Martes, 21 de noviembre de 2017.

Noticias

Bruselas no puede ocultar el acoso sexual bajo la alfombra

Internacional, Legislación, Legislación y género, Política y género, Violencia de género, Acoso sexual, Violencia sexual, Madrid, Martes 31 de octubre de 2017, por Redacción AmecoPress


Madrid. 31 de octubre. 17. AmecoPress/Observatorio EWL. La cantidad de testimonios que siguieron después de las acusaciones de abuso sexual y hostigamiento contra Harvey Weinstein sorprendió a muchos. Para aquellos de nosotros que llevamos décadas haciendo campaña contra el acoso sexual, es un llamado a la acción.

El acoso sexual no es solo un problema en Hollywood. Es una de las formas más generalizadas de violencia contra las mujeres en la Unión Europea. En la mayoría de los casos, permanece invisible, a menudo no se informa y se trivializa. Esto no es nada nuevo. Una encuesta de 2014 de la Agencia de Derechos Fundamentales descubrió que más de la mitad de las mujeres que viven en la Unión Europea han sufrido acoso sexual al menos una vez desde la edad de 15 años. Los incidentes de acoso sexual, según el estudio, son más comunes entre las mujeres gerentes o profesionales, como abogados y doctores. La vergonzosa verdad es que ningún lugar de trabajo o espacio público está completamente libre de acoso sexual. El sexismo y el abuso son estructurales y generalizados, y se usan como un medio para humillar y subordinar a las mujeres donde trabajan.

No debe sorprender que esto sea cierto para las mujeres en las instituciones de la Unión Europea. Bruselas ha introducido políticas para combatir el acoso sexual, pero no ha prestado suficiente atención para que las mujeres se sientan lo suficientemente seguras como para presentarse e informar los casos de abuso. Las mujeres, lamentablemente con razón, sienten que no existen mecanismos reales para garantizar que los perpetradores sean castigados adecuadamente. Peor aún, a menudo sienten que las consecuencias de informar un incidente serán peores para la víctima que para su agresor. La participación plena de las mujeres en la sociedad y la fuerza de trabajo -sin mencionar su plena participación en la construcción del futuro de Europa- requiere cero tolerancia hacia la violencia en todas sus formas, incluido el acoso sexual.

Si el plan del presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker para aumentar el número de mujeres en puestos de toma de decisiones al 40 % para 2020 es tener éxito, se necesita un cambio cultural en Bruselas. Tomar medidas y responsabilizar a los perpetradores no debe ser simplemente un ejercicio de RP o control de daños.

Este año fue nombrado el "Año europeo de la acción enfocada para combatir la violencia contra las mujeres", un evento marcado por la firma por la UE del Convenio de Estambul para prevenir y combatir la violencia contra las mujeres.
La participación plena de las mujeres en la sociedad y la fuerza de trabajo -sin mencionar su plena participación en la construcción del futuro de Europa- requiere cero tolerancia hacia la violencia en todas sus formas, incluido el acoso sexual.

La legislación de la UE establece claramente que el acoso sexual constituye una discriminación por razón de sexo y, por lo tanto, está prohibido. Sus instituciones deben mantener los estándares más altos posibles cuando se trata de respetar las leyes que ellos mismos proponen.

El Lobby Europeo de Mujeres apoya plenamente la petición de los eurodiputados de una auditoria externa de las políticas de acoso sexual y la infraestructura para tratar las denuncias en el Parlamento Europeo. Todas las instituciones, agencias y delegaciones de la UE deberían realizar auditorias similares, y deberían adoptar códigos de conducta y planes de acción para abordar y prevenir el sexismo, el lenguaje sexista y el comportamiento inapropiado en el lugar de trabajo.

Ninguna persona con un historial de comportamiento violento, incluida la ciberviolencia, debe tener acceso a puestos de toma de decisiones dentro de nuestras instituciones. También deberían existir pautas claras que prohíban el uso de la pornografía en el trabajo y la compra de sexo, por ejemplo. Los perpetradores deben saber que habrá consecuencias por sus acciones. Las instituciones, al menos, necesitan crear una infraestructura efectiva de informes y soporte, así como también crear informes anuales para hacer un seguimiento y seguimiento de los casos.

También debe haber una mayor transparencia sobre las políticas de acoso sexual entre todo el personal y las partes interesadas. La capacitación periódica sobre estas políticas y las mejores prácticas debería ser obligatoria para todo el personal en todos los niveles de las instituciones. Se debe proporcionar capacitación especial al personal femenino a fin de crear espacios seguros para denunciar los casos de abuso y abordar las vulnerabilidades de las mujeres de los grupos minoritarios.

La UE también debería designar a un coordinador europeo para poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas, vinculado al trabajo del Departamento de Justicia de la Comisión sobre la igualdad de género. Esta persona sería directamente responsable de abordar los problemas dentro de las instituciones de la UE en consulta con las organizaciones de mujeres que apoyan a las víctimas de la violencia sexual.

Ya es hora de que la UE demuestre que no representará un comportamiento sexista. Las voces de las mujeres son demasiadas y demasiado ruidosas como para ignorarlas.

Fotos Archivo AmecoPress tomadas de Womenlobby.org.


Internacional - Política y género - Violencia de género - Acoso Sexual - Violencia sexual - Legislación y género; Madrid. 31 de octubre. 17. AmecoPress/Observatorio EWL.




AmecoPress, Información para la igualdad. Premio Accésit Ministerio de Industria 2007 - Plan Avanza.
Se ofrece información gratuita a los medios de comunicación. Se permite la reproducción de todos los contenidos citando la fuente e informando de su publicación a Amecopress. Copyright 2007.
Plaza Juan Zorrilla 2, primero. 28003 Madrid. Tel-fax: 91 319 08 52.
Web: www.amecopress.net
Email dirección: direccion@amecopress.net
Email administración: administracion@amecopress.net
Email redacción: amecopress@amecopress.net

Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Espacio privado | SPIP
Proyecto subvencionado por las siguientes instituciones: