Huelva: El centro de emergencias para la violencia de género acoge a 41 dependientes

En situación de dependencia, el 50% de las personas alojadas en la casa de acogida

11 de septiembre de 2009.

Por Redacción AmecoPress/Andalucía

Autonomías | Violencia de género | Instituciones de igualdad | Huelva | Dependencia





Huelva, 11 sep. 09. Redacción AmecoPress/Andalucía.- Cuando una mujer, teniendo plenas sus capacidades mentales y físicas, es víctima de malos tratos, los hechos son terribles, condenables. Pero si además a la situación de violencia añadimos que la víctima es una persona dependiente, lo que se traduce en unas condiciones de vulnerabilidad extremas, la intolerancia aflora con más rabia si cabe que en las demás personas.

Sólo en el primer semestre de 2009, el único centro de emergencias de la provincia de Huelva tuvo que dar acogida a 41 personas en situación de dependencia, el 47,1% de las 87 que pasaron por sus instalaciones huyendo de una situación de violencia de género de la que no podían defenderse. El resto, 46 personas, lo constituían mujeres en situación de maltrato grave y cuyas vidas corría un alto riesgo, según informa huelvainformación.es.

Estos datos, que se desprenden del informe Evolución de mujeres y personas dependientes atendidas en los recursos de atención y acogida a víctimas de violencia de género de la Consejería para la Igualdad y el Bienestar Social de la Junta de Andalucía, ponen de manifiesto además que el 50% de las personas que entre enero y junio de este año han sido amparadas en la casa de acogida con la que cuenta la provincia estaban en situación de dependencia, 17 en total de la cifra final de 34 víctimas.

En total, 124 onubenses fueron protegidas en los primeros seis meses de 2009 de una situación de maltrato en los distintos recursos de la Administración autonómica, lo que supone el 9,2% de las que necesitaron poner tierra de por medio entre sus agresores y ellas en la región andaluza (1.343).

La vía de ingreso al centro de emergencias es, habitualmente, el centro provincial del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), mientras que la salida se produce de la mano de familiares o amigos. En el caso de la casa de acogida, las personas maltratadas proceden del centro de emergencia y salen acogidas por familiares o amigos. El ingreso al piso tutelado se produce desde la casa de acogida.

Foto: Archivo AmecoPress.

-------------------------------------

Autonomías – Violencia de género – Dependencia - Instituciones de Igualdad – 11 sep. (09). AmecoPress