Maestro: “Ser madre no es nunca fruto de un capricho. Es una decisión quizá excesivamente meditada”

17 de junio de 2010.

Por Elena Duque

Sociedad | Madrid | Situación social de las mujeres | Salud reproductiva



El Primer Foro Nacional de Familias Monoparentales recoge las reclamaciones de este colectivo


Madrid, 17 jun (10). AmecoPress. Rosa Maestro, responsable de la web Masola, especializada en madres solas por elección, reclamó la semana pasada en el Primer Foro Nacional de Familias Monoparentales el derecho a elegir la maternidad o la paternidad individual y a contar con igualdad de derechos respecto a las familias tradicionales.
 
En su intervención hizo referencia a los impedimentos que la Seguridad Social pone a las mujeres que acuden solas para solicitar la reproducción asistida. “La actual Ley de Reproducción Asistida no discrimina ni en cuanto a condición sexual, civil o edad. Sin embargo, cuando una mujer sola se acerca a la Seguridad Social para solicitar un tratamiento de reproducción asistida tropieza con un sistema arcaico que se lo deniega”.
 
Las razones alegadas para rechazar el tratamiento suelen hacer referencia a la salud de la mujer. “En la mayoría de las ocasiones es el ginecólogo que atiende a la mujer sola quien le dice que no se trata de un problema de fertilidad”.
 
La aplicación de esta norma no escrita, según Maestro, es muy diferente entre Comunidades Autónomas, siendo la más reticente a la aprobación del tratamiento la Comunidad de Madrid. Cataluña, País Vasco y Andalucía son las más abiertas.
 
La mayoría de las mujeres solas que desean tener hijos o hijas tienen que acudir entonces a una clínica privada, donde cada intento de inseminación artificial ronda los mil quinientos euros. La fecundación in vitro alcanza los seis mil euros. Este elevado coste conduce a que muchas mujeres que desean tener hijos no se lo puedan permitir. Hay que tener en cuenta que con frecuencia son necesarios varios intentos antes de quedarse embarazada.
 
Por otra parte, Maestro afirmó que el acogimiento temporal o permanente no es fácil, porque las mujeres y los hombres solos se colocan siempre al final de la lista de solicitudes. También resulta prácticamente imposible la adopción internacional, en la que casi todos los países rechazan las solicitudes de familias monomarentales o monoparentales.
 
Por último, Maestro mantuvo que el camino tampoco se allana cuando por fin lo consigues, y señaló el retraso acumulado en la aprobación del título de familia numerosa para familias de un único progenitor a partir de dos menores a cargo.
 
“Llevamos tres años de retraso para obtenerlo, desde que se firmó el decreto ley en el que se nos dejaría de discriminar con relación a viudos y viudas que sí lo tienen, pese a contar con una pensión de viudedad”.
 
Esta medida se introdujo como pendiente de legislación en los presupuestos generales del Estado de 2009, y otra vez más en los de 2010, para lo que se dieron tres meses de plazo. Por el momento, no se ha avanzado nada.
 
 
Fotos: archivo AmecoPress
---
Sociedad - Salud reproductiva - Situación Social de las Mujeres; 17 junio (10). AmecoPress