Domingo, 18 de noviembre de 2018.

Noticias

Argentina: Cuando la TV y las redes sociales hablan de acoso sexual y feminismo

No es que la televisión se esté valiendo de las referentes feministas para saciar su voracidad, más bien son las feministas quienes están aprovechando esa maquinaria para hacerse oír

Internacional, Medios de Comunicación, Feminismo, Comunicación y género, Televisión y radio, Acoso sexual, Violencia sexual, Redes sociales, Buenos Aires, Martes 6 de febrero de 2018, por Norma Loto


Buenos Aires, 06 feb. 18. AmecoPress/SEMlac.- A veces la alianza menos pensada puede acercar la transformación. De los medios de comunicación, y sobre todo de la televisión, se puede afirmar que son parte de la maquinaria que alimenta al patriarcado, pero en la semana que pasó la TV argentina se corrió de sus estándares para dar lugar a voces feministas.

Nada fue casual, sino que todo obedeció a un proceso que viene marchando desde hace décadas. Sucede que muchas mujeres hoy se animan a romper el silencio y, así como sucedió con el #MeToo o el recientemente presentado en España, Caja de Pandora, en Argentina ya desde 2016 se viene denunciando a músicos que habían abusado de sus seguidoras.

Desde fines de 2017 son muchas las que han salido a repudiar el acoso de periodistas, conductores de tv, galanes de telenovelas o dichos condenables como el del cantante y compositor Cacho Castaña, quien afirmó: "si la violación es inevitable, relájate y goza".

Así un día llegó el feminismo a los programas de gran audiencia de la pantalla chica. Pero, no es que la televisión se esté valiendo de las referentes feministas para saciar su voracidad, más bien son las feministas quienes están aprovechando esa maquinaria para hacerse oír.

Para entender este momento de la TV y del feminismo, SEMlac dialogó con la profesora titular de la Universidad Nacional de La Plata y especialista en medios de comunicación, redes sociales y feminismo, Claudia Laudano.

La experta considera que "lo que ha ocurrido esta semana en torno a debates feministas vinculados al acoso y al abuso sexual en la esfera televisiva, a la vez que sobre núcleos básicos del feminismo, precisa ser analizado como un fenómeno no solo de mediatización de las discusiones, ya que fue acompañado y sostenido por una intensa viralización en las redes, de la que se habla muy poco".

Por conveniencia o por convicción, el programa que puso en agenda de la opinión pública al feminismo es "Intrusos", que lleva 18 años en la pantalla argentina y trasmite la señal América Tv.

Jorge Rial es el conductor de este producto televisivo, que trata sobre escándalos de la farándula nacional y se trasmite de 14 a 16 horas.

En tantos años de presencia en la pantalla, el conductor ha sembrado amores y odios, y por eso algunas personas empezaron a cuestionar su verdadero interés de llevar a referentes feministas a su programa, a lo que él respondió a través de un twit: "Hoy soy esto. Ayer fui otra cosa. Se llama evolución. Molesta. Perdón".

Laudano analiza la importancia de circulación de las discusiones feministas en programas de la farándula local y subraya que "las audiencias de algunos de estos programas de la farándula local son masivas y, salvando las distancias, se pueden equiparar a las movilizaciones callejeras más numerosas de las mujeres argentinas". Por eso, "aún con sus limitaciones" es una oportunidad de "crear sentido masivo al feminismo".

Es necesario referir las declaraciones de la actriz Araceli González, quien había afirmado en un programa televisivo: "No soy feminista. Las respeto muchísimo, pero tengo un hijo varón precioso y un marido hermoso, y respeto mucho a los hombres también".

Fue una afirmación desafortunada que "aportó al malentendido que demoniza a las feministas como ’odiadoras’ de hombres y de inmediato desencadenó una de las ciberacciones más significativas de los últimos tiempos en las redes sociales.

Desde el hashtag #SoyFeminista en Twitter se registraron múltiples relatos de autodefinición feminista en la actualidad, muchos en clave genealógica, que posicionaron el debate en el primer puesto de los trending topics por más de siete horas.

"La repercusión de esta acción ciberfeminista, de la que participaron más de 20.000 cuentas con un alcance potencial a millones en la plataforma, enseguida generó la convocatoria a otras feministas a los medios, para desarrollar aspectos del ideario básico feminista, en el marco de las denuncias de acoso y abuso sexual en los medios locales, que por otro lado encontraron en el transcurso de los días una escucha propicia para salir a lo público", destaca la especialista.

No es fácil decodificar lo que está sucediendo con la TV y el feminismo, ya que para muchas es como abrazar lo que antes se despotricaba. Por ello, Claudia Laudano propone analizar desde dos caras:

"Por un lado, resulta un negocio rentable para las empresas periodísticas. No obstante, es imposible predecir hasta dónde llegará la apertura para visibilizar las denuncias por situaciones de violencia y los movimientos en pro de equidad de oportunidades para las trabajadoras del medio.

"Por otro lado, es innegable que amplió la llegada potencial de las discusiones feministas a otros sectores sociales durante cinco días consecutivos".

Laudano aclara que no se refiere solo a las audiencias cautivas del programa, sino "a las múltiples formas de reproducción de estos materiales en internet, desde las visualizaciones en Youtube, donde algunos videos obtuvieron entre 10.000 y 50.000 visitas en pocos días, y la publicación de fragmentos de emisiones en incontables muros y tuits que no cesan de ser compartidos y comentados".

La marca feminista en la pantalla chica fue tan poderosa que consiguió que Rial anunciara que dará lugar a un nuevo debate televisivo sobre la legalización del aborto, práctica que es un derecho en Argentina cuando es un peligro para la salud o la vida de la mujer, o en los casos de violaciones.

Según datos de 2012 proporcionados por el Ministerio de Salud, durante los últimos 30 años, las complicaciones derivadas de abortos practicados en condiciones de riesgo han sido la primera causa de mortalidad materna y han representado un tercio del total de esas muertes.

Esta es la verdad, entonces será bienvenido que la televisión deje de lado los relatos que no ayudan a salvar las vidas de las mujeres.

"Este debate cuenta por décadas con una trayectoria intensa en la sociedad, a cargo del feminismo y articulado de modo federal desde hace 13 años por la Campaña Nacional por el Aborto legal, seguro y gratuito, que participará en breve de esa discusión en el programa.

"Este anuncio generó una repercusión inmediata en las redes sociales, que instalaron una vez más el hashtag #AbortoLegalYa como primera tendencia en Twitter durante dos días consecutivos, a lo que se sumó una encuesta lanzada por el mismo programa televisivo, cuyos resultados en pocas horas mostraron un rotundo posicionamiento a favor de la legalización del aborto (al cierre de esta edición, habían votado 100.905 usuarios: 83 % a favor y 17 % en contra de la legalización).

"En estos casos, mediatización y viralización de discusiones funcionaron de manera difícil de separar, si es que una quiere ver estos fenómenos a la luz de los cambios contemporáneos de la participación en las redes sociales, que siempre habilitan un número mayor de voces que los medios, pues en las redes retumban dichos debates y los expanden. Y por si fuera poco, todo esto acontece en el proceso organizativo en marcha para el día internacional de las mujeres, con un paro mundial", concluye la especialista.

Foto: Archivo AmecoPress. Claudia Laudano, profesora titular de la Universidad Nacional de La Plata.

— -

Internacional – Medios de Comunicación – Comunicación y género – Televisión y Radio – Redes Sociales – Acoso sexual – Violencia sexual – Feminismo. 06 feb. 18. AmecoPress.




AmecoPress, Información para la igualdad. Premio Accésit Ministerio de Industria 2007 - Plan Avanza.
Se ofrece información gratuita a los medios de comunicación. Se permite la reproducción de todos los contenidos citando la fuente e informando de su publicación a Amecopress. Copyright 2007.
Plaza Juan Zorrilla 2, primero. 28003 Madrid. Tel-fax: 91 319 08 52.
Web: www.amecopress.net
Email dirección: direccion@amecopress.net
Email administración: administracion@amecopress.net
Email redacción: amecopress@amecopress.net

Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Espacio privado | SPIP | POLÍTICA DE PRIVACIDAD Y COOKIES
Proyecto subvencionado por las siguientes instituciones: