Ante la crisis, periodistas de 45 países se declaran por la igualdad

12 de junio de 2009.

Por Lidia Ponce Carmona

Internacional | Comunicación y género | Bruselas



Conferencia Ética y género: igualdad en las redacciones


Bruselas, 10 junio 09. AmecoPress/CIMAC. - Por la crisis económica mundial, las mujeres se ven más afectadas que los hombres, lo cual no debe olvidarse, porque sucede lo mismo en el caso del empleo de periodistas, afirmaron 60 trabajadoras y trabajadores de los medios, de 45 países en la declaratoria final de la Conferencia “Ética y género: igualdad en las salas de redacción”, organizada por la Federación Internacional de Periodistas (FIP).

Por tanto, dijeron en la Conferencia celebrada en Bruselas el 30 y 31 de mayo pasado, todas y todos los trabajadores de los medios de comunicación, periodistas y sindicalistas, deben trabajar en la promoción del periodismo ético, respetar los derechos y la dignidad de todas las mujeres, así como garantizar que las imágenes de la mujer en los medios de comunicación y en la sociedad reflejen la necesidad de acabar con todo tipo de discriminación en la vida social, económica, política y cultural.

Al concluir la conferencia, las y los periodistas instaron a la FIP y a sus órganos regionales a promover firmemente la igualdad de derechos como uno de los elementos negociadores de la actividad sindical y a que emprendan acciones prácticas en su defensa.

En la actualidad, la crisis económica se suma a todas las formas de discriminación, violencia, acoso sexual e intimidación en el periodismo, por lo cual los periodistas se pronuncian por la unificación y aumento de esfuerzos a fin de eliminar esas amenazas, para que las mujeres puedan trabajar en el periodismo en igualdad de condiciones de protección y seguridad.

Situación regional

Quienes asistieron a la Conferencia expusieron de manera puntual los embates que mujeres y hombres periodistas enfrentan en sus regiones de origen ante la crisis.

Las y los periodistas de América Latina instan a la FIP a llevar a cabo un estudio sobre la situación socioeconómica de las mujeres trabajadoras y exhortan a la Federación de Periodistas de América Latina y El Caribe (FEPALC), organización regional de la FIP, a nombrar una o un Secretario de Asuntos de Género que apoye y trabaje con los sindicatos para establecer acciones concretas destinadas a reforzar los asuntos relacionados con el género y a promover el liderazgo de las mujeres.

En África, a pesar de haber emprendido una lucha por promover la igualdad de género en los medios de comunicación y en la sociedad, hay un vacío por parte de los sindicatos en cuanto a las necesidades de las profesionales de los medios de comunicación, así como en la promoción de contenidos informativos respetuosos con los asuntos de género.

La lucha por la seguridad en el empleo y por la igualdad de género en las salas de redacción son una prioridad en Asia, donde los periodistas buscarán la realización de programas y sistemas de formación que involucren a las y los periodistas, jefes de edición y propietarios de los medios, y campañas sobre seguridad en el empleo organizadas en coordinación con sindicatos, así como la promoción de la igualdad de género mediante reuniones anuales con las organizaciones afiliadas de la FIP en Asia.

En Europa, las y los periodistas luchan por atenuar los efectos de la crisis financiera que modifican las plataformas de los medios de comunicación, y que agrava los problemas a los que se enfrentan las periodistas, pues los empresarios utilizan la excusa de las dificultades económicas para aprovecharse de la ya vulnerable posición de las mujeres.

En Medio Oriente, la discriminación, aunada a la violación de derechos humanos en zonas de conflicto como Palestina e Iraq, impide a las mujeres acceder a puestos directivos y a su desarrollo profesional en el periodismo, por lo cual exhortan a la FIP y a su Consejo para la Igualdad entre Hombres y Mujeres a animar a los dirigentes sindicales a establecer estructuras de género en los sindicatos que carezcan de ellas, y a propiciar que los ejecutivos animen a las mujeres a asumir cargos de dirección.

En resumen la declaración resultante del encuentro en Bruselas, exhorta a todos los trabajadores de los medios de comunicación, los sindicatos y los responsables de los medios, a incorporar e impulsar la igualdad de género en aras de un periodismo ético y justo basado en la equidad de oportunidades.

Instalar el equilibrio

La Convención para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra las Mujeres (CEDAW por sus siglas en inglés) garantiza que las mujeres periodistas tienen el mismo acceso a trabajos, ascensos y oportunidades de formación que los hombres, sin embargo, esta convención y otras legislaciones adoptadas por muchos países miembros de las Naciones Unidas pocas veces se han llevado a la práctica.

El informe “Instalar el equilibrio. Igualdad de género en el periodismo”, publicado por la FIP en marzo de este año, brindó una amplia perspectiva sobre la situación de las mujeres en el periodismo.

Según el informe, actualmente en los medios de comunicación trabajan más mujeres que nunca, e incluso en algunos países como Rusia y Suecia forman la mayoría de la mano de obra del periodismo, pese a ello, las mujeres aún no juegan un papel igual en el proceso de la información, ni en la jerarquía dentro de los medios.

La brecha salarial por género (diferentes salarios para hombres y mujeres) es común en muchos países, incrementándose con la edad, cuando por causa de ésta se pasa por alto la promoción de las mujeres para ascensos de puestos, aunado incluso a penalizaciones por tomarse un tiempo para criar a las y los hijos, lo que repercute directamente en la economía familiar.

Registra el primer caso de igualdad salarial ganado en 1918, cuando mujeres periodistas que trabajaban en diarios nacionales en Londres ganaron la paridad salarial con sus colegas masculinos.

Desgraciadamente en pleno 2009 y en un país desarrollado, como Inglaterra, la brecha salarial nacional oscila alrededor del 17 por ciento.

La FIP, la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la UNESCO y otras agencias de las Naciones Unidas han manifestado en diferentes ocasiones que la lucha por la igualdad de género no ha cesado ni cesará, por que en ningún lugar del mundo se ha logrado esta equidad.

-----------------------------

Internacional - Comunicación y Género. 10 junio (09). AmecoPress/Cimac