Detienen a 40 mujeres simpatizantes de la periodista sudanesa Lubna Husein

8 de septiembre de 2009.

Por Leticia Puente Beresford

Internacional | Violencia de género | Nueva York



Espera sentencia por vestir pantalón


Nueva York, EU, 8 septiembre 09. AmecoPress/CIMAC.- Por apoyar a la periodista Lubna Husein, que busca la derogación de las leyes que humillan la dignidad de la mujer, y quien está a la espera de su sentencia por vestir pantalón en la vía publica, la policía sudanesa detuvo a 40 mujeres.

La detención se realizó frente a la Corte en el preciso momento en que se manifestaban fuera de ese recinto en apoyo a la comunicadora social.

La agencia de noticias AP, que ha seguido el caso, informa lo anterior y señala que el juicio de Lubna Husein sería retomado hoy lunes. La periodista podría ser sentenciada a 40 azotes y una multa si resulta culpable de violar la ley de la decencia sudanesa, que tiene una interpretación estricta del Islam.

Husein, que fue liberada bajo fianza durante las audiencias, hizo un llamado internacional sobre su caso y su lucha contra una ley que ha descrito como anti-islámica y represiva contra las mujeres.

Como representante de la ONU, Husein podría tener inmunidad ante el proceso judicial, pero prefirió enfrentar el juicio, como informó Cimacnoticias el pasado 4 de agosto.

A pesar de las múltiples peticiones y de que la repercusión en los medios de comunicación posibiliten que la Presidencia decrete un indulto para poner fin al caso de la periodista, ella ha señalado que no lo aceptará hasta que se deroguen las leyes que humillan a las mujeres de Sudán.

"Aceptaré un perdón presidencial si coincide con la derogación de las leyes que humillan y rebajan la dignidad de la mujer", remarcó Husein en entrevista con el diario egipcio Al Ahram.

La periodista fue detenida en un café de la capital sudanesa, Jartum, por vestir pantalones, prenda que la ley de ese país considera "inadecuada" e "inmoral", y se enfrenta a una condena de 40 latigazos. Por este hecho, decenas de miles de jóvenes sudanesas han sido condenadas a recibir el mismo castigo, denunció la periodista.

Husein, en la entrevista, denunció también haber recibido amenazas de muerte. "Un desconocido ha amenazado con asesinarme cuando comparezca en el tribunal (...), por lo que he presentado una denuncia ante la policía, pero de todas formas no temo nada porque la vida está en manos de Dios", aseguró.

Su batalla judicial, ha señalado, es no solo para demostrar su inocencia, sino para derogar la cláusula 152 de la Ley Criminal de 1991, porque infringe la Constitución y la "sharia", (legislación islámica) al sancionar a las mujeres con latigazos por el tipo de vestimenta que portan. "Castigar con latigazos a una mujer por su vestuario no está estipulado en la sharia" o por lo menos no en el norte de Sudán, insistió Husein.

El abogado de la defensa, Nabil Adib, señaló en su momento que la periodista podría haberse acogerse a la inmunidad que le otorga su condición de trabajadora de la ONU, en la oficina de prensa, pero desistió. A la primera vista del proceso judicial asistieron representantes diplomáticos de las embajadas de Francia, España, Canadá y Suecia, así como políticos sudaneses y miembros de la Federación Femenina Sudanesa.

Husein escribe en publicaciones sudanesas en las que critica la situación del país, a su régimen y a los extremistas islámicos.

Foto: Archivo AmecoPress/Agencia

---------------------------------------------

Internacional – Violencia de género. 8 septiembre (09). AmecoPress/CIMAC