II Congreso Europeo de padres y madres de lactantes prematuros

Asociaciones europeas reclaman cuidado individualizado de bebés prematuros

7 de septiembre de 2009.

Por Mayte Ortega

Madrid | Salud reproductiva | Unión Europea





Madrid, 7 septiembre 09. AmecoPress.- Padres y madres de varios países europeos reclaman al Parlamento Europeo una mayor atención a los bebes prematuros y un tratamiento individualizado que se centre en su desarrollo, según manifestaron en un documento durante el II Congreso Europeo de padres de lactantes prematuros.

En concreto, piden que se dé prioridad a las necesidades de los lactantes prematuros y nacidos a término con enfermedades y proporcionar más información a la opinión pública sobre ellas, que se elaboren y se implanten medidas para prevenir estos nacimientos, así como directrices médicas para la reanimación del lactante en los hospitales.

Pidieron también la mejora de la asistencia psicológica y social de los progenitores, tanto en el hospital como después del alta.

Asimismo, destacan la necesidad de crear normas y niveles de calidad controlados por un organismo independiente para el tratamiento y la asistencia en los hospitales y piden la mejora de los cuidados especializados posteriores para mejorar su desarrollo.

Por otro lado, reclaman programas y sistemas estructurados para documentar los exámenes médicos y los cuidados posteriores y mejorar la asistencia psicológica y social prestada por profesionales sanitarios especializados a los progenitores, tanto en el hospital como después del alta.

Prolongación de la baja maternal

Por último, estas asociaciones incluyen también entre sus peticiones destinar fondos de investigación para desarrollar el tratamiento, asistencia y resultados neonatales de los lactantes, prolongar la baja por maternidad y las ayudas económicas para los progenitores y proporcionar un apoyo escolar y educativo apropiado para mejorar el desarrollo de estos bebés.

La presidenta de la asociación Prematura, Mónica Virchez, señaló que "hay que tener en cuenta que los bebes prematuros han venido al mundo en circunstancias adversas y distintas a las que estaban acostumbradas en el vientre materno.

Necesitan ser atendidos médicamente para su desarrollo físico en el hospital, pero también necesitan seguir sintiendo y viviendo lo que vivían en el vientre materno, es decir, un lugar donde haya calor, silencioso, tenue y en donde se sientan seguros y protegidos".

En palabras de Virchez, el estado en que se encuentran los progenitores ante el nacimiento de un hijo prematuro es de confusión y agobio. "No se siente al bebé como propio sino como parte del hospital, y al no cumplir con las 40 semanas de gestación se produce un desfase en todos los sentidos, y el shock es muy fuerte para la madre y el padre", señaló.

Respecto a las medidas que han tomado muchos hospitales españoles para que los padres y las madres permanezcan el mayor tiempo posible con su hijo, la presidenta de Prematura apuntó que "se ha probado que el contacto piel con piel tiene numerosos beneficios tanto para el paciente como para los progenitores, ya que se vuelve a sentir al bebe, se disfruta, se acompaña y se brindas el calor y cariño de madre o padre. Sientes que colaboras con su recuperación física y emocional".

Fotos: Archivo AmecoPress

----------------------------------------

Unión Europea - Salud reproductiva. 7 septiembre (09). AmecoPress