Miércoles, 12 de diciembre de 2018.

Noticias
22 de febrero, día europeo contra la brecha salarial entre mujeres y hombres

Propuestas legislativas para combatir la desigualdad retributiva

Las mujeres ganan un 23 por ciento menos que los hombres en puestos similares

Economía, Legislación y género, Empleo y género, Brecha salarial, Madrid, Martes 27 de febrero de 2018, por Redacción AmecoPress


Madrid, 27 feb. 18. AmecoPress.- Un año más, el 22 de febrero recordamos el día de la desigualdad salarial, que denuncia el número de días trabajados "gratuitamente" por las mujeres en sus empleos. Los sindicatos han emitido informes con datos para desmenuzar la brecha salarial (Las mujeres, en promedio, ganan un 23% menos que los hombres en puestos similares) y partidos políticos como Psoe y Podemos han registrado propuestas legislativas para paliar tan injusta discriminación.

La brecha salarial oscila entre un 16 por ciento, si consideramos la diferencia en el salario por hora medio bruto, un 23 por ciento, si atendemos al salario anual, y casi un 36 por ciento si, como hace la UE, calculamos la brecha salarial total combinando la brecha del salario por hora, con las horas trabajadas y la brecha de empleo. La brecha se mantiene a igual formación y en todos los sectores y profesiones. Es, por tanto, una evidente discriminación por razón de género.

Cada vez más voces destacan que esta desigualdad retributiva hunde sus raíces en la desigualdad estructural y que es necesario replantearse entre otros factores, la distribución de los tiempos y los cuidados. Tal vez por ello, las normativas defendidas por los partidos políticos en Congreso, apuntan a introducir cambios en el contexto en el que la brecha salarial se desarrolla.

El Psoe presentó una ley de Igualdad Salarial que junto a la de Igualdad Laboral y otra futura ley sobre los usos del tiempo para hacer compatible y corresponsable la condición de las mujeres en el marco de la vida y el trabajo, forman parte de lo que el grupo socialista denomina “el Libro Violeta”, que no es sino “la respuesta integral a las ciudadanas de este país y a los problemas que se plantean en su vida concreta”, según explicó la secretaria de Igualdad, Carmen Calvo, en rueda de prensa.

“Tenemos todo un aparato legal desde Europa y desde nuestro propio Estado de derecho que no cumplimos”, lo que nos lleva a estar “en una situación ilegal” porque “no se han adoptado los mecanismos suficientes –de carácter legal y reglamentario- para dejar de sostener una situación injusta e inconstitucional; lo que en derecho se llama sostener una situación que es injusta por omisión o por inacción”.

Calvo explicó todo el entramado de normas que hay que modificar: la ley de Cooperativas; el Real Decreto Legislativo sobre las sanciones e infracciones de orden social; un aspecto puntual de la ley Orgánica para la Igualdad Efectiva entre hombre y mujeres; la ley de Sociedades de Capital; la ley que ordena el sistema de Inspección de Trabajo y de la Seguridad Social; la ley de Sociedades Laborales y Participadas y dos reales decretos que afectan al Estatuto de los Trabajadores y al Estatuto básico del Empleo Público. En este sentido, apuntó que con esta ley “queremos abarcar el mundo laboral privado y el ámbito público”, es decir, “la ley mira todo el ámbito laboral y ocupacional” de las mujeres. Además, la responsable socialista indicó que en la ley también hay una mirada especial a las mujeres víctimas de la violencia de género.

Asimismo, la secretaria de Igualdad explicó que en la norma se plantea la obtención de los datos retributivos de cada trabajadora, no solo como derecho unipersonal, sino también de manera colectiva, y la necesidad de hacer análisis de género de esas tablas y auditorías salariales en las empresas. En relación con este último aspecto, Calvo apuntó que la ley establece que se regule el derecho de esta transparencia en los salarios en empresas de más de 6 trabadores y que a las empresas de más de 250 trabajadores no solo se les haga una auditoría salarial, como establece la ley orgánica 3/2007, sino que esto tenga consecuencias para la Inspección de Trabajo y para las sanciones correspondientes que también se proponen.

Por su parte, Unidos Podemos registraba el pasado martes en el Congreso una Proposición de Ley de igualdad retributiva entre mujeres y hombres, una norma "transversal" que modifica varios textos, desde el Estatuto de los Trabajadores al Estatuto Básico del Empleado Público o la Ley de la Jurisdicción Social.

En una jornada celebrada por el grupo el pasado jueves, bajo el título ‘Iguales en el empleo, iguales en los cuidados’, Yolanda Díaz explicó las líneas generales de la propuesta que persigue que “mujeres y hombres tengamos las mismas retribuciones por trabajos con idéntico valor”. Para ello, es necesario atender no solo a la discriminación salarial directa sino también a la indirecta. Con este fin, la ley propone medidas que ayuden a “salir de la opacidad” y combatir una “cultura política impregnada de desigualdad”.

Representantes de los trabajadores y trabajadoras tendrán derecho a conocer el salario con todos sus complementos de cada persona empleada en la empresa. Además, la trabajadora y el trabajador podrán acceder a la información retributiva de la empresa desglosada por género. Las empresas deberán expresar los criterios y características que justifiquen la retribución de cada puesto. También tendrán que justificar complementos salariales y cualquier otra retribución.

"El valor del trabajo deberá evaluarse y compararse utilizando criterios objetivos tales como los requisitos educativos, profesionales y de formación, la cualificación, el esfuerzo y la responsabilidad así como cualquier otro factor estrictamente relacionado con las capacidades del trabajador y con las condiciones en que se desarrolle el trabajo", propone el texto.

La proposición de ley propone la creación de unidades especializadas en igualdad de género y detección de la discriminación en las direcciones provinciales de la inspección de trabajo. Refuerza el papel del Instituto de la Mujer, que deberá emitir informes periciales en casos de discriminación salarial y que podrá solicitar información detallada a una empresa si un trabajador así lo pide al organismo para proteger su anonimato.

En todo caso, según enfatizan Yolanda Díaz o Sofía Castañón, este tipo de medidas enfrentan “solo una parte de la discriminación estructural que sufrimos las mujeres” y la “otra parte tiene que ver con el uso de los tiempos y los cuidados”. Pero la igualdad retributiva es muy importante. A través de ella se puede intervenir en los repartos de trabajos y tiempos en las familias y, se podrá avanzar hacia la igualdad.

Fotos: AmecoPress.
— -
Política – Economía – Empleo y género – Brecha salarial – Legislación y género. 27 feb. 18. AmecoPress




AmecoPress, Información para la igualdad. Premio Accésit Ministerio de Industria 2007 - Plan Avanza.
Se ofrece información gratuita a los medios de comunicación. Se permite la reproducción de todos los contenidos citando la fuente e informando de su publicación a Amecopress. Copyright 2007.
Plaza Juan Zorrilla 2, primero. 28003 Madrid. Tel-fax: 91 319 08 52.
Web: www.amecopress.net
Email dirección: direccion@amecopress.net
Email administración: administracion@amecopress.net
Email redacción: amecopress@amecopress.net

Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Espacio privado | SPIP | POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES
Proyecto subvencionado por las siguientes instituciones: