Viernes, 20 de abril de 2018.

Noticias

Primera huelga feminista en el Estado español

La Comisión 8 de marzo de Madrid presenta las propuestas de una huelga de mujeres que parará el mundo para transformarlo

Estado Español, Feminismo, Movimiento feminista, 8 Marzo, Convocatoria, Madrid, Viernes 9 de febrero de 2018, por Gloria López


Madrid, 08 feb. 18. AmecoPress.- Rueda de prensa en un mercado. Hasta el contacto con los medios se convierte en un acto simbólico. La Huelga feminista del 8M ha venido a cuestionarlo todo. Es la primera huelga feminista que se organiza en el Estado español. Hoy, algunas de las mujeres que forman parte de la Comisión Feminista del 8 de marzo de Madrid han contado a los medios de dónde surge la propuesta, cómo se ha ido fraguando, cuáles son las reivindicaciones y opciones que plantean.

La Huelga feminista viene fraguándose en el Estado español desde abril de 2017. Ese año, la manifestación y los paros simbólicos convocados por el movimiento feminista tuvieron un seguimiento “impresionante”. Cuando lo evaluaron, desde la Comisión 8 de marzo, supieron que aquello “era imparable” y que “había que dar un paso más”. Desde entonces, han celebrado reunión el día 8 de cada mes. Han celebrado tres encuentros estatales (el último en Zaragoza) y se encuentran inmersas en un “proceso vivo”, que crece y cambia cada día, articulando respuestas.

Tanto en su genealogía como en su proyección futura, la Huelga Feminista es internacional. Sus raíces se encuentran en la huelga que protagonizaron las mujeres islandesas en 1975, según ha explicado hoy Justa Montero, una histórica del Movimiento feminista que forma parte de la Comisión 8 de marzo. También hay antecedentes más recientes: el levantamiento de las polacas frente a una propuesta de ley que intentaba ilegalizar el aborto, en 2016, y la movilización de las argentinas contra los feminicidios. En España, el Tren de la libertad contra la conocida como la ley Gallardón, protesta “que ganamos”, y las crecientes movilizaciones contra la violencia machista.

La Huelga Feminista “es económica, pero tiene un carácter social”, explica Justa Montero. “Y es de mujeres. Queremos dar visibilidad a la centralidad que tenemos las mujeres en el mundo. Es importante que se vea qué sucede si paramos las mujeres”.

La Huelga, que apunta a convertirse, según las organizadoras, en “una auténtica revuelta feminista internacional”, sabe, no obstante, situar las peculiaridades de los diferentes territorios y situaciones, así como incluir la diversidad de las mujeres y las distintas formas en las que se manifiesta el machismo.

La mesa de hoy era una buena representación de esa diversidad. Junto a feministas con larga trayectoria como Justa Montero y Henar Sastre, jóvenes estudiantes, Julia Santos y Sara Naila, explicaban para qué hacer huelga y cómo hacerla.

“Sin nosotras, se para el mundo”. Eso hay que dejarlo claro. Por eso “este año queremos llegar más lejos y hacer una huelga más amplia, una huelga que va más allá de lo que se identifica como huelga laboral. Porque las mujeres participamos en todos los ámbitos de la vida y la huelga tiene que alanzar no solo el trabajo asalariado, también pararemos nuestro consumo, el trabajo doméstico y de cuidados, y nuestros estudios, para demostrar que sin nosotras ni se produce ni se reproduce”

En su argumentario, la huelga analiza cuatro ejes: economía, cuerpos, fronteras y violencias. Cada una de sus demandas sintetiza un profundo análisis y aporta reivindicaciones, generales y también muy precisas. Desde el “derecho a caminar por las calles sin miedo”, a la necesidad de acabar con la brecha salarial, pasando por la oposición a las leyes de extranjería o la apuesta por modelos comunitarios a la hora de organizar los cuidados. “Ideología”, acusan desde la ideología de lo establecido.

Es importante aclarar que todas las mujeres que quieran hacer huelga laboral, tiene derecho a hacerlo durante las 24 horas, pues los sindicatos, con los que las feministas vienen hablando desde octubre, han garantizado la cobertura legal. Unos convocando a una huelga de 24 horas -GCT, CNT, Confederación Intersindical. Otros –CCOO y UGT- llamando a paros parciales de dos horas por la mañana y por la tarde.

Huelgas, en plural

Así resumen las organizadoras, los modos de participar y contribuir este 8 de marzo. A ello hay que sumar, claro está, la asistencia a las manifestaciones que desbordarán las calles de nuestras ciudades, cuyo recorrido se definirá en próximos días.

HUELGA DE CUIDADOS

Queremos parar de cuidar, pero, por otro lado, también queremos reivindicar los cuidados en sí mismos. Queremos parar para que los cuidados no recaigan solamente en nosotras.
Algunas cosas que podemos hacer:
• Hablar con las personas de tu entorno, amig@s, familia, sobre cómo distribuir el trabajo de cuidados y doméstico de forma equitativa, a partir de la semana del 8.
• Organizar el cuidado colectivo de las y los pequeños para el día 8.
• No encargarte el día 8 de las tareas domésticas: cocinar, limpiar, lavar, tender, planchar, etc.

HUELGA LABORAL

Una huelga laboral significa no realizar el trabajo asalariado en empresas, comercios, fábricas, servicios públicos de salud, educación, cuidados, educativos. Como si durante esta jornada desapareciéramos físicamente de todos esos espacios que ocupamos.
Podemos hacer:
• Campañas en los centros de trabajo, explicando las razones de la huelga, debatiendo sobre la situación laboral de las mujeres en tu sector, haciendo asambleas y reuniones informativas sobre la huelga por parte de los comités de empresa y las secciones sindicales.
• Infórmate de las cuestiones legales.
• Si eres trabajadora del hogar, migrante sin papeles, empleada de un pequeño comercio y no puedes parar ese día también puedes organizar actividades para dar a conocer la huelga.

HUELGA DE CONSUMO

Queremos parar de consumir, parar los mercados de nuestros barrios y pueblos. También queremos construir estrategias de consumo alternativo, que respeten nuestros derechos y nuestras vidas.
Estas son algunas ideas que podemos seguir:
• Proponemos no comprar ni consumir ningún producto o servicio, más allá de los imprescindibles para la supervivencia de ese día (electricidad, transporte, agua, etc.)
• Evitar el consumo en comercios donde las mujeres se encuentren en unas malas condiciones laborales y vitales. Queremos que se respeten los derechos de las trabajadoras. Sabemos que con dejar de consumir un día no realizamos un gran cambio, por eso durante todo el mes de marzo invitamos a realizar un consumo consciente y sostenible.

HUELGA ESTUDIANTIL

Queremos parar en los colegios, institutos y universidades; porque la enseñanza en todas sus etapas es el principal espacio de socialización en el que se reproduce el actual sistema capitalista y patriarcal y está muy lejos de ser un espacio en el que se crece en equidad e igualdad social.
¿Cómo proponemos hacerlo?
• No asistir a clase el día 8 de marzo. ¿Tienes un examen o una clase en la que controlan asistencia? Recuerda que tienes derecho a la huelga: habla con el equipo directivo de tu insti y con el equipo rectoral de tu uni para solucionarlo.
• Organiza acciones y pasacampus para el día de huelga. Informa y debate sobre la situación de las mujeres estudiantes: cuestionamiento, humillación, invisibilización, acoso en las aulas, etc.

Foto: AmecoPress.
— -
Pie de foto: rueda de prensa, de izquierda a derecha: Julia Santos, Henar Sastre, Justa Montero y Sara Naila
— -
Estado Español – Feminismo – Movimiento feminista – 8 de marzo – Convocatoria. 08 feb. 18. AmecoPress.




AmecoPress, Información para la igualdad. Premio Accésit Ministerio de Industria 2007 - Plan Avanza.
Se ofrece información gratuita a los medios de comunicación. Se permite la reproducción de todos los contenidos citando la fuente e informando de su publicación a Amecopress. Copyright 2007.
Plaza Juan Zorrilla 2, primero. 28003 Madrid. Tel-fax: 91 319 08 52.
Web: www.amecopress.net
Email dirección: direccion@amecopress.net
Email administración: administracion@amecopress.net
Email redacción: amecopress@amecopress.net

Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Espacio privado | SPIP
Proyecto subvencionado por las siguientes instituciones: