Mujeres desplazadas del Congo, su vida borrada por un ciclo de violencia interminable

21 de septiembre de 2009.

Por Redacción

Madrid | Internacional | Derechos humanos | Violencia de género | Violencia en conflicto armado



Expuestas a múltiples violaciones, vejaciones y servicios sexuales a los grupos armados


Madrid, 21 sep. 09. Redacción AmecoPress.- En el este de la República Democrática de Congo, 1.3 millones de personas han sido desplazadas por la fuerza. Su vida cotidiana ha sido borrada por un ciclo de violencia que parece interminable. El 80% son mujeres y niños.

El desplazamiento de estos grupos de mujeres siempre con sus vástagos a cuestas huyendo de la muerte, hace que sean mujeres errantes, sin rumbo a ninguna parte y que estén expuestas a múltiples violaciones, vejaciones y servicios sexuales a los grupos armados de turno, en el mejor de los casos.

La guerra entre ejércitos y grupos rebeldes por el control de esta región minera de Congo ha producido 4,5 millones de muertos en los últimos diez años.

La ONU estima que 1.000 personas mueren aún cada día por causas asociadas a la ausencia de paz en el este de Congo.

En algunas zonas, dos de cada tres mujeres han sido violadas. Persisten los abusos de los grupos armados sobre la población civil. Miles de niños y niñas han sido secuestrados y obligados a luchar o a servir sexualmente a los grupos armados.

Desde octubre de 2008 ACNUR ha reforzado su operación de emergencia para atender a la población civil congoleña desplazada, y ha hecho un llamamiento a la comunidad internacional para que no olvide su trágica situación.

Situación social y representación política de las mujeres congoleñas

En el Congo, las mujeres representan la parte más importante de la población, pero no tienen igual acceso a las instituciones que los hombres. No sólo están marginadas en política, sino que tampoco tienen acceso a una justicia equitativa.

En el plano local, hay sólo 3% de mujeres elegidas; esto realmente no es suficiente, sabiendo que son muy numerosas entre la población. La ley congoleña otorga 15% de escaños electos a las mujeres, pero la mayoría de veces nunca se alcanza este número.

La Corte Constitucional no ha condenado esta violación. La falta está en los partidos políticos; ellos deben respetar las leyes y alentar la participación política de las mujeres. Las mujeres elegidas en el Parlamento deben luchar para aumentar la cuota de 15% a 30% y deben defender proyectos de ley que promuevan la equidad.

Fotos: Archivo AmecoPress/Agencias

------------------------------------------

Internacional – Derechos Humanos – violencia de género – Violencia en conflicto armado. AmecoPress.

Documentos

rdCONGO_GOMA_distribution.jpg
JPEG | 48 KB