Jornadas “Lecciones y Maestros”, organizadas por la Fundación Santillana y la UIMP, del 22 al 24 de junio en Santillana del Mar.

Ángeles Mastretta escribe sobre "lo que se supone que no importa"

26 de junio de 2009.

Por Redacción

Por Petra Cristian

Cultura | Libros | Madrid, Agencias



Hay que inventar cada mañana un mundo


Madrid. 26 junio 09. AmecoPress.- Ángeles Mastretta se ha convertido en una maestra. Después de toda una vida escribiendo y regalando títulos como Mujeres de ojos grandes, su nombre ya no se puede obviar dentro de la literatura en castellano.

Con sus libros, manifestó Mastretta, pretende describir "la hazaña diaria que es sobrevivir al desamor" o el momento en que "nos sentimos más amados que otros", es decir, "dar importancia a lo que se supone que no importa", lo que "no registran los periódicos". "Nuestro destino es impredecible y azaroso como los sueños. Por eso temblamos cada mañana cuando el mundo se ilumina y nos despierta", expuso durante su intervención en la tercera edición del ciclo ’Lecciones y maestros’, organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) y la Fundación Santillana.

La escritora mexicana Ángeles Mastretta defiende que los escritores tienen el "deber" de "inventar cada mañana un mundo". "Escribimos para recordar que la vida, como es o podría ser, con su belleza, barbarie y dificultades, está regida por un azar y unas leyes que no tienen remedio, aunque escribir nos ayude a pensar que sí lo tiene", expresó.

Con la imaginación se puede enmendar cualquier cosa

Se han reunido en la localidad cántabra de Santillana del Mar a personas expertas en su obra, que estudian y debaten. Mastretta se convierte en la primera mujer en participar en este ciclo, y al que en anteriores ediciones acudieron figuras como Mario Vargas Llosa o José Saramago.

En su alocución, la escritora mexicana Ángeles Mastretta confesó que se siente afortunada por tener su profesión de escritora, ya que para ella, con la imaginación "se puede enmendar cualquier cosa". "Nada mejor me pudo haber pasado que escribir libros, bendito poder de crear", apostilló.

La autora de ’Mal de amores’ confesó ante los asistentes su "obsesión por las palabras", que es la "parte más secreta" de su vida privada, ya que dedica mucho tiempo a su selección y uso correcto, y mucho "afán por escribir palabras redondas" porque "que las cosas parezcan naturales requiere de un artificio peligro".

La autora de ’Arráncame la vida’ sostuvo que los libros son "objetos solitarios" sobre los que nunca se está "seguro" de que vayan a ser leídos. "Escribimos un día aterrados, otro dichosos, como si camináramos al borde de un acantilado", expresó.

Si algo se ha transformado en todos estos años ha sido el papel de la mujer. "Las indígenas siguen teniendo una vida medieval afirma, pero la situación del resto ha mejorado notablemente. Nos hemos incorporado al mercado laboral, se ha hecho pública la violencia machista, y las mujeres ya no leen lo que hay en las bibliotecas de sus padres o sus maridos, ahora compran sus propios libros".

Desde que publicó Arráncame la vida, la literatura le ha servido para conocerse mejor

Ángeles Mastretta nació en Puebla el 9 de octubre de 1949. Es licenciada en Periodismo y Comunicación Colectiva por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Fue jefa de redacción en la revista Siete; editorialista en el periódico Excelsior; columnista en el periódico Ovaciones; y durante 10 años escribió artículos para las revistas Nexos y Proceso, los periódicos Punto, Uno más Uno y La Jornada, entre otros.

Tras su trabajo en prensa, radio y televisión, en 1985 la editorial Océano publica ’Arráncame la vida’. Por esta novela, que en español ha vendido cuatro millones de ejemplares, recibió el Premio Mazatlán de Literatura en 1986. Ha sido traducida a veinte idiomas. En 1990 publicó ’Mujeres de ojos grandes’, novela de la que se han vendido dos millones de ejemplares en español.

En 1996 aparece ’Mal de amores’, por la que obtuvo el premio Rómulo Gallegos. También se ha publicado en numerosos países y ha vendido en el mundo cerca de un millón de ejemplares. En 2006 recibió el Doctorado Honoris Causa en la Universidad de Puebla.

En 2007 publica ’Maridos’, traducida ya al italiano. Durante ese año trabajó en la elaboración del guión para la película ’Arráncame la vida’ sobre la novela del mismo nombre. En 2008 recibió el Ariel, premio de la Academia Mexicana de Cine por Mejor Guión Adaptación. Actualmente trabaja en dos novelas: ’Fantasma de un buen amante’ y ’Mis dos cenizas’.

Ahora trabaja en dos novelas, y las dos vuelven la mirada hacia el pasado. "Contaré la vida de mis padres, y no sé muy bien como terminará, pero probablemente sus problemas económicos funcionen como espejo de la crisis actual", dice.

La escritora promociona también la película basada en su primer libro. No se sienten traicionadas por los guionistas o directores. Arráncame la vida, en su versión cinematográfica, es una obra diferente, pero es "fiel a la emoción de la novela". Trabajó con los actores durante el rodaje. "Era algo extraño tratar con la posibilidad de que los personajes existieran de verdad", recuerda la mexicana.

Fotos: Archivo y agencias

----------------------------------------

Cultura – Cultura y Arte – Libros. 26 junio (09). Redacción AmecoPress