"Te quiero mamá" y "Te quiero papá": los cuentos infantiles de contenido sexista denunciados por FACUA

13 de diciembre de 2018.

Por Redacción AmecoPress

Madrid | Cultura | Coeducación | Cultura y arte | Libros | Crítica cultural | Feminismo | Lenguaje no sexista | Comunicación



La asociación critica que ambos cuentos promueven la consecución de estereotipos y denigran la figura de las mujeres


Madrid, 12 dic. 18. AmecoPress-. La asociación `FACUA- Consumidores en Acción´ ha denunciado a la editorial `Todolibro´ por instaurar contenidos machistas en los cuentos infantiles “Te quiero papá” y “Te quiero Mamá”, de la colección "Mi querida familia". Con frases como “Te quiero mamá porque lavas mi osito de peluche cuando está sucio” o “Te quiero mamá porque consigues que mi pijama huela a limón”, la asociación critica la perpetuación de estereotipos denigrantes hacia las mujeres que imponen tales sentencias.

La educación de género desde los inicios de las personas resulta de especial relevancia si atendemos a la consecución de una sociedad justa e igualitaria entre mujeres y hombres. No obstante, Te quiero papá y Te quiero Mamá son dos cuentos infantiles que invitan a clasificar socialmente ambos sexos, rebajando la definición de las mujeres a simples labores del hogar y cuidado de los hijos y construyendo en tono de superioridad la figura masculina.

Ante esta situación, la asociación FACUA presentó sus denuncias ante la Dirección General de Consumo y la Dirección General de la Mujer de la Comunidad de Madrid, considerando el contenido sexista de los cuentos “especialmente grave” por estar destinados a los primeros lectores, quienes todavía están conformando su identidad de género.

Frases como Te quiero mamá porque lavas mi osito de peluche cuando está sucio o Te quiero mamá porque consigues que mi pijama huela a limón ejemplifican la figura de la maternidad asociada al cuidado del hogar: limpieza de la ropa, cocina o higiene personal del bebé.

Por el contrario, la figura paterna se presenta desde la visión de héroe, pues es quien acompaña en las aventuras y el descubrimiento del mundo: Te quiero papá porque sabes jugar a los piratas o Te quiero papá porque me enseñas cosas nuevas.

Bajo esta línea, FACUA establece en sus denuncias que el artículo 3 de la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva entre Mujeres y Hombres, recoge que el principio de igualdad de trato entre mujeres y hombres supone una ausencia de toda discriminación, directa o indirecta, por razón de sexo y, especialmente, las derivadas de la maternidad, la asunción de obligaciones familiares y el estado civil.

Por otra parte, la Ley 2/2016, de 29 de marzo, de Identidad y Expresión de Género e Igualdad Social y no Discriminación de la Comunidad de Madrid, recoge en su artículo 5-3 que a los efectos de esta Ley se considera prohibida toda forma de discriminación por razón de identidad de género, expresión de género o características sexuales incluyendo la discriminación, directa o indirecta, por asociación y por error, la discriminación múltiple, el acoso, la inducción, orden o instrucción de discriminar, las represalias o el incumplimiento de las medidas de acción positiva derivadas de obligaciones normativas o convencionales, así como la victimización secundaria por inacción de quien tiene un deber de tutela.

FACUA recuerda que el género se construye desde los cuentos infantiles y la primera infancia y en esa transfusión de información se forma una visión de cómo deben ser los hombres y las mujeres.

Esto, acompañado a cuentos como los denunciados, podría perpetuar los estereotipos –cada día más alejados de la realidad- y alimentar la idea de que las mujeres tienen la obligación de cuidar a las hijas e hijos, mientras que los hombres están exentos de esa responsabilidad y pueden dedicar su tiempo a una vida infinitamente más divertida y de mayor relevancia social.

“Con este tipo de referencias culturales se provoca que niñas y niños no tengan la posibilidad de construir una identidad completa y permitirles ser iguales, porque normalizan desde una edad muy temprana un tipo de comportamiento asignado al género parcial e incompleto, sin enseñar otras opciones que en realidad también son normales en la edad adulta pero resultan invisibles para ellas y ellos”.

Así lo ha justificado la asociación, que interpreta que las mujeres se muestran complacientes, sensibles, cuidadoras de las personas y sin ambición ni aventura en dichos contenidos, en antítesis a la fortaleza, valentía y aventura que define el concepto de hombres.

“Esto es algo que con el paso del tiempo puede contribuir a situaciones como la brecha salarial, el acoso, la discriminación y muchas otras en las que hay un abuso de superioridad de los hombres hacia las mujeres”, concluyen.

Foto: Archivo AmecoPress.

— -

Cultura - Comunicación - Cultura y arte - Libros - Crítica cultural - Coeducación – Lenguaje sexista – Feminismo. Madrid. 12 dic. 18. AmecoPress.