Lunes, 16 de julio de 2018.

Noticias

Canadá: Mayor representación de mujeres, pero quedan temas pendientes

Estadísticas demuestran que la brecha salarial ha permanecido estancada en los últimos 10 años, y las mujeres ganan aproximadamente un 30 por ciento menos que los hombres

Internacional, Política, Empoderamiento, Política y género, Brecha salarial, Madrid, Agencias, Martes 8 de mayo de 2018, por Luis Brizuela Brínguez


Madrid, 07 may. 18. AmecoPress/PL.- Aunque las canadienses pueden manifestar que viven en una nación donde sus derechos y reivindicaciones han avanzado notablemente, subsisten reclamos sobre necesarias decisiones para la plena equidad de género y el fin de prácticas lesivas a su dignidad.

Desde que la administración del primer ministro Justin Trudeau tomó posesión en 2015, las mujeres ocuparon igual cantidad de puestos que los hombres dentro del gabinete, una paridad de género atípica en el resto del mundo.

Ello contrasta, sin embargo, con un 26 por ciento de representación femenina entre los 338 miembros del parlamento, lo que coloca a esta nación norteña en el puesto número 24 en ese aspecto entre los países miembros de Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.

Como reflejo de esa movilidad ascendente femenina se encuentra Julie Payette, de 53 años, quien en octubre de 2017 se convirtió en la 29 gobernadora general de Canadá, la cuarta mujer que ocupa el puesto.

En 1999, la ingeniera fue la primera canadiense en abordar la Estación Espacial Internacional y voló en los transbordadores Endeavour y Discovery. También trabajó para la transnacional IBM y fue jefa del Centro de la Ciencia en Montreal.

Este cargo protocolar implica ser jefe de Estado en funciones; así como representante de la reina Isabel, y entre sus misiones está la de presidir la toma de posesión del primer ministro, los magistrados en jefe y los integrantes del gabinete.

Otro hecho relevante ocurrió en marzo, cuando Viola Desmond (1914-1965) activista por los derechos de las personas negras en la provincia de Nueva Escocia, se convirtió en la primera fémina no perteneciente a la realeza británica, y la primera integrante de la comunidad afrocanadiense cuyo rostro aparece en un billete del país de forma permanente.

Apodada la Rosa Parks de Canadá, Desmond era dueña de una escuela de estética y de un salón de belleza en Halifax.

A pesar de ser negra, en 1946 se sentó en la sección reservada a los blancos en un cine de New Glasgow, Nueva Escocia, y se negó a cambiarse de lugar cuando se lo pidieron. Fue detenida por la fuerza, multada y pasó una noche encarcelada por ’tentativa de fraude hacia el gobierno provincial’.

Su acto de valentía puso en relieve la injusticia de la segregación racial en Canadá e inspiró a generaciones de militantes del movimiento por los derechos civiles y hoy es vista como una figura clave en la batalla contra el racismo.

En 2010 el gobierno de Nueva Escocia pidió disculpas formales a Desmond y su familia por todo el daño sufrido. De igual forma se convirtió en la primera persona en recibir un indulto póstumo en Canadá.

Al anunciar la decisión, el ministro de Finanzas de Canadá, Bill Morneau, resaltó el ’tremendo desafío’ de seleccionar a una mujer cuya historia será recordada y servirá de inspiración para todos los canadienses.

’Es hora de poner a las mujeres primero. Estoy hablando de contratar, promover y retener a más mujeres. No porque sea lo correcto o lo bueno, sino porque es lo más inteligente’, enfatizó Trudeau en enero a líderes empresariales y jefes de Estado presentes en la reunión anual del Foro Económico Mundial, en Davos, Suiza.

El jefe de Gobierno citó un reciente informe de la consultora McKinsey donde se analiza que reducir la brecha de género podría agregar 150 mil millones de dólares a la economía canadiense para 2026, ’pues las mujeres hacen que las compañías y los países sean más rentables’, dijo.

A propósito del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, Trudeau recordó que en esta nación norteña y en todo el mundo ellas continúan enfrentando barreras para alcanzar su máximo potencial, desde la discriminación, el acoso y la violencia hasta la falta de oportunidades, libertad y apoyo.

No todas experimentan los mismos desafíos, y algunas, incluidas las indígenas canadienses y otras cuyas identidades están históricamente marginadas, enfrentan obstáculos particulares y desproporcionados, admitió.

También recordó que su gobierno presentó este año a la Cámara de los Comunes un presupuesto federal histórico que, por primera vez coloca la igualdad de género en su centro, al asignar dos mil millones de dólares canadienses en cinco años, para promover el empoderamiento de las féminas, sector clave para el Partido Liberal en el poder.

Reivindicaciones en espera

El tema de la equidad de género es uno de los que atraviesa la campaña por incrementar los salarios mínimos en diversas regiones de Canadá.

Según el Instituto de Estadísticas, en 2016 más de 600 mil mujeres ganaban el salario mínimo, el 60 por ciento de las personas que lo recibieron.

Por ello, en marzo, la primera ministra de Ontario, Kathleen Wynne, presentó un proyecto de ley que apunta a cerrar la brecha salarial entre trabajadores de ambos sexos en esa provincia.

La conocida como Estrategia de Ontario para el Empoderamiento Económico de la Mujer, busca que todas las ofertas de empleo anunciadas públicamente incluyan una tasa o rango de salario, al tiempo que prohíbe a los empleadores preguntar sobre compensaciones pasadas y tomar represalias contra los empleados que sí discuten al respecto.

Asimismo, crearía un marco que exigiría a los grandes empleadores rastrear e informar sobre las brechas de compensación basadas en el género u otras características, y divulgar la información a las autoridades provinciales.

Sabemos que muchas mujeres aún enfrentan barreras sistémicas para el avance económico. Es tiempo de cambiar, argumentó la funcionaria.

Estadísticas demuestran que en el territorio, la diferencia salarial por motivo de género ha permanecido estancada en los últimos 10 años, y las mujeres ganan aproximadamente un 30 por ciento menos que los hombres.

El primero de enero, Ontario elevó los haberes mínimos hasta 14 dólares la hora, aunque la provincia más populosa de Canadá proyecta volver a aumentarlos en 2019, hasta 15 dólares por hora.

Analistas recuerdan que cuando la noción del salario mínimo fue introducida en Canadá hace aproximadamente un siglo, el propósito no era proporcionar a las mujeres ingresos suficientes como para mantenerse a sí mismas o a sus dependientes, sino protegerlas de la explotación. Las mujeres en general eran mano de obra barata, explicó Laurel MacDowell, historiador laboral en Toronto.

Al mismo tiempo, persisten los esfuerzos para adoptar legislaciones más duras contra la violencia sexual y el acoso, acciones que siguen teniendo en ellas a las víctimas predilectas.

Aunque la Cámara de los Comunes adoptó una amplia política en materia de prevención y erradicación de dicha conducta en 2014, jóvenes trabajadoras, becarias y principiantes en el entorno parlamentario revelaron en enero detalles de la cultura sexualizada arraigada en esa institución.

En diciembre, la agencia The Canadian Press encuestó a 38 de las casi 90 mujeres que hoy fungen como parlamentarias sobre sus experiencias personales al respecto.

El 58 por ciento de ellas reconoció haber sido objeto de alguna forma de conducta inapropiada mientras ejercían sus labores, incluidos comentarios no deseados, gestos o mensajes de texto de naturaleza sexual.

Tres legisladoras aseguraron haber sido víctimas de agresión sexual, mientras otras cuatro sufrieron acoso sexual, es decir, insinuaciones sexuales repetidas e insistentes, precisó el estudio.

Unido a ello, continúa la investigación nacional que desde septiembre de 2016 busca comprender por qué las mujeres originarias tienen estadísticamente cinco veces más probabilidades de morir por violencia que otras féminas del país.

Semanas atrás, Marion Buller, quien se encuentra al frente de la pesquisa sobre desapariciones y asesinatos de mujeres y niñas indígenas pidió al gobierno de Trudeau una prórroga de dos años -hasta el 31 de diciembre de 2020- para completar su trabajo y hacer justicia.

El tiempo adicional, permitiría a los miembros del equipo conectarse con más mujeres y niñas, realizar nuevas audiencias y ’encauzar investigaciones originales’, remarcó Buller.

Fotos: Prensa Latina. Archivo AmecoPress. Julie Payette, Gobernadora general de Canadá.

— -

Internacional – Política – Política y género – Brecha salarial – Empoderamiento. 07 may. 18. AmecoPress.




AmecoPress, Información para la igualdad. Premio Accésit Ministerio de Industria 2007 - Plan Avanza.
Se ofrece información gratuita a los medios de comunicación. Se permite la reproducción de todos los contenidos citando la fuente e informando de su publicación a Amecopress. Copyright 2007.
Plaza Juan Zorrilla 2, primero. 28003 Madrid. Tel-fax: 91 319 08 52.
Web: www.amecopress.net
Email dirección: direccion@amecopress.net
Email administración: administracion@amecopress.net
Email redacción: amecopress@amecopress.net

Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Espacio privado | SPIP | POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES
Proyecto subvencionado por las siguientes instituciones: