El Gobierno elevará por decreto ley el permiso de paternidad

26 de febrero de 2019.

Madrid | Economía | Empleo y género | Políticas de Igualdad | Conciliación



Plataformas y expertas advierten que la propuesta del Psoe no incluye puntos fundamentales


Madrid, 26 feb. 19. AmecoPress.- El Gobierno anunció el pasado viernes su intención de aprobar esta semana un decreto ley que aumentaría el permiso de paternidad a 8 semanas en 2019, a 12 en 2010 y a 16 en 2021, año en que los permisos llegarían a ser iguales, intransferibles y pagados al 100 por cien.

La vicepresidenta del Gobierno, ministra de Igualdad y también secretaria de Igualdad del PSOE, Carmen Calvo, anunció que el Gobierno va a “rescatar” en estas últimas semanas, y mediante real decreto ley, la ley de Igualdad Laboral entre hombres y mujeres, que ha sido paralizada constantemente por PP y Ciudadanos en la mesa del Congreso.

Con esta iniciativa “pretendemos que la maternidad no se convierta en un obstáculo en el currículum y en el trabajo” de las mujeres, en su “acceso al mundo laboral y, finalmente, en sus pensiones”, ha dicho en el curso de una reunión en Ferraz con las secretarias de Igualdad de las federaciones del PSOE.

“No estamos dispuestos como gobierno socialista y feminista a que las mujeres españolas no puedan tener un proyecto de vida propio, independencia económica y un trato igual en el ámbito laboral”, subrayó. Calvo señaló igualmente que la intención es recuperar en estas semanas la cotización a la Seguridad Social de las cuidadoras en el ámbito de la Dependencia y la ampliación de los permisos de paternidad y maternidad.

De este modo, el Gobierno prevé aprobar por decreto medidas por la igualdad que no llegaron a desarrollar por ley o que se quedaron sin aplicar cuando el Congreso rechazó la aprobación de los presupuestos. Entre ellas se encuentra la equiparación progresiva de los permisos de paternidad con los de maternidad, con una ampliación hasta las ocho semanas para los padres ya en 2019 tanto para funcionarios como trabajadores del sector privado.

La Plataforma por los Permisos Iguales e Intransferibles por Nacimiento y Adopción (PPiiNA) ha celebrado, a través de un comunicado, que el Gobierno vuelva a reconocer la necesidad urgente de equiparación de los permisos. “Ya es hora de que se haga realidad el derecho de los padres a cuidar en igualdad con las madres”. Sin embargo, la organización advierte que “si se aprueba tal como está el borrador entregado a los agentes sociales, no será equiparación por mucho que la llamen así, porque las madres seguirán cuidando a sus bebés más que los padres y durante mucho más tiempo”.

En primer lugar, el borrador prevé que las seis primeras semanas tendrán que ser simultáneas a partir del nacimiento (como lo son ya las actuales 5 semanas). ¿Por qué esa restricción? ¿Por qué obligar a todo el mundo a simultanear 6 semanas, en vez de simplemente permitir que quien quiera lo haga así y quien no quiera se pueda turnar para alargar el tiempo de cuidado del bebé en casa? Si se aprueba el borrador como está, las madres seguirán siendo las cuidadoras principales en cuanto estén recuperadas del parto, mientras que los padres seguirán reducidos al papel de "ayudantes" y se verán sometidos a las presiones de la empresa para seguir conectados a su puesto de trabajo “porque ya está la madre para ocuparse del bebé”.

Además, el borrador no incorpora la actual condición de que, para tomarse el permiso a tiempo parcial, haya que trabajar el resto de la jornada, a pesar de la insistencia de la PPIINA al respecto. Nos parece muy importante porque, si esa condición desapareciera ahora, las mujeres se verán presionadas a reducir jornada y a quedarse todo el día en casa prolongando el permiso al doble con la mitad de la paga, mientras que los hombres tenderán a tomarse el permiso a tiempo parcial pero trabajando la otra mitad del día, sin desconectarse de la empresa. Otra trampa para perpetuar el modelo del padre “ayudante”, no corresponsable. Otra trampa para mantener la discriminación de las mujeres en el empleo. Así ha pasado ya en otros países, pero aún estamos a tiempo de que esa condición figure en el Decreto.

Por otro lado, el Decreto debe dejar claro que el permiso a tiempo completo o parcial es un derecho de la persona trabajadora, lo que el actual borrador no hace, pues establece que el permiso se puede tomar "en régimen de jornada completa o a tiempo parcial, previo acuerdo entre la empresa y la persona trabajadora, y conforme se determine reglamentariamente".

El diseño de la PPIINA está claro: queremos unos permisos que permitan a los padres cuidar en igualdad con las madres. La PPIINA sigue esperanzada en que los permisos igualitarios se hagan realidad. Pero estaremos pendientes de los detalles para que esta no sea una reforma que, aún con apariencia igualitaria, siga propiciando de forma encubierta la desigualdad en el cuidado. Ojalá el Gobierno cambie esos detalles y, en vísperas del 8 de Marzo, nos dé la gran noticia que el movimiento feminista reclama con fuerza.

Foto: archivo AmecoPress

Economía – Empleo y género – Conciliación. 26 feb. 19. AmecoPress