Jueves, 21 de septiembre de 2017.

Noticias
El programa Miguéze’ ha impactado a dos mil 780 personas en ese país

Africanas de zonas rurales emergen como líderes

Con pequeños grupos de ahorro y préstamos, se están empoderando

Internacional, Economía, Empoderamiento, Mujeres rurales, Mujeres del mundo, Cd. de México, Jueves 6 de julio de 2017, por Gloria Analco


Cd. de México, 95 jul. 17. AmecoPrress/SemMéxico.- Las mujeres de zonas rurales de África están emergiendo como líderes y modelos a seguir, según ha destacado el Fondo para la Igualdad de Género de ONU Mujeres, que en 2016 echó a andar el programa Miguéze’.

Las mujeres agricultoras se están beneficiando con la conformación de grupos de ahorro y préstamos para hacer crecer sus negocios, para lo cual el Fondo de ONU Mujeres ha aportado una metodología que cada vez siguen más mujeres en África.

Por ejemplo, en la República de Benín, situada al oeste de África, ese programa está llevando a las mujeres a una mejor nutrición, desarrollo de negocios y a un manejo sostenible del suelo.

La agricultora Adja Rainatou, de 35 años de edad, había estado cultivando durante años maíz, soja, cacahuates y anacardos, pero ella dice que no tenía idea de si estaba logrando algún beneficio, pues la contabilidad no era su fuerte.

Después de unirse al programa de Miguéze’ aprendió contabilidad básica y teneduría de libros, y ya equipada con nuevas habilidades pudo ajustar los precios de sus cultivos y se esmeró más en aquellos que eran más rentables.

Desde su incorporación a un grupo, afirma haber experimentado un impacto económico positivo para su familia, además de que se ha producido más igualdad dentro de su hogar.

El programa Miguéze’ ha impactado a dos mil 780 personas en ese país, comienzo que se va extendiendo cuando las mujeres ven los beneficios que se obtienen al instrumentar esa metodología, además de que las reglas de los grupos de ahorro y préstamos son simples.

ONU Mujeres explicó que un grupo de 10 a 35 mujeres se unen para formar un grupo, las cuales eligen a la presidenta, secretaria y tesorera, y cada semana ponen sus ahorros en un fondo común.

Después de semanas o meses, cualquiera de los miembros puede pedir un préstamo y debe devolverlo en los siguientes tres meses, pagando una tasa de interés entre cinco y 10 por ciento.

Los préstamos son utilizados por las mujeres para invertir en sus negocios, los cuales se destinan a la compra de semillas, ganado y herramientas que les permiten aumentar la productividad.

La bolsa que se obtiene con los intereses del préstamo es dividida entre los miembros del grupo, la cual reinvierten, y no se requieren garantías de activos para obtenerlos, muy favorable para aquellas agricultoras que carecen de tierras o activos.

Algunos grupos también inician fondos de solidaridad con los ahorros de cada miembro, los cuales son utilizados para emergencias.

“He recibido una donación del fondo de solidaridad para mi cirugía de fibromas. Me hospitalizaron por una semana”, dijo Akakpo Cécile de Savalo.

En otro caso, un grupo decidió utilizar el fondo de solidaridad para pagar las cuotas escolares del hijo de Atchade Kassim, que había sido expulsado de la escuela.

Mouniratou Djiman, miembro de unos de los grupos de ahorro y préstamos, dijo que a ella le gusta comprar soja cuando el precio se ha reducido y a continuación venderlo cuando el precio está arriba, cosa que antes de unirse al grupo no podía hacer por falta de dinero.

“Si quería un préstamo, me habría llevado meses para reunir todo el papeleo, y en el momento en que finalmente lo hubiera obtenido, seguro el precio de la soja habría subido y yo no hubiera sido capaz de lograr los beneficios suficientes para pagar el préstamo de interés tan alto, como están en los bancos”, explicó Mouniratou.

Los grupos de ahorro y préstamos, apoyados por los programas de ONU Mujeres, se componen generalmente de mujeres, pero en Benin han aceptado a algunos hombres.

Atchde Kassim, de 45 años de edad, criador de ovejas en Lougba, es uno de los pocos hombres beneficiarios y con un préstamo vacunó a sus ovejas para evitar enfermedades, construyó una pluma para protegerlos y como resultado de ello incrementó en 25 por ciento sus ingresos, con lo que fue capaz de enviar a sus 12 hijos a la escuela.

Foto: SemMéxico.

— -

Internacional – Economía – Mujeres del Mundo – Mujeres rurales – Empoderamiento. 05 jul. 17. AmecoPress.




AmecoPress, Información para la igualdad. Premio Accésit Ministerio de Industria 2007 - Plan Avanza.
Se ofrece información gratuita a los medios de comunicación. Se permite la reproducción de todos los contenidos citando la fuente e informando de su publicación a Amecopress. Copyright 2007.
Plaza Juan Zorrilla 2, primero. 28003 Madrid. Tel-fax: 91 319 08 52.
Web: www.amecopress.net
Email dirección: direccion@amecopress.net
Email administración: administracion@amecopress.net
Email redacción: amecopress@amecopress.net

Seguir la vida del sitio RSS 2.0 | Espacio privado | SPIP
Proyecto subvencionado por las siguientes instituciones: