Domingo, 23 de septiembre de 2018.

Noticias

Presentación del Plan para la Igualdad de Género de Madrid

El Ayuntamiento apuesta por un enfoque de derechos humanos, feminista e interseccional en el desarrollo de medidas orientadas a acabar con la discriminación y la violencia hacia las mujeres

Autonomías, Instituciones de igualdad, Encuentros y Jornadas, Política y género, Políticas de Igualdad, Violencia de género, Madrid, Martes 17 de abril de 2018, por Gloria López


Madrid, 17 abril. 18. AmecoPress.- El jueves fue presentado el Plan Estratégico para la Igualdad de Género de la ciudad de Madrid 2018-2020, aprobado el pasado 7 de marzo. Una apuesta por la transversalidad de género en las políticas públicas, así como de un enfoque de derechos humanos, feminista e interseccional en el desarrollo de medidas orientadas a acabar con la discriminación y la violencia hacia las mujeres, según explicaron las cuatro representantes institucionales frente a organizaciones feministas.

El Plan consta de cuatro ámbitos estratégicos, que se concretan en cuatro objetivos generales, que fueron presentados por Celia Mayer, Delegada de Políticas de Género y Diversidad: la acción pública con enfoque integrado de género; ciudad libre de violencias machistas; sostenibilidad de la vida: empleo y corresponsabilidad; y participación de las mujeres y nuevas formas de liderazgo.

El proceso de elaboración del presente Plan Estratégico de Igualdad de Género comenzó en febrero de 2016, con la evaluación de la anterior Estrategia para la Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres de la Ciudad de Madrid 2011‐2015. “Una de las cosas que quedaron en evidencia es que la incorporación de la transversalidad de género en las políticas públicas se había ido estableciendo a nivel técnico, pero no tenían impulso político”, explicó la Coordinadora General de Políticas de Género y Diversidad, Rosa Gómez Rivera.

Para ello, “era necesario fortalecer la relación con el movimiento feminista”, dijo Gómez. Así, tras la finalización y presentación en julio de las recomendaciones planteadas por la evaluación, se realizó en octubre de 2016 el primer borrador de este Plan al conjunto de la organización municipal. Con las observaciones y propuestas recibidas se redacta entre diciembre de 2016 y enero de 2017 el segundo borrador. El 10 de marzo de 2017 se desarrolló una jornada de consulta, de inscripción abierta a entidades sociales y organizaciones del movimiento feminista madrileño, con el fin de recoger sus aportaciones, desde la necesaria y característica diversidad del tejido social de mujeres. En julio de 2017, se realizó una jornada específica con entidades, con la participación de organizaciones de mujeres y del movimiento feminista, así como de profesionales y expertas, en la que se fijó una hoja de ruta referida a las violencias contra las mujeres. Gracias a todas estas aportaciones, el equipo técnico ha elaborado el documento definitivo que se presentó el jueves en el Espacio de Igualdad maría de Maeztu.

En ese proceso, hubo dos mandatos fundamentales por parte del Ayuntamiento, que la Coordinadora General de Políticas de Género y Diversidad destacó durante la presentación: la instrucción para incluir cláusulas sociales en la contratación pública y exigir que los presupuestos lleven obligatoriamente el informe de impacto de género.

La lucha contra las violencias machistas, “lluvia fina permanente”

Uno de los objetivos del Plan es la lucha contra las violencias machistas. Al frente de este área está María Naredo, quien explicó que desde el Ayuntamiento buscan trabajar con la violencia de género como la “punta del iceberg” de una permanente discriminación que sufren las mujeres. Ello implica adoptar la perspectiva del Convenio de Estambul en el que se definen todas las formas de violencia desde un “panorama amplio”. Y también es esencial un enfoque de derechos humanos, feminista e interseccional para abordar la “complejidad del fenómeno”.

Para ello, se han establecido distintos ejes de actuación. Investigación y concienciación, detección y coordinación, respuesta integral y acompañamiento y, por último, reparación y respuesta frente a los feminicidios.

En las políticas municipales de lucha contra la violencia machista “había chaparrones”, explicaba María, “pero queríamos una lluvia fina”, algo permanente. También, según la explicación de la experta, se atendía a casos de emergencia, pero había dificultades para detectar la violencia en casos como las mujeres sin hogar, o mujeres mayores, o distintas situaciones.

De manera especial, “había mucha carencia en el ámbito de la violencia sexual”, aseguró María. Por ello, según explicó, el Ayuntamiento está elaborando los pliegos para el Primer Centro de Crisis de Agresiones sexuales –que no existen en España-, así como reforzar la formación y abrir un portal de referencia.

“La reparación y respuesta ante la violencia machista no suele aparecer”, dijo María, “no solo nos referimos a la reparación económica, sino a garantizar la no repetición y a la difusión de la verdad”. En ese sentido, desde el Ayuntamiento se acordó crear un comité de crisis ante cada caso de feminicidio para plantear qué ha pasado, qué hizo la mujer antes de ser asesinada y qué necesidades de reparación presenta cada caso concreto.

La transversalidad de género es la estrategia que posibilita que las cuestiones de género estén presentes en todas las políticas y en todos los programas que se lleven a cabo en cualquiera de las esferas políticas y sociales, con independencia del nivel o ámbito de actuación al que estos se refieran. Este enfoque implica tener en cuenta en la elaboración, gestión y evaluación de las políticas los procesos de socialización diferenciada y jerárquica de mujeres y hombres, que generan necesidades diferentes; las situaciones y posiciones sociales de partida desiguales, que afectan al acceso a los recursos (tales como el empleo y sus prestaciones sociales derivadas, usos del tiempo, asunción de responsabilidades del trabajo de cuidados, ocupación de los espacios, participación en la toma de decisiones, etcétera), provocando así discriminaciones basadas en el género.

La transversalidad de género como principio implica el compromiso de las administraciones públicas con la consecución de una igualdad de género real y efectiva, de manera que la discriminación no se aborde exclusivamente desde los organismos con competencia en igualdad, sino que sea un objetivo a cumplir en cada una de las áreas y programas competenciales que sean pertinentes, siempre que estas tengan incidencia en la vida de las personas. Todo ello, sin que se “evite la especifidad de ciertas políticas necesarias” explicó Teresa Maldonado, responsable de Promoción de la Igualdad y No Discriminación en el Ayuntamiento.

Foto: AmecoPress
— -
Autonomías – Política y género – Políticas de Igualdad – Violencia de género –Encuentros y jornadas. 17 abril. 18. AmecoPress
.




AmecoPress, Información para la igualdad. Premio Accésit Ministerio de Industria 2007 - Plan Avanza.
Se ofrece información gratuita a los medios de comunicación. Se permite la reproducción de todos los contenidos citando la fuente e informando de su publicación a Amecopress. Copyright 2007.
Plaza Juan Zorrilla 2, primero. 28003 Madrid. Tel-fax: 91 319 08 52.
Web: www.amecopress.net
Email dirección: direccion@amecopress.net
Email administración: administracion@amecopress.net
Email redacción: amecopress@amecopress.net

Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Espacio privado | SPIP | POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES
Proyecto subvencionado por las siguientes instituciones: