lugar donde miente/está enterrada/ descansa/reposa/ se encuentra la subversión”.

“Mi objetivo es mostrar que estas artistas no sólo son relevantes en sus propios países, en los que participan activamente en deshacer la mono-cultura, sino que su exploración de los límites puede también resultar significativa dentro de una cultura global. De hecho, estas artistas ‘se autoposicionan en los límites’, mientras construyen identidades femeninas contemporáneas dentro de sus propias culturas” concluye la comisaria.

El ciclo “Contraseñas. Nuevas representaciones sobre la femineidad”

Para diseñar el proyecto “Contraseñas”, que se desarrollará durante cuatro años, se han tomado como punto de partida las diferentes etapas por las que ha transitado el Movimiento Feminista en Occidente, desde sus orígenes ilustrados en el siglo XVIII, hasta la actualidad, y cómo las reivindicaciones femeninas empiezan a plasmarse en el arte originando un conjunto de obras que forman parte de lo que un número creciente de autores/as denomina como ‘arte feminista’. Un conjunto de obras en las que el cuerpo sexuado, entendido por las artistas como un artefacto cultural cargado de sentidos sociales, está muy presente.

De forma creciente, y hasta la actualidad, el arte feminista se va a centrar en el cuerpo como metáfora de la agenda político-social pendiente. Las obras visuales que forman parte del ‘arte feminista’ desvelarán que el sexo, el género, la sexualidad o la ‘raza’ no son productos ‘naturales’, sino construcciones sociales que sustentan -y se nutren- de las ideologías sexuales y raciales hegemónicas.

Las artistas que se sienten interpeladas por las luchas feministas denunciarán a través de sus obras las relaciones asimétricas entre los sexos y destacarán que la femineidad (y la masculinidad) son artefactos culturales que deben analizarse puesto que transmiten y sustentan los estereotipos de sexo, género, sexualidad y ‘raza’ que contribuyen a perpetuar la opresión de las mujeres y de otros sujetos históricos minorizados por su sexo, ‘raza’, o práctica sexual.

Información práctica

Centro Cultural Montehermoso. Calle Fray Zacarías 2 (Vitoria-Gasteiz).


Horarios:

Martes a viernes de 11:00 a 14:00 h y de 18:00 a 21:00 h.

Sábados de 11:00 a 14:00 h y de 17:00 a 21:00 h.

Domingos y festivos de 11:00 a 14:00 h.

Lunes cerrado.

------------------------------------

Foto 1: Marina Abramovic, “Freeing the Memory” (1976) 14´58´´

Cortesía de la artista y de Netherlands Media Art Institute (Amsterdam)

Foto 2: Jelena Radic, “Little Red Riding Hood: The False Choice” (2007) 5´36´´

Cortesía de la artista

------------------------------------

Reportaje – Cultura - Exposiciones – 1 octubre, 07 (AmecoPress)

 




AmecoPress, Información para la igualdad. Premio Accésit Ministerio de Industria 2007 - Plan Avanza.
Se ofrece información gratuita a los medios de comunicación. Se permite la reproducción de todos los contenidos citando la fuente e informando de su publicación a Amecopress. Copyright 2007.
Plaza Juan Zorrilla 2, primero. 28003 Madrid. Tel-fax: 91 319 08 52.
Web: www.amecopress.net
Email dirección: direccion@amecopress.net
Email administración: administracion@amecopress.net
Email redacción: amecopress@amecopress.net

Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Espacio privado | SPIP | POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES
Proyecto subvencionado por las siguientes instituciones: