Lunes, 23 de octubre de 2017.

Noticias

Aborto "vetado" para niñas y adolescentes víctimas de proxenetas

Víctimas de violaciones sistemáticas

Internacional, Pederastia, Aborto, Violencia de género, Violencia sexual, Bolivia, Martes 6 de octubre de 2009, por Helen Álvarez Virreira


Bolivia, 5 octubre 09. AmecoPress/SEMlac.- En Bolivia, al igual que en la mayoría de los países, se calcula que el subregistro del aborto supera con creces al registro del que, medianamente, se tiene certeza.

Dentro de este subregistro, más ocultos aún, están los datos de adolescentes embarazadas durante el ejercicio de la prostitución, aunque en este caso, por su edad y de acuerdo a la legislación boliviana, ellas son víctimas de violaciones sistemáticas.

En el lenguaje institucional, esto se denomina violencia sexual comercial. Se estima que los abortos en este grupo son, por lo general, inducidos por las mismas adolescentes. En menor medida son forzados por los proxenetas -que también son tratantes de niñas y adolescentes-, pues estos luego utilizan a los hijos e hijas para mantener sometidas a las jóvenes madres, según diferentes fuentes consultadas.

El ministro de Salud, Ramiro Tapia, dijo a SEMlac que no se ha previsto un tratamiento especial para estas muchachas, porque no es posible parcializar los temas de salud. Lo que sí pretenden hacer, en el contexto de la nueva Constitución Política del Estado, es una "gran campaña" de prevención "de la drogadicción, del alcoholismo y de la prostitución", en ese orden.

En Bolivia, de las 230 mujeres que fallecen por cada 100.000 bebés nacidos vivos, por causas ligadas al embarazo o al parto, nueve por ciento muere tras un aborto, según la Encuesta Postcensal realizada en 2000 por el Instituto Nacional de Estadística.

Norma que no se cumple

De los casos conocidos de adolescentes embarazadas por el "cliente/violador" o por el proxeneta, y encontradas en locales de prostitución, todas han tenido a sus bebés, pese a que el Código Penal boliviano establece, desde 1972, el aborto terapéutico.

El artículo 266 despenaliza el aborto cuando el embarazo es consecuencia del delito de violación, rapto no seguido de matrimonio, estupro o incesto, y también para evitar un peligro de la vida o la salud de la madre.

Sin embargo, en estos 37 años de vigencia de la norma nunca se ha producido un aborto así. El caso más conocido es el de una niña de 12 años violada por su padrastro, cuya madre recurrió a la justicia, pero terminó en un legrado clandestino, ya que todos los juzgados eludieron el proceso.

Peor es la situación de las adolescentes que cayeron en las redes de proxenetas y tratantes, y que no tienen a quién recurrir. Según la subteniente Gaby Coca Maldonado, de la División de Trata y Tráfico de Personas de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (FELCC) de la ciudad de El Alto, en los cuatros años de funcionamiento de esta unidad, nunca se produjo un aborto terapéutico.

En la urbe alteña, en cada operativo que realizan la Policía y otras instituciones, como el Ministerio de Salud, prefecturas y alcaldías, entre otras, en diferentes locales siempre encuentran adolescentes embarazadas y algunas ni siquiera se habían dado cuenta, informó Coca.

Pero parecería que el aborto está descartado de antemano, sin consideración alguna. En un operativo realizado en alojamientos, en abril de 2009, encontraron a cuatro muchachas, de entre 13 y 17 años, embarazadas; la menor estaba de dos meses.

La primera declaración de la directora de Asuntos Generacionales del Gobierno Municipal de El Alto, Domitila Conde, fue que el estado de gravidez no se interrumpiría, porque "se debe velar también por la vida de las criaturas que esperan, pues ese es su derecho". Y así fue.

Levantan las manos

El coordinador de la Plataforma de Atención Integral a la Familia del Gobierno Municipal de La Paz, Marco Antonio Gira, aunque inicialmente dijo que sí se procedía tal como indica el Código Penal, luego reconoció que, además de la burocracia que implicaría el trámite judicial, las instituciones deslindan responsabilidades.

"En este momento hay una discusión con el Ministerio Público, ¿cual sería la instancia encargada de asumir el aborto terapéutico?; para nosotros, normativamente, tendría que ser el Ministerio Público. Las defensorías no pueden determinar el delito sexual", por consiguiente, tampoco pueden pedir la interrupción del embarazo y esto no es asumido así por la Fiscalía, explicó Gira.

Varias organizaciones no gubernamentales que trabajan en esta problemática prefieren no involucrarse y, por el contrario, ofrecen casas de acogida donde tratan de que las adolescentes acepten a sus bebés o las orienten si deciden darlos en adopción.

Fotos: Archivo AmecoPress

---------------------------------------------

Internacional – Violencia de género – Violencia sexual – Aborto – Pederastia. 5 octubre 09. AmecoPress/SEMlac.




AmecoPress, Información para la igualdad. Premio Accésit Ministerio de Industria 2007 - Plan Avanza.
Se ofrece información gratuita a los medios de comunicación. Se permite la reproducción de todos los contenidos citando la fuente e informando de su publicación a Amecopress. Copyright 2007.
Plaza Juan Zorrilla 2, primero. 28003 Madrid. Tel-fax: 91 319 08 52.
Web: www.amecopress.net
Email dirección: direccion@amecopress.net
Email administración: administracion@amecopress.net
Email redacción: amecopress@amecopress.net

Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Espacio privado | SPIP
Proyecto subvencionado por las siguientes instituciones: