Martes, 14 de agosto de 2018.

Noticias

La Universidad Complutense y Arcópoli presentan un protocolo de identidad de género

El alumnado trans podrá inscribirse según su sexo sentido

Estado Español, Sociedad, Transexualidad, Transfobia, Madrid, Martes 29 de mayo de 2018, por Laura Campillo Sánchez


Madrid, 28 may. 18. AmecoPress.- La Universidad Complutense presentó el pasado viernes 25 de mayo, en colaboración con Arcópoli, el protocolo de gestión académica de identidad de género, una iniciativa que permitirá al alumnado trans inscribirse en la universidad con su nombre y género sentidos, independientemente de lo que figure en su DNI.

Con este protocolo, la universidad madrileña se convierte en pionera al aplicar la ley integral de transexualidad, un texto que no se está implantando correctamente a pesar de haberse aprobado hace dos años, según denuncia la oposición.

Al acto de presentación de esta iniciativa acudieron representantes de los cuatro principales partidos políticos en la Comunidad de Madrid, los diputados y diputadas de la Asamblea Tomás Marcos (Ciudadanos), Carla Antonelli (PSOE), Ana Camíns (PP) y Eduardo Fernández (Podemos).

En el debate surgieron discrepancias entre los distintos partidos, ya que el PSOE y Podemos reprocharon al Gobierno de la Comunidad su “falta de interés” en que la ley de identidad y expresión de género funcione correctamente, y culpabilizaron también a Ciudadanos por “mantener al PP” y permitir que esta situación perdure en el tiempo.

La aplicación de las leyes

“Quiero felicitar a la Complutense por hacer lo que no le ha dado la gana a la Comunidad de Madrid durante dos años desde que está aprobado este texto”, comenzaba Carla Antonelli, la representante del PSOE. “Esta ley dice que se tendría que crear un comité consultivo para poder trabajar transversalmente. No se ha creado. Tampoco han sido llamadas las asociaciones para, precisamente, crear ese protocolo de identidad de género”.

Antonelli recordó que, mientras todos los partidos de la oposición trabajaban en un texto conjunto para “devolver la dignidad a las personas trans”, el PP quiso registrar su propia ley como Gobierno, “con unos puntos que nos discriminaban. Les dijimos que no y peleamos por redactarla todos juntos”.

Por su parte, Eduardo Fernández Rubiño, diputado por Podemos en la Asamblea, recordó que, aunque el trabajo para aprobar esa ley está hecho, “es el Gobierno el que tiene la responsabilidad de que se cumplan las cosas. Cuando uno tiene que cumplir leyes a regañadientes, tiende a no cumplirlas en absoluto”. Y es que, según el representante de la formación morada, la actual Viceconsejera de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid, Miriam Rabaneda, negaba el cambio de nombre a las personas trans en la tarjeta sanitaria, “y a cambio ha sido premiada con este nuevo cargo”.

“En Andalucía, en Canarias, en Baleares, en Valencia, en Aragón… están dando las tarjetas sanitarias con los cambios de nombre, y en la Comunidad de Madrid las niegan sistemáticamente porque dicen que es inconstitucional. Es mentira, si fuera así, ¿cómo no está denunciando el Tribunal Constitucional a todas estas comunidades autónomas?”, incidió Carla Antonelli, que achacó el incumplimiento de la ley por parte de los populares a un “acto de pataleo, porque la suya no salió adelante”.

La defensa del Gobierno

En la mesa también estaba presente la diputada por el PP de la Asamblea de Madrid, Ana Camíns, que quiso defender a su compañera de partido de los ataques vertidos por la oposición. “La ley dice que para cambiar las tarjetas sanitarias se necesita una modificación del DNI, porque son de utilización nacional”, argumentó.

La representante de los populares admitió saber que su intervención “no iba a ser aplaudida”, pero insistió en valorar los protocolos de actuación de casos de acoso escolar LGTBI que el Gobierno ya ha puesto en marcha, además de la implantación de una asignatura en el instituto dedicada al respeto y la tolerancia.

También quiso respaldar la protección que hace su partido a la intervención del personal sanitario en el cambio de identidad de las personas trans. “Se nos acusa de patalogizar la transexualidad por querer que el personal sanitario, los médicos y facultativos tengan su papel a la hora de dispensar sus tratamientos. Lo hacemos para garantizar que las cuestiones médicas estén dadas concretamente”.

¿Y en otras universidades?

Por su parte, el diputado de Ciudadanos Tomás Marcos reconoció que la Universidad Complutense “lleva la delante al Gobierno con esta iniciativa” y abrirá la puerta a que otros centros educativos reconozcan la identidad de las personas trans. “La universidad tiene que ser un espacio de libertad para las personas LGTBI”.

Marcos confesó que no considera a Miriam Rabaneda “la persona más adecuada para políticas sociales en la Comunidad de Madrid”.

Eduardo Fernández recordó que la extensión de este protocolo no sería posible sin dotar a estas iniciativas de presupuestos. “Tiene que haber financiación para que no haya excusas por parte de rectorados donde no tengan suficiente voluntad para aprobar esta idea”.

Para el representante de Podemos, las reclamaciones del colectivo LGTBI ya han entrado en la agenda pública, y las instituciones solo pueden escucharlas y empezar a ofrecer respuestas. “Celebro que el PP llevara en su programa una ley trans, esto es síntoma del cambio que ha sufrido. La sociedad lo ha arrinconado y se ha visto a incluir leyes como esta, la parte mala es que lo que hacen es descafeinar estas leyes y dar la espalda a los colectivos”, explicó Fernández, que añadió que esta situación depende de Ciudadanos, “si retira su apoyo al PP quizá podamos tener en algún momento una ley que se cumpla”.

La realidad de las personas trans

Después del debate político, se dio paso a una mesa redonda organizada por Arcópoli en la que varias personas ofrecieron su testimonio acerca de las dificultades que tuvieron hasta lograr que se reconociera su verdadera identidad.

Aitor González, miembro del grupo de jóvenes Trans COGAM, resumió con su historia la importancia de que las universidades reconozcan el sexo sentido de su alumnado trans. “La sociedad me obligaba a ser visible. Desde el primer día tenía que decir a los compañeros con los que me iba a relacionar que era una persona trans para evitar comentarios. Tenía que ir corriendo al profesor de cada clase para explicarle que el nombre que aparecía en la lista no era el que yo quería, pero a veces no me daba tiempo y me mencionaban en alto. Yo me hacía pequeñito y solo quería desaparecer”.

Silvia Hernández, activista en Acción en Red, contó las agresiones físicas que ha sufrido por ser trans y el trato que recibió tras denunciarlas. “En el proceso judicial te van a tratar en masculino si es lo que pone en tu DNI. Lo que se sufre en la sala del juzgado es humillación cuando te llaman ‘señor’ y no te reconocen como mujer”.

Otro caso de transfobia en las instituciones es el que sufrió Cassandra Vera, quien tuvo que declarar por unos chistes sobre Carrero Blanco escritos en su cuenta de Twitter. “Se filtraron los datos de mi DNI a la prensa, cuando muchas personas que me conocían en redes sociales no sabían que era trans. Me expusieron públicamente a sufrir todo tipo de agresiones que muchas veces quedan impunes”.

Foto: Archivo AmecoPress.
— -
Estado Español – Sociedad – Transexualidad – Transfobia – Diversidad. 28 may. 18. AmecoPress.




AmecoPress, Información para la igualdad. Premio Accésit Ministerio de Industria 2007 - Plan Avanza.
Se ofrece información gratuita a los medios de comunicación. Se permite la reproducción de todos los contenidos citando la fuente e informando de su publicación a Amecopress. Copyright 2007.
Plaza Juan Zorrilla 2, primero. 28003 Madrid. Tel-fax: 91 319 08 52.
Web: www.amecopress.net
Email dirección: direccion@amecopress.net
Email administración: administracion@amecopress.net
Email redacción: amecopress@amecopress.net

Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Espacio privado | SPIP | POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES
Proyecto subvencionado por las siguientes instituciones: